Espacio

Cinco misterios sin resolver del universo

Por Redacción National Geographic

1 de abril de 2016

Ahora que los físicos han observado directamente las ondas gravitacionales, aún quedan muchas preguntas fundamentales del universo por responder.

Os desvelamos los misterios del universo que los científicos no has sido capaces de resolver aún.

¿De qué está hecho el Universo?

Durante siglos, los humanos han mirado a la galaxia y han observado el interior de los átomos. Sin embargo, todo lo que se ha visto no representa ni el cinco por ciento del total del universo. Todavía seguimos buscando el resto.

Se cree que alrededor del 27 por ciento del universo es materia oscura, una sustancia fantasmal que no emite ni refleja la luz. Los astrónomos están seguros de que existe, y de hecho la galaxia no se habría formado sin ella.

Nadie sabe a ciencia cierta qué es la materia oscura. Podría estar compuesta de hipotéticas partículas llamadas partículas masivas de interacción débil, o WIMPs, o de neutrinos estériles. Sin embargo, los investigadores están esperando detectar los diminutos destellos de luz que los átomos producen cuando las partículas de materia oscura chocan contra ellos.

Si la materia visible y la oscura combinadas representan el 32 por ciento del universo, ¿de qué está formado el otro 68 por ciento? De una fuerza omnipresente que es conocida como energía oscura.

Para explicar la expansión de la aceleración del universo, la teoría actual sostiene que el universo debe estar dominado por una fuerza gravitacional que repele. Esta fuerza, a la que hacemos llamar energía oscura, probablemente tiene algo que ver con el contenido energético del espacio vacío, una "constante cosmológica" que en su día “inventó” Einstein en un esfuerzo, que ahora resulta irónico, por demostrar que el universo no se expande.

Los astrónomos están muy ocupados explorando el espacio como para tener tiempo de medir la magnitud de la energía oscura. El cómo funciona en realidad sigue siendo una incógnita.

¿Por qué la gravedad resulta tan extraña?

De las cuatro fuerzas fundamentales del universo, la gravedad es sin duda el “bicho” más raro, ya que no hay una buena explicación a por qué es trillones de veces más débil que el electromagnetismo o las fuerzas que mantienen unidos los núcleos de los átomos. ¿Por qué puede un simple imán de nevera desafiar la gravedad de un planeta entero?

Los teóricos tienen algunas ideas. Uno de los esfuerzos a lo largo de la historia ha sido el tratar de conciliar la relatividad -que describe la gravedad como consecuencia de la curva el espacio-tiempo- con la mecánica cuántica, atribuyendo la gravedad a los campos de partículas llamadas gravitones. O tal vez la gravedad es tan fuerte como las otras tres fuerzas juntas, pero su influencia se filtra en dimensiones extra.

¿Estamos solos? ¿Dónde está el resto?

La búsqueda constante de ET nos ha proporcionado algunas pruebas bastante evidentes que sugieren que hay vida más allá de la Tierra, pero es posible que tengamos que ampliar nuestra definición de "alien".

Por un lado, los astrónomos han descubierto miles de exoplanetas que orbitan alrededor de estrellas lejanas, permitiendo que algunos estimen que nuestra galaxia alberga miles de millones de planetas potencialmente habitables similares a la Tierra. Otros han argumentado que las normas básicas del universo, es decir, la combinación de energía y temperatura conlleva inevitablemente a la aparición la vida.

Pero si las condiciones de vida son tan propicias, ¿por qué no hemos tenido señales de vida extraterrestre? Este problema, llamado la paradoja de Fermi, ha desatado todo tipo de explicaciones. Tal vez los extraterrestres incluyan a la Tierra dentro de un área salvaje e inhóspita. O tal vez la evolución incluye una "gran filtro" que corta civilizaciones espaciales de raíz.

Algunos científicos y filósofos han llegado a sostener que la vida biológica es transitoria, y que las formas de vida dominantes en el universo son los robots superinteligentes, que vivirían en zonas más frías y oscuras del universo donde no hemos estado buscando. Y tal vez estos robots no están dispuestos a hablar con nosotros, ya que somos seres relativamente primitivos.

¿Esta nuestro universo solo?

Del mismo modo que parece poco probable hacer amigos con otras formas de vida en la Tierra, algunos aspectos fundamentales del universo se sustentan en valores sospechosamente convenientes -un modelo llamado el problema de la naturalidad-.

El tamaño abrumador de todo el universo garantiza la existencia de planetas similares a la Tierra, siendo una cuestión de probabilidad. Siguiendo esta línea de pensamiento, algunos físicos sostienen que, como la Tierra se encuentra entre otros  planetas, nuestro universo es uno de los muchos que hay, pero que el nuestro pasa a tener las condiciones que nos permiten existir. De lo contrario, no estaríamos aquí para estudiar y escribir sobre ella.

Los defensores de este modelo multiverso afirman que explica perfectamente la habitabilidad de nuestro universo, pero a muchos científicos les resulta irritante este razonamiento.

Seguir leyendo