Espacio

Montañas flotantes en Plutón - No puedes inventarte estas cosas

Nuevas evidencias revelan cinco cosas aparentemente imposibles sobre el planeta enano.

Por Nadia Drake

9 de noviembre de 2015

Para ser un planeta tan pequeño, Plutón presenta gran variedad de rasgos distintivos, incluyendo fluidos glaciares, curiosos terrenos llenos de cráteres, cielos brumosos y paisajes multicolor. Ahora los científicos de la misión New Horizons han desvelado que el lejano planeta enano es más extraño de lo que pensaban, con lo que parecen volcanes de hielo, montañas flotantes y lunas con comportamientos extraños.

Los científicos presentaron estos nuevos datos obtenidos por la nave New Horizons, la cual sobrevoló Plutón en julio, el lunes en la reunión anual de la Division for Planetary Sciences, y los datos muestran que Plutón no es lo que la gente esperaba.

El equipo se lleva un "sobresaliente en exploración" y un "suspenso en habilidades premonitorias", dijo Alan Stern, principal investigador de New Horizons. "El sistema de Plutón nos está desconcertando."

Volcanes de hielo

Dos cráteres cerca del polo sur de Plutón podrían ser calderas volcánicas cubiertas de hielo. Los hoyos se encuentran en las cimas de dos enormes montañas, el Monte Wright y el Monte Piccard. Cada montaña tiene una altura de un par de millas (varios kilómetros) y al menos 60 millas (100 kilómetros) de ancho, parecidas en forma y tamaño a los volcanes de Hawai. Pero en lugar de ardiente lava, los volcanes de Plutón escupen hielo, puede que nitrógeno, monóxido de carbono o un lodo líquido proveniente de un océano subterráneo.

Jeff Moore del Ames Research Center de la NASA dijo durante una conferencia que el equipo todavía no está preparado para afirmar que se trate realmente de volcanes, “pero parecen muy sospechosos”.

Si son reales, serían los primeros volcanes encontrados en el sistema solar exterior. Y aunque el equipo tiene intención de confirma el descubrimiento con datos adicionales, algunos miembros ya están bastante convencidos.

“Cuando ves una gran montaña con un agujero en la cumbre, por norma general quiere decir una cosa,” dice Oliver White, también de la NASA Ames. “Estoy teniendo dificultades para no ver esos volcanes.”

Anárquicas montañas flotantes

Las montañas de Plutón puede que sean mas bien como icebergs en el océano que como montañas en la Tierra. Compuestas de hielo que proviene de agua, estos grandes bloques de material probablemente se encuentren flotando sobre un mar de hielo de nitrógeno, según ha desvelado Moore. En algunas regiones, estas montañas son tan grandes como Las Rocosas pero aun así son capaces de flotar sobre los hielos más densos de nitrógeno y monóxido de carbono. “Incluso las montañas más grandes de Plutón podrían estar flotando,” dijo Moor durante su presentación. “El sistema de Plutón nos está confundiendo.”

Cerca del margen occidental del campo de hielo conocido como La Planicie de Sputnik, láminas gigantes de hielo de agua pueden fracturarse y reorganizarse, creando lo que Moor llama “un terreno anárquico.” Un revoltijo de bloques angulares, algunos llegando a los 40 kilómetros de longitud y 5 kilómetros de altura, forman montañas que se alzan caóticamente junto a la uniforme y joven planicie. Nuevos análisis sugieren que la Planicie de Sputnik podría tener tan solo 10 millones de años. Básicamente “ha nacido ayer,” dijo Stern. “Que estos pequeños planetas puedan estar activos a gran escala, billones de años después de su formación, es un gran descubrimiento.”

Enormes fracturas, un océano enterrado

Algunas partes de la superficie de Plutón, como la Planicie de Sputnik, son increíblemente lisas. Otras están curiosamente llenas de cráteres o se parecen a la versión alienígena de la piel de serpiente. Algunas regiones están dividas por enormes fracturas, como por ejemplo la Fosa de Virgil, al oeste de la Planicie de Sputnik. Esas fracturas parecen haberse formado cuando Plutón se expandió y su corteza se quebró, puede que sean simplemente eso. “Un océano que lentamente se enfría y congela provocaría expansiones,” explicó Bill McKinnon de la Universidad de Washington en St. Louis. Si la corteza de Plutón esconde un océano enterrado – como creen los científicos- entonces al congelarse lentamente el océano crece, provocando tensiones en la corteza de Plutón que creen esas enormes grietas.

Una atmósfera pequeña y fría

Antes del vuelo de reconocimiento, los científicos creían que Plutón tenía una atmósfera gaseosa probablemente 7 u 8 veces más voluminosa que el planeta. Esa atmósfera, principalmente compuesta por nitrógeno, también se creía que escapaba tan rápido que 1 kilómetro de espesor del hielo en la superficie de Plutón se habría desvanecido en sus 4,6 miles de millones de años de vida.

Ahora los científicos del New Horizons dicen que esa idea está casi completamente equivocada. La atmósfera de Plutón no es ni de lejos tan voluminosa como habían anticipado, y no está escapando tan rápido como estaba pronosticado. “Con las nuevas predicciones, se aproxima a los 25 centímetros (el hielo desaparecido),” dice Leslie Young del Southwest Research Institute. En su lugar la mayor parte del nitrógeno permanece cerca del planeta enano. Aunque sea un rompecabezas, lo observado puede explicarse por la alta concentración de ácido cianhídrico en la atmósfera de Plutón. Nadie esperaba encontrar ácido cianhídrico tales cantidades, pero tendría sobre la atmósfera un efecto enfriador significativo, manteniéndola cercana a Plutón.

Lunas que se comportan de forma extraña

Las cuatro lunas pequeñas de Plutón han sido desveladas pro fin, y Nix, Styx, Kerberos e Hydra son, como la mayoría de cosas en este sistema, más extrañas de lo que los científicos creían. Kebreos e Hydra tienen aspecto de estar hechos de dos objetos más pequeños que colisionaron lentamente y quedaron unidos, parecido al cometa con forma de pato sobre el que la aeronave Rosetta orbita en la actualidad. “En algún momento hubo más de cuatro pequeñas lunas en Plutón – seis al menos,” dijo en una rueda de prensa Mark Showalter del instituto SETI.

Datos procedentes de la misión New Horizons de la NASA indican que al menos dos – y posiblemente las cuatro- de las pequeñas lunas de Plutón puedan ser el resultado de la fusión de varias lunas más pequeñas. Si este descubrimiento se confirma con análisis posteriores, podría proporcionar nuevas pistas muy importantes para conocer la formación del sistema de Plutón.

Para continuar con las rarezas, también están las rápidas velocidades de rotación de las pequeñas lunas. Hydra gana la carrera, completando un giro sobre si misma en 10 horas, pero todas las lunas hacen piruetas más rápido de los esperado. “Simplemente nunca hemos visto un sistema de satélites comportarse de esta manera,” dice Showalter. Además, Nix posee un extraño cráter rojizo sobre su superficie que los científicos todavía no pueden explicar. Y Kerberos, la cual los científicos creen que puede ser la oveja negra del rebaño, es realmente tan brillante como sus tres hermanas pequeñas.

Seguir leyendo