Espacio

Japón pierde el contacto con su nuevo telescopio espacial

Por Nadia Drake

Japón ha perdido el contacto con su telescopio espacial más nuevo. La nave espacial, que llevaba un instrumento de la NASA, intentaba estudiar el universo de alta energía en rayos X y rayos gamma, y observar algunos objetos como los agujeros negros supermasivos y los cúmulos de galaxias.

Las observaciones de los radares indicaron que Hitomi, que despegó el 17 de Febrero hastía la órbita baja de la Tierra, está en al menos cinco pedazos y una gráfica de su órbita reveló un cambio dramático el Sábado, cuando la nave perdió el contacto con la Tierra.

Lo que significa, dice el astrofísico Jonathan McDowell, que ha ocurrido algún tipo de “suceso energético”- algo más que un simple fallo en las comunicaciones.

“La pérdida de comunicación y la suma del cambio de órbita y la detección de cinco pedazos de restos por parte del radar, es mucho peor que simplemente perder la comunicación,” twiteó McDowell, del “Harvard-Smithsonian Center” de astrofísica.

No está exactamente claro lo que ha pasado a bordo del Hitomi. Los científicos están estudiando la situación y la Agencia Espacial Japonesa “JAXA” informa que ha tenido un goteo de señales de la nave. Esto quiere decir que es posible que las cinco piezas detectadas por el radar sean cosas como el aislamiento, más que grandes trozos de restos resultantes de una explosión catastrófica; también es posible que la nave se esté tambaleando, dice McDowell, y que las señales del Hitomi se están precipitando periódicamente a través de la Tierra.

Puede que, a pesar de las malas noticias, la nave aún no esté perdida.

“Verdaderamente aún no he perdido la esperanza,” dice McDowell, señalando que al igual que en el pasado, ha habido situaciones malas en el espacio que se han resuelto con éxito. “Perdimos el contacto con SOHO durante meses y lo recuperamos por completo. ALEXIS tiene un panel solar que se rompió y perdió y estaba dando tumbos, pero aprendieron como volarlo y un par de meses después comenzó una misión científica. Así que es un largo disparo- y me niego a ponerle un número a la probabilidad- porque hay precedentes de cosas que estaban así de mal y se volvieron satisfactorias.”

JAXA no es ajeno a las segundas oportunidades. A finales del año pasado, la Agencia Espacial Japonesa se las arregló para situar su nave Akatsuki en órbita alrededor de Venus, después de fallar en su primer intento. Cuando se intentó por primera vez que Akatsuki orbitase alrededor de la hermana de la Tierra, se rompió una válvula y la nave fue enviada a un largo viaje de 5 años por el Sistema Solar. Pero finalmente, Akatsuki alcanzó su objetivo y se deslizó entre las garras gravitatorias de Venus.

¿La moraleja de la historia? El espacio es duro. Las cosas van mal. Pero si no se intentan, nunca tendremos éxito.

 

Seguir leyendo