Espacio

Se retoma la búsqueda de vida en Júpiter

Por Redacción National Geographic

23 de noviembre de 2011

La NASA descubrió recientemente un lago de agua salada gigante igual que los grandes lagos de la Tierra en la corteza de la luna de Júpiter, Europa.

Localizado a unos 3 kilómetros de la superficie, el lago atrapado por el hielo puede representar el entorno potencialmente más habitable encontrado recientemente en el Sistema Solar y una de las mejores perspectivas para la búsqueda de vida más allá de la Tierra.

"Durante décadas los científicos han pensado que la Luna Europa de Júpiter era un lugar donde era probable encontrar vida. Ahora por fin hemos encontrado regiones específicas donde focalizar nuestro estudio”, declaró el investigador senior de la Universidad de TexasDon Blankenship.  

Las tierras caóticas de Europa

La luna Europa (de dimensiones similares a la Luna terrestre) puede albergar un océano de agua salada a 62 kilómetros por debajo de su gruesa capa helada (100 km de espesor). La sonda de la NASA Galileo que orbitó Júpiter y sus lunas desde 1995 a 2003, descubierto por primera vez las evidencias de la existencia de un océano.

En un nuevo estudio, Blankenship y su equipo lograron localizar el lago concentrándose solo en dos zonas. Estos terrenos llamados Caos es una concentración de icebergs flotantes que chocan con las corrientes de hielo, provocando el desplome partes de la corteza helada de la luna.   

El equipo fue capaz de inferir la presencia del lago en Europa comparando las imágenes tomadas con la sonda Galileo y las imágenes tomadas desde la Tierra. El equipo se basó en el comportamiento de las plataformas de hielo flotantes de la Antártida y los resultados obtenidos por el radar capaz de atravesar gruesas capas de hielo. Este radar se utilizó varias veces para encontrar los lagos subglaciales de la Antártida.

La NASA estudia la posibilidad de lanzar una nave espacial que orbite alrededor de Europa equipada con un radar de penetración de hielo para confirmar los resultados obtenidos recientemente. El lanzamiento de dicha nave no sería antes de 2022.

¿Se retomará la búsqueda de vida en Europa?

Blankeship confirmó que era probable encontrar más lagos bajo el hielo de Europa.
Los resultados del estudio han determinado que las capas de hielo que cubren los lagos podrían ser más finas de lo que se pensaba, las perspectivas para buscar vida en Europa podrían mejorar significativamente.

Blankeship confiesa que el tener que perforar a pocos kilómetros ayuda a mantener una actitud más positiva.

Seguir leyendo