Espacio

Las Perseidas y otros 10 fenómenos astronómicos de agosto que no te puedes perder

Disfruta de una tetera cósmica, una laguna resplandeciente y un eclipse solar parcial en los cielos de este mes.Thursday, August 2, 2018

Por Andrew Fazekas - National Geographic
Las estrellas recién nacidas de la nebulosa de la Laguna emiten cantidades de radiación enormes que hacen brillar el gas de hidrógeno circundante. Su brillo tenue y difuminado podrá distinguirse a simple vista el 8 de agosto.

Agosto ya está aquí y promete darnos muchos tesoros cósmicos: se prevé que el pico de la lluvia de meteoros anual más popular ocurra con cielos sin Luna y nos espera un desfile de planetas. Así que quítales el polvo a esos prismáticos y vuelve la vista hacia los cielos de este mes.

La Luna y Urano: 4 de agosto

El distante Urano, teñido de verde, será fácil de ver con prismáticos el 4 de agosto.

En las horas previas al amanecer, busca la luna en cuarto menguante, que te guiará hasta el planeta Urano. Esta pareja estará en lo alto del cielo del este sobre la medianoche, y para el amanecer ya estará en el sureste. Estarán separados por solo seis grados.

Urano brilla con una magnitud 5, de forma que está en el límite de la visibilidad sin ayuda de prismáticos o telescopios, pero con prismáticos será fácil de ver, incluso en cielos con contaminación lumínica. Este gigante helado tiene un tono verdoso característico e incluso los telescopios pequeños desvelarán su diminuto disco pese a encontrarse a 2.896 millones de kilómetros de la Tierra.

La Luna y Juno: 5 de agosto

Juno, un asteroide de 260 kilómetros de ancho, flotará entre las estrellas que componen la constelación Cetus el 5 de agosto.

La mañana del 5 de agosto tendrás una oportunidad perfecta para contemplar un asteroide del cinturón principal de asteroides gracias a su posición cerca de la Luna.

Juno es el undécimo asteroide más grande y uno de los más brillantes, con un brillo de magnitud 9,3. Así, la roca de 260 kilómetros de ancho será visible con prismáticos o telescopios pequeños mientras flota entre las estrellas que forman la enorme y tenue constelación de Cetus, la ballena. Juno aparecerá a unos cinco grados de distancia de la Luna.

La mejor manera de identificar y seguir a esta roca espacial gigantesca es observar el mismo campo estelar durante un par de noches: la «estrella» que se mueve es el asteroide.

La Luna y Aldebarán: 6 de agosto

La estrella naranja Aldebarán se emparejará con una luna en cuarto menguante el 6 de agosto.

Mira hacia el este en busca de la luna en cuarto menguante cuando salga en las horas previas al amanecer. La acompañará la estrella Aldebarán, de un vivo color naranja. Esta estrella de la constelación Tauro, el toro, aparecerá a solo cinco grados de la Luna. Mira atentamente con prismáticos entre ambos cuerpos para poder observar el cúmulo estelar de las Híades. A 178 años luz, este distintivo grupo de estrellas en forma de uve es uno de los cúmulos más próximos a la Tierra.

La tetera cósmica: 8 de agosto

Podrás trazar el asa, la tapa y la boquilla del distintivo patrón estelar de «la Tetera» el 8 de agosto.

La luna nueva del viernes noche será una ocasión perfecta para localizar la gran Tetera celeste, visible en el cielo del sur.

Este distintivo patrón estelar, ubicado en la constelación zodiacal de Sagitario, viene con asa, tapa y boquilla incorporadas y marca el corazón del centauro mitológico. Incluso el astrónomo observacional más experimentado necesitará imaginación para trazar la figura de un centauro, pero la forma de la Tetera es más bien fácil de distinguir.

Lejos de los cielos con contaminación lumínica, la Tetera parecerá estar inclinada, con «vapor» cósmico elevándose hacia el cielo. La pálida y difusa franja de luz arqueada de norte a sur es lo que conocemos como Vía Láctea, el brillo fantasmagórico del gas, el polvo y los miles de millones de soles que componen nuestra galaxia. Si miras en la dirección de la Tetera, estarás mirando hacia el centro de la galaxia, a más de 30.000 años luz.

En caso de que no puedas salir de una zona suburbana, puedes observar la Vía Láctea con prismáticos para buscarla sobre la Tetera. Es un tour celestial maravilloso.

La nebulosa de la Laguna: 8 de agosto

La nebulosa de la Laguna, una de las favoritas de los astrónomos observacionales de todo el mundo, hará su aparición en la constelación de Sagitario el 8 de agosto.

Sagitario ofrecerá otro espectáculo para quienes tengan prismáticos o telescopios: la gigantesca nube de gas conocida como la nebulosa de la Laguna. En cielos oscuros, el resplandor tenue y difuso de esta joya cósmica podrá distinguirse a simple vista.

La Laguna de tonos rojos y anaranjados, a 6.500 años luz de la Tierra, alberga un cúmulo de cientos de estrellas jóvenes en el núcleo. Estas estrellas recién nacidas de la nebulosa de la Laguna emiten cantidades de radiación gigantescas que hacen brillar el gas de hidrógeno circundante.

La nebulosa de la Laguna, también conocida como Messier 8, fue bautizada en el siglo XIX cuando se distinguió por primera vez con telescopio el surco oscuro y profundo que la atraviesa por el medio. Si contemplas la Laguna desde un lugar oscuro con un telescopio, podrás distinguir sus muchas más estructuras complejas, como los filamentos tenues y los nudos brillantes de gas, con cúmulos estelares repartidos en el interior y alrededor de la nube, que convierten a la nebulosa en uno de los objetivos favoritos de los astrónomos observacionales de todo el mundo

Eclipse solar parcial: 11 de agosto

Un eclipse solar parcial que durará tres horas y media embellecerá los cielos de las altas regiones árticas de Canadá, Groenlandia, Europa septentrional y el noreste de Asia.

El máximo del eclipse tendrá lugar a las 9:46 UT. La Luna dará un mordisco al Sol cuando este salga sobre el extremo noreste de Norteamérica a las 8:02 UT y se desplazará sobre el Atlántico norte, Islandia, partes de Europa septentrional y Rusia. La sombra de la Luna barrerá Mongolia, luego China y finalmente la península de Corea. Pekín será una de las ciudades más grandes desde las que se podrá presenciar este eclipse solar parcial. El máximo del eclipse ocurrirá allí a las 18:51 hora local, momento en el que estará cubierto el 23 por ciento del disco solar.

Pico de las Perseidas: 12 de agosto

Desde la noche del domingo 12 de agosto hasta las horas previas al amanecer del lunes 13 de agosto, busca una ráfaga de estrellas fugaces, pertenecientes a la lluvia de meteoros anual conocida como las Perseidas.

El pico de las Perseidas coincidirá con un cielo sin luna, así que se espera que el de este año sea un espectáculo magnífico. Encuentra un lugar donde tengas una vista despejada del cielo y colócate mirando hacia el noreste. En el campo, más oscuro, podrían verse de 60 a 100 meteoros por hora. Los meteoros rezagados de esta lluvia deberían ser visibles en los días anteriores y posteriores a la fecha del pico. No se necesitan prismáticos ni telescopios; la mejor forma de disfrutar del espectáculo es sentarse en una tumbona o sobre una manta y pedir tantos deseos como puedas.

La Luna y Júpiter: 16/17 de agosto

Durante dos noches consecutivas, podrás ver la luna en cuarto creciente pasando frente al resplandeciente planeta Júpiter.

La Luna y Saturno: 20 de agosto

Un Saturno amarillo se arrimará a la luna gibosa creciente el 20 de agosto.

La luna gibosa creciente estará en la constelación Sagitario, junto a Saturno, de color amarillo brillante. La pareja cósmica estará separada por solo cuatro grados, un espacio igual a unos ocho discos lunares. Como solo habrá pasado casi un mes desde la oposición del gigante gaseoso, todavía vale la pena contemplarlo con un telescopio.

La Luna y Marte: 22/23 de agosto

Marte y la Luna se emparejarán durante dos noches, el 22 y el 23 de agosto.

La Luna se emparejará con el planeta rojo durante dos noches en el cielo meridional a últimas horas de la tarde, una magnífica oportunidad fotográfica. La tormenta de polvo ya habrá envuelto Marte durante dos meses, de forma que puedes comprobar si el color del planeta es más amarillento debido a su atmósfera cargada de polvo, o si ha recuperado su tono normal, rojo anaranjado.

Mercurio madrugador: 26 de agosto

El planeta más interior trepará a lo alto del cielo nocturno oriental y será lo bastante brillante unos 45 minutos antes del amanecer local como para distinguirlo fácilmente a simple vista.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

 

Seguir leyendo