Espacio

Space X planea enviar una nave espacial a Marte en 2018

La compañía pretende enviar versiones modificadas de sus cápsulas “Dragón” al planeta rojo como parte de su meta a largo plazo de llevar humanos a Marte.

Por Nadia Drake

2 de marzo de 2016

El fundador de SpaceX, Elon Musk, se ha hecho famoso por decir que quiere morir en Marte no en el impacto. A día de hoy, la compañía de vuelos espaciales dio a conocer su intención de comenzar a enviar la nave Red Dragon al planeta rojo en 2018. Aunque los vuelos iniciales no llevarán huma-nos a bordo, representaría un primer paso fundamental para poner las botas de los astronautas en Marte.

Tan ambicioso como suena, SpaceX no es la única esperanza en la exploración espacial con Marte a la vista. La semana pasada, China también reveló sus planes de enviar una nave espacial a Marte en 2020, cuando (al igual que en 2018) la Tierra y Marte se alinearán favoreciendo un viaje interplanetario más fácil.

Los detalles de ambos intentos son aún confusos, aunque el director de la Administración Espacial Nacional de China (CSNA) ha dado a entender que la misión del país será considerablemente complicada.

“Se espera que la sonda orbite alrededor del planeta rojo, aterrice y despliegue un robot, todo en una misión, lo cual es algo difícil de conseguir,” dijo el 22 de Abril Xu Dazhe, director de la CNSA, según la agencia de noticias Xinhua. A pesar de que China lo ha hecho en la Luna, cuando su nave Chang 3 entró en órbita, aterrizó y desplegó el robot lunar Jade Rabbit en 2013.

Musk se adelantó a comentar sus proyectos de colonización de Marte más a fondo en el Congreso Internacional de Astronáutica en Guadalajara, Méjico, en Septiembre. Esos planes podrían incluir enviar humanos a Marte en algún punto de la década del 2020, un programa de exploración que implicaría una colaboración no económica con la NASA.

“Entre las cosas emocionantes que estamos haciendo con las empresas americanas, estamos particularmente emocionados con un proyecto próximo de SpaceX que se construiría sobre un acuerdo mutuo de “no intercambio de fondos” que tenemos con la compañía,” escribió el administrador sustituto Dava Newman en un post de un blog.

“A cambio de información de SpaceX de la entrada, descenso y aterrizaje en Marte, la NASA ofrecerá asistencia técnica para el proyecto de la empresa para intentar hacer que la nave sin tripula-ción Dragon 2 aterrice en Marte.”

Consiguiendo Un Impulso

Hacer aterrizar naves sin tripular en Marte es el primer paso para cualquier programa para asentar finalmente humanos allí, lo que Musk dijo que era una de sus metas cuando fundó SpaceX hace más de una década. Hacer que aterricen grandes cantidades de carga útil no exactamente fácil: más allá de una cierta masa para la nave, la fina atmósfera del planeta no aguantará los frenos tipo paracaídas durante el descenso.

Se necesitaron las primeras misiones de prueba para solucionar los problemas tecnológicos que serán utilizados para establecer de forma segura las cargas pesadas, incluyendo los humanos- tecnologías como la “retrorocket powered skycrane”, que bajó al robot de la NASA “Curiosity” a la superficie de Marte en 2012.

Por ahora, parece que SpaceX planea utilizar tecnologías de propulsión para depositar los Red Dragons, lo que serán versiones modernizadas de la nave Dragon 2.

“Dragon 2 está diseñada para aterrizar en cualquier parte del Sistema Solar. La misión Red Dragon a Marte es el primer vuelo de prueba,”dijo Musk en Twitter, mientras advierte que el Dragon 2 podría no ser el ideal para llevar humanos a Marte. “El tamaño por dentro no sería divertido para largos viajes tamaño de SUV.”

El plan de SpaceX de enviar al Red Dragon a Marte probablemente se tendrá lugar en su poderoso cohete Falcon Heavy, del que la compañía dijo que se presentará a finales de año, pero que ha estado previamente sujeto a retrasos en los vuelos.

Jonathan McDowell, un astrofísico en el Centro Harvard-Smithsonian de Astrofísica, cree que SpaceX se enfrentará a los retos de protección planetaria, la idea de una nave espacial entrando en contacto con una superficie extraterrestre no debería de suponer un riesgo para el mundo ni para las formas de vida de la Tierra. SpaceX ha dicho anteriormente que pedirá consejo a la NASA para el desarrollo de un plan de protección planetaria para Marte.

Además, a menos que los viajeros del espacio vayan para un viaje de ida al planeta rojo, un mundo polvoriento, aún está la pregunta de como salir del planeta, algo que debería preocupar a algunas personas, incluso a Musk.

Seguir leyendo