Espacio

La Tierra, más nítida que nunca en estas nuevas imágenes tomadas por satélite

Las primeras imágenes en alta resolución de un avanzado satélite meteorológico muestran nuestro dinámico planeta al detalle.

Por Alexandra E. Petri

12 de enero de 2017

Prepárate para ver nuestro planeta desde una perspectiva totalmente nueva gracias a estas impresionantes fotos de la Tierra tomadas por un satélite meteorológico de nueva generación.

El satélite GOES-16 es el más reciente de una serie de sondas de monitorización controladas por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica estadounidense (NOAA, por sus siglas en inglés). Tras su lanzamiento en noviembre, el satélite se encuentra actualmente observando nuestro mundo desde una distancia de más de 35.000 kilómetros sobre la superficie terrestre.

 

La sonda ha enviado la primera serie de imágenes desde su dispositivo Advanced Baseline Imager, que muestran la Tierra y nuestra atmósfera con un extraordinario detalle.

“El GOES-16 es incluso mejor de lo que nos imaginábamos”, afirma Steve Goodman, el encargado del programa del satélite en la NOAA.

El generador de imágenes del satélite puede producir nítidas fotografías de un hemisferio entero, cuadruplicando la resolución de otros satélites GOES. Los nuevos y rápidos dispositivos pueden también obtener una imagen completa de Estados Unidos cada cinco minutos y una imagen completa de la Tierra cada quince minutos.

Entre otros avances se incluyen un instrumento que mapea los rayos, lo que supone una “capacidad operativa totalmente nueva, así como instrumental de medición de meteorología espacial con mucha más sensibilidad que el instrumental actual”, explica Goodman.

Los científicos podrán utilizar imágenes y otra información recogida por el satélite para mejorar el seguimiento meteorológico, las previsiones y las alertas, incluyendo un mejor seguimiento a nivel local de las tormentas, los huracanes, los incendios, las tormentas de arena o las erupciones volcánicas, entre otros.

“Todos estos dispositivos harán que la información sea más precisa y oportuna, lo que permitirá que los meteorólogos aumenten la exactitud tanto de las previsiones como de las alertas”, afirma Goodman. Esto, a su vez, debería llevar a mejorar los modelos que sirven para entender el dinamismo de nuestro planeta.

“El nuevo GOES-16 y los datos siguientes se integrarán en modelos de previsión y, cuando los modelos de la próxima generación aumenten su resolución, precisión y exactitud, aparecerá una demanda para poder seguirles el ritmo en la observación, monitorización y predicción de impactos meteorológicos”.

Seguir leyendo