Espacio

Nuevas imágenes de Plutón muestran un planeta que está increíblemente vivo

Glaciares hechos de nitrógeno helado se arrastran a lo largo de su superficie, nieblas que rodean su atmósfera gaseosa y lluvias de materia orgánica oscura.

Por Nadia Drake

24 de julio de 2015

Allí a lo lejos, en los límites helados del sistema solar, el planeta enano Plutón está increíblemente vivo.

Nuevas imágenes enviadas por la aeronave de la NASA New Horizons nos desvelan un cuerpo celeste que está evolucionando a cámara lenta: Glaciares hechos de nitrógeno helado que se arrastran por su superficie, nieblas que rodean su atmósfera gaseosa y lluvias de materia orgánica oscura.

“Plutón posee una historia muy interesante, y aún queda mucho trabajo por hacer para entender este lugar tan complicado,” dijo durante un encuentro con la prensa el viernes Alan Stern, director de investigaciones del New Horizons.

Han pasado solo diez días desde que el New Horizons sobrevolase Plutón y sus cinco lunas conocidas el 14 de julio. Desde entonces, los científicos han aprendido que el planeta enano congelado no es un cascarón de roca inmovil – todo lo que han visto parece estar en algún tipo de fluido.

Es sorprendente ver tal cantidad de actividad, dicen, en un cuerpo celeste tan pequeño en una parte del sistema solar donde los materiales que no consiguieron formar planetas dan vueltas en un atardecer perpetuo.

“Tenemos pruebas reales de actividad geológica reciente,” dice el miembro del equipo Bill McKinnon, de la universidad de Washington en St. Louis. Un descubrimiento así “es simplemente un sueño hecho realidad.”

Un pequeño, planeta salvaje Algunas de las imágenes publicadas el 24 de julio son ampliaciones de un fragmento de la superficie de Plutón llamada informalmente Tombaugh Regio. Mejor conocida como “el corazón”, esta parte del planeta contiene algunos de los territorios más increíblemente variados. Mientras el propio corazón es relativamente uniforme, los terrenos que esculpen sus fronteras no lo son.

Montañas escarpadas, heladas y erosionadas, y paisajes llenos de cráteres rodean parte de la mitad occidental del corazón. Al norte, en los límites de un vasto campo de hielo conocido como La Llanura de Sputnik, los glaciares formados por nitrógeno fluido están frotándose con las protuberancias de la superficie.

En el sur, done cordilleras montañosas bautizadas en honor a los escaladores del Everest Edmun Hillary y Tenzing Norgay se han abierto paso a través de la superficie, hielos que no han sido formados por agua fluyen entre esas montañas y las rodean, estancándose en los enormes cráteres formados por impactos.

“Hielo de nitrógeno, hielo de monóxido de carbono, hielo de metano – estos hielos son geológicamente suaves y maleables, incluso en las condiciones en Plutón, y fluyen del mismo modo que lo hacen los glaciares en La Tierra,” dice McKinnon. “Este es un depósito realmente joven.”

Esos flujos de hielo, además de las formas poligonales desveladas la semana pasada, sugieren que los cambios en los terrenos de Plutón podrían estar alimentados por calor que escaparía del interior del planeta. Los polígonos son áreas elevadas, lisas, rodeadas de fracturas poco profundas que podrían estar formadas por la convección dentro de la corteza helada de Plutón. En otras palabras, lo que estamos viendo son los hielos de Plutón rotando a cámara lenta.

Pero aún hay más. En las nuevas imágenes con el color realzado, Plutón parece un cuerpo celeste que ha sido atrapado en medio del fuego cruzado de una lucha de paintball interplanetaria. Toda su superficie está salpicada por manchas de colores: algunas oscuras, algunas brillantes, algunas azules, otras rosadas.

“Algunas partes parecen un poco tostadas, como en la zona del ecuador, y otras partes reciben la condensación de esos hielos, como puedes ver en el polo norte.” dice Cathy Olkin, científica adjunta del proyecto New Horizons.

Un gran parche aterciopelado es parte del icónico corazón de Plutón. Pero, como han demostrado los científicos, ese corazón está claramente roto: Tiene dos mitades fracturadas, y una de ellas está sangrando hielos que están filtrándose más allá del ecuador de Plutón.

“El material brillante, probablemente nieve de nitrógeno, está siendo transportada desde su región de origen en el lóbulo occidental. Quizás por los vientos,” dice Stern, “o puede que por sublimación.”

También está el casquete polar del planeta, que aparece de color bronce anaranjado y se extiende desde el polo norte de Plutón sobre un área de territorios vastos y complejos. Nuevos datos aportados por el New Horizons ayudarán a los científicos a descubrir a que clase de elementos corresponden a esta variedad de colores.

Atmósfera brumosa. ¿Y qué ocurre con lo que está encima? La atmósfera de Plutón, la cual conocemos desde 1988 pero no hemos podido ver hasta ahora, es un velo delgado pero hinchado que se extiende unos 1600 kilómetros sobre la superficie del planeta.

Muchas teorías han descrito como se comporta ese velo mientras Plutón rueda a lo largo de su órbita ovalada, que actualmente está alejándose del sol hacia el invierno plutoniano.

Pero la atmósfera no dio la impresión de seguir las predicciones, que sugerían que mientras Plutón se encaminaba al invierno, la atmósfera debería de colapsar.

En su lugar, la atmósfera se ha ido hinchando a lo largo de las casi dos décadas de observación. Aunque ahora, los nuevos datos aportados por el instrumento REX del New Horizons sugieren que la atmósfera de Plutón realmente ha perdido aproximadamente la mitad de su masa en los últimos dos años.

“Es tan solo un dato aislado, pero es significativo. Tendremos que intentar comprenderlo,” dice Michael Summers, miembro del equipo de la George Mason University.

Es demasiado pronto para saber lo que este dato del REX significa, pero sugiere que algo ha cambiado de forma dramática. Si es indicativo de una tendencia a la baja, o si solo es una caída temporal todavía no está claro.

No obstante, lo que si sabemos, es que los cielos de Plutón están cubiertos con capas de neblina – pequeñas partículas que flotan hasta 160 kilómetros por encima de la superficie de Plutón para posteriormente volver a caer sobre ella contribuyendo a su teñido rojizo.

Es demasiado delgada como para se vista si estuviésemos de pie sobre su superficie, pero como ocurre en Titán, la luna de Saturno, la niebla de Plutón es visible cuando el planeta se encuentra a contraluz con el sol. La New Horizons consiguió esa imagen mientras se alejaba del planeta enano – ahora se encuentra a más de 11 millones de kilómetros de distancia de Plutón.

“La niebla es muy extensa,” dice Summers. “Se forma en lo alto de la atmósfera, donde las temperaturas son altas... es un misterio. Es una de las cosas que tendremos que descifran en los próximos días.”

Seguir leyendo