Espacio

Las primeras imágenes de un agujero negro salen a la luz

Con un telescopio del tamaño del planeta Tierra, más de 200 científicos han logrado capturar la sombra de un agujero negro, que ha quedado retratado por primera vez en la historia.Wednesday, April 10, 2019

Por Cristina Crespo Garay - National Geographic
Los científicos han obtenido la primera imagen de un agujero negro en el centro de la galaxia M87. La imagen muestra un anillo brillante formado cuando la luz se curva en la gravedad intensa que rodea al agujero negro. Esta imagen tan esperada proporciona la evidencia más sólida hasta la fecha de la existencia de agujeros negros supermasivos y abre una nueva ventana para su estudio.

Hoy, la ciencia ha hecho historia una vez más. Más de 200 científicos se han reunido en Bruselas para hacer públicas las primeras imágenes jamás tomadas de un agujero negro. A más de 55 millones de años luz de la Tierra, el agujero se encuentra en la Galaxia Messier 87 y es 6.500 millones de veces más masivo que el Sol.

Las imágenes muestran una gigantesca estructura en forma de anillo con una región central oscura, la sombra del agujero negro, y una zona más “iluminada” en su parte baja, lo que los científicos achacan a un ligero movimiento de rotación.

“Los agujeros negros son objetos cósmicos extraordinarios con masas enormes pero tamaños extremadamente compactos”, afirman los investigadores en un comunicado. “La presencia de estos objetos afecta su entorno de manera extrema, deformando el espacio-tiempo y sobrecalentando cualquier material circundante”.

Dos años para revelar una fotografía

Tras más de dos años de recopilación de datos para poder sacar a la luz la instantánea, este hallazgo se enmarca en la línea de las expectativas que los investigadores suponían sobre los agujeros negros, por lo que estas imágenes son un hito científico que ya está dando la vuelta al mundo.

Hace un siglo, Albert Einstein ya formuló la teoría de la relatividad que predecía el tamaño y la forma que debía tener la sombra de un agujero negro. Hoy, esta teoría queda demostrada.

El descubrimiento ha sido posible gracias a Event Horizon Telescope (EHT), un conjunto a escala planetaria de ocho radiotelescopios terrestres que fue diseñado gracias a la colaboración internacional con el objetivo de capturar por primera vez estas insólitas imágenes de un agujero negro.

Diversas ruedas de prensa coordinadas en todo el mundo han revelado la primera evidencia visual directa de un agujero negro supermasivo y su sombra. Publicado en The Astrophysical Journal Letters, el hallazgo de el EHT “es el resultado de años de colaboración internacional, y ofrece a los científicos una nueva forma de estudiar los objetos más extremos en el Universo predichos por la relatividad general de Einstein durante el centenario del experimento histórico que confirmó la teoría por primera vez”, afirman los investigadores en un comunicado.

"Si estamos inmersos en una región brillante, como un disco de gas brillante, esperamos que un agujero negro cree una región oscura similar a una sombra, algo predicho por la relatividad general de Einstein que nunca hemos visto antes", explicó el presidente del Consejo de Ciencia de EHT, Heino Falcke, de la Universidad de Radboud, en Países Bajos. "Esta sombra, causada por la inclinación gravitacional y la captura de luz por el horizonte de eventos, revela mucho sobre la naturaleza de estos objetos fascinantes y nos permitió medir la enorme masa del agujero negro de M87".

¿Cómo pueden tomarse fotos sin luz?

Un agujero negro se halla en la más completa oscuridad, ni siquiera la luz puede escapar de él, por lo que la sombra de este agujero es lo único que puede captarse en las imágenes. Gracias a una técnica denominada interferometría de muy larga base, que sincroniza telescopios situados por todo el planeta, se aprovecha la rotación de la Tierra para crear un gigante telescopio virtual con una sensibilidad y resolución sin precedentes que crea la imagen a través de ondas de radio.

El trabajo anunciado hoy representa la culminación de décadas de trabajo apoyado por el Consejo Europeo de Investigación (ERC), la Fundación de Ciencia Nacional de los Estados Unidos (NSF) y otros organismos de financiación de Asia Oriental.

Varios astrónomos españoles han participado en este descubrimiento, como José Luis Gómez, el investigador del CSIC en el Instituto de Astrofísica de Andalucía que ha desarrollado uno de los tres algoritmos utilizados para la reconstrucción de las imágenes.

"Hemos logrado algo que se presume que es imposible hace solo una generación", afirma en el comunicado Sheperd S. Doeleman, del Centro de Astrofísica Harvard & Smithsonian. "Los avances en tecnología, las conexiones entre los mejores observatorios de radio del mundo e innovación han logrado que todos los algoritmos se unan para abrir una ventana completamente nueva sobre los agujeros negros”.

Carlos Moedas, Comisario de Investigación de la Comisión Europea, concluía la rueda de prensa haciendo alusión al papel de Europa, que pretende continuar siendo líder en el estudio de la ciencia, así como centrarse en unir con gran orgullo a las personas en este proyecto único y esperanzador.  “Este logro es un motivo para seguir soñando”.

Seguir leyendo