Espacio

Ninguna de las imágenes que has visto hasta ahora del Sistema Solar son correctas. Hasta ahora

Por Robert Krulwich

1 de octubre de 2015

Así que ¿en cual estamos (los seres humanos)?

Infinitesimal

Escala de secuencias

Nanoescala

Escala subatómica

Atómica

Molecular

Mitocondrial

Celular

Microscópica

Minúscula

Diminuta

Liliputiense

Pequeña

Mediana

Voluminosa

Amplia

Inmensa

Enorme

Gigante

Colosal

Inmensamente grande

Vasta

Galáctica

Cósmica

/>

Universal

Bueno, depende de quién está preguntando. Para un virus, somos colosales, incluso vastos. Para una jirafa somos pequeños. Si el que pregunta soy yo, un virus parece microscópico (¿o minúsculo?), mientras que el Sistema Solar - ah, el Sistema Solar- debe estar en el rango entre vasto y colosal, pero la verdad es que no tengo ni idea. Puedo mirar a lo que podría ser Marte (el que parece rosado) en el cielo nocturno, pero no tengo la imaginación, la metáfora, el cálculo para darle sentido a esa distancia. Todo lo que se es lo que Doug Adams dijo en “The Hitchhiker’s Guide to the Galaxy”: “El espacio es grande. Realmente grande. No te quieres creer lo vasto, enorme y abrumadoramente grande que es.” Si, así es como mido el espacio profundo: no lo hago. Mi mente solamente se aturde.

Pero esta semana junto con un millón o así de personas vi la luz. O más bien, vi el espacio. Vi, puede que por primera vez, lo inmenso y abrumadamente grande que es el espacio. Dos grandes cineastas, Wylie Overstreet y Alex Gorosh, llegaron a entender qué está mal en cada imagen que alguna vez hemos visto del Sistema Solar. Dicen que el espacio está trampeado en cada una. Los planetas se exageran. Y en su cortometraje “To Scale: The Solar System” lo solucionan.

Lo que hacen es construir nuestro Sistema Solar con cuerpos celestes fieles a escala, lo que significa que el Sol, Mercurio, Venus y todo el camino hasta Neptuno (lo siento Plutón) son increíblemente pequeños. Mientras tanto, el espacio recupera su inmensidad. Como puedes ver aquí, su Tierra (esta es una demostración de Overstreet) es una canica pequeña.

Utilizando un cercado de diez pies de largo hecho con una cadena de eslabones y enganchado en la parte de atrás de su coche, crearon las órbitas de los ocho planetas en el lecho de un lago seco en Nevada (Black Rock Desert, hogar del festival “Burning Man”), tallando elipses en la arena. Después, cuando cayó la noche, condujeron por las órbitas, Gorosh estaba sujetando una gran linterna desde la ventanilla del coche. El resultado fue una película en time-lapse, hecha con una estética de carnaval, marcando el Sistema Solar con pequeños planetas puestos en bastones, siendo cada uno un punto de luz.

El momento más maravilloso llega al final, cuando estamos cara a cara con la canica que representa a la Tierra y miramos detrás al Sol actual saliendo por el este y, de forma atónita, su modelo solar y el real….encajan! Son del mismo tamaño. Entonces el modelo de repente parece real, y es en ese momento cuando Overstreet coge la Tierra y la lanza a lo largo del suelo del desierto haciendo que gire en la órbita, y ves, realmente crees que lo ves, cómo es nuestro pequeño planeta de pequeño (¿minúsculo?¿diminuto?¿liliputiense?) hogar para todos nosotros realmente lo es.

Es tan bonito que te quedas con la boca abierta.

Seguir leyendo