Espacio

La NASA capta el resultado de la colisión de dos galaxias espirales

Este impresionante anillo salpicado de agujeros negros aporta información sobre lo que ocurre cuando las galaxias como la nuestra sufren «accidentes». Martes, 11 September

Por Nick Lunn - National Geographic

A unos 300 millones de años luz de la Tierra, en las profundidades de las constelación de Volans, dos galaxias espirales han colisionado, dejando tras de sí un brillante anillo de agujeros negros y estrellas de neutrones.

Este choque cósmico dio como resultado una galaxia anular, llamada AM 0644-741, que quedó retratada en dos fotos y que ahora aparece en un estudio publicado recientemente en el Astrophysical Journal.

Cuando dos galaxias chocan, apenas se producen colisiones. Las estrellas y otros objetos de gran tamaño están tan dispersos que rara vez chocan entre sí durante una fusión como esta. Pero los efectos gravitatorios pueden empujar y redistribuir las galaxias de formas muy perceptibles.

«Tan pronto como vi las imágenes ópticas de galaxias anulares, me quedé hipnotizada. Son tan espectaculares que hacen que te preguntes cómo la naturaleza puede producir formas tan maravillosas», escribe en un email la coautora del estudio Antonella Fruscione, astrofísica del Observatorio Chandra de rayos-X.

En este caso, una galaxia más pequeña, posiblemente la que se encuentra en la esquina inferior izquierda de la imagen, atravesó por completo la AM 0644-741, creando una perturbación gravitatoria bajo la forma de una onda de densidad que atravesó el núcleo de la galaxia, como las ondas que crea una piedra cuando la tiras a un estanque.

«Estas ondas desplazan parte de la órbita de las estrellas hacia las regiones exteriores y, principalmente, exprimen el gas de la segunda galaxia y en las partes circundantes. Se produce un gas más denso que alcanza el punto en el que crea nuevas estrellas», explica por email la coautora del estudio Anna Wolter, astrónoma del INAF-Osservatorio Astronomico di Brera, en Milán, Italia.

Las estrellas existentes desplazadas, así como sus vecinas recién nacidas, se dispersaron y crearon la estructura circular de la galaxia anular, bautizada como Lindsay-Shapley por Eric Lindsay y Harlow Shapley, los astrónomos que la descubrieron en 1960.

El Observatorio Chandra de rayos-X captó las imágenes en rayos X y el telescopio espacial Hubble en luz óptica. Los puntos púrpuras brillantes que se ven en este GIF alrededor de la galaxia son fuentes de rayos X muy luminosas, sistemas binarios que, según las astrónomas, probablemente estén alimentados por agujeros negros de masa intermedia o estrellas de neutrones. Imágenes como estas pueden contribuir a resolver el misterio y aportar información útil para cuando la Vía Láctea colisione con nuestra gran vecina espiral Andrómeda en unos 4.000 millones de años.

«Recopilar muchas fuentes como estas nos ayudará a responder estas preguntas, y en última instancia a saber cómo nacen, viven y mueren las estrellas», explica Wolter.

Más allá de la parte científica, las imágenes provocan una sensación de asombro, hasta para quienes se ganan la vida estudiándolas: «Este tipo de imágenes son las que me condujeron a la astronomía de joven y siguen siendo la razón de que me emocione mi trabajo», afirma Fruscione.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

Seguir leyendo