Espacio

Tres cosas geniales que hemos aprendido del mapa gravitatorio de Marte de la NASA

El nuevo mapa animado nos revela la geología oculta de Marte y podría ayudar a trazar las oscila-ciones temporales del planeta rojo.

Por Michael Greshko

24 de marzo de 2016

La NASA ha publicado un nuevo mapa de Marte maravilloso, en el que muestra el terreno del planeta de una forma no visible a simple vista- utilizando la gravedad para revelar nuevos detalles de todo, desde el núcleo hasta la atmósfera.
 
“Nos da muestras de los bultos y las protuberancias de la superficie del planeta,” dice Richard Zurdek del “NASA’s Jet Propulsion Laboratory,” que estuvo implicado en la elaboración del mapa. “Es increíble que alguien pueda rastrear esto desde una nave espacial volando a 180 millas sobre la superficie de Marte, a través de un hilillo de atmósfera del planeta.”
 
Para revelar las arrugas gravitacionales, Antonio Génova y sus colegas del MIT analizaron los datos de los valores de rastreo de 16 años, de tres de los satélites de Marte, buscando los indicadores de cambios en las posiciones y velocidades generados por variaciones en la atracción del planeta. El resultado final, publicado el 5 de marzo en la revista científica “Icarus”, rastrea las extremadamente leves diferencias desde lo alto del volcán Monte Olimpo, el más alto del Sistema Solar, hasta las profundidades del sistema de cañones “Valles Marineris.”
 
“Es una parte del trabajo muy agradable,” comenta Zurek, que dice que esto ayudará a perfilar el debate de la misteriosa historia geológica de Marte. Aquí están tres de las cosas que debes saber del nuevo mapa de gravedad y los misterios que podría ayudar a resolver:
 
El dióxido de carbono de marte se desplaza realmente
 
Quizás el mayor descubrimiento del estudio de la gravedad es que es una herramienta de seguimiento del clima estupenda.
 
Observando las fluctuaciones de la gravedad de Marte en los fríos casquetes polares, Genova y sus colegas confirmaron que durante el invierno del Norte, hasta 4 trillones de toneladas de dióxido de carbono de la atmósfera se congelan y se depositan en el polo. Pasa lo mismo en el Polo Sur durante el invierno en ese hemisferio. Esta migración estacional del gas involucra un sexto de la masa de la atmósfera de Marte.
 
Lo que es más, el equipo fue capaz de seguir el rastro gravitacional del CO2 del planeta en ciclos de más de 16 años, dejando ver a los investigadores como los ciclos solares -la actividad solar aumenta y disminuye brutalmente cada 11 años- afectan los desplazamientos de los gases. Los cálculos coinciden con las medidas reales tomadas por los robots en la superficie de Marte.
 
“Con nuestros datos- la nave espacial que orbita alrededor de Marte- somos capaces de medir las variaciones de masa de los casquetes polares, y (esta aproximación) nos puede dar otra visión de cómo evolucionó el clima en Marte durante el último millón de años,” comenta Génova.
 
Entierro de la teoría de “el canal enterrado”
 
El nuevo mapa también nos ayuda a explicar el “canal gravitatorio” que yace en las tierras bajas del norte de Marte, entre las tierras altas de “Tempe Terra” y las llanuras de Acidalia Palanitia, el asentamiento del libro de ciencia ficción y la película “The Martian”.
 
Anteriormente a los estudios se identificó el canal-una zona de norte a sur con una disminución de la gravedad anómala- como un enorme canal que una vez transportó agua y sedimentos pero que más tarde se enterró debido a las enormes erupciones de los volcanes de Tharsis hace millones de años. Los nuevos análisis muestran que el “canal” sigue el límite entre los salvajemente diferentes hemisferios norte y sur- revelando una arruga en la corteza de Marte creada cuando los volcanes de Tharsis arrojaron enormes cantidades de lava.

No es el único estudio que le da un papel tan importante a los volcanes de Tharsis: trabajos recientes proponen incluso que las erupciones volcánicas provocaron un cambio de 20 grados en su eje, debido a un aumento de la masa superficial que hizo que éste se basculase.
 

Marte, sin duda, tiene un núcleo viscoso
 
El nuevo análisis no solo profundiza en la piel: utilizando los mismos datos, los investigadores pudieron ver cuál es el alcance gravitacional del Sol y de la luna marciana Phobos respecto al planeta rojo. Según un hito en el estudio de 2003, se encontró que la elasticidad observada en Marte se explicaba mejor si el planeta presentaba un núcleo externo líquido de entre 3400 y 3600 km de ancho.
 
En el interior de la Tierra, el núcleo externo líquido ayuda a impulsar la dinamo que genera en nuestro planeta el campo magnético. El resultado de Genova podría aclarar la triste historia del campo magnético de Marte, que pasó de una fuerte pantalla protectora como la Tierra a nada más que un residuo delgado en el hemisferio sur. Con un fuerte y grueso campo magnético, las corrientes de partículas arrojadas por el sol podrían haberse llevado de la primitiva atmósfera de Marte, destruyendo los antiguos océanos y quizás terminando con cualquier inicio de vida en Marte.
 
Poderosamente impresionado por un modelo basado en misteriosos cambios de órbita de tres satélites.

Seguir leyendo