Espacio

Urano

Por Redacción National Geographic

16 de septiembre de 2011

Planeta inusual

Considerado como uno de los planetas más «sosos», Urano ha resultado ser un dinámico mundo con algunas de las nubes más brillantes del sistema solar exterior y 11 anillos. Descubierto en 1781 por el astrónomo William Hersche , fue el primer planeta detectado con la ayuda de un telescopio. El séptimo planeta desde el Sol está tan lejano que tarda 84 años en completar una órbita.

Urano, sin superficie sólida, es uno de los planetas gigantes gaseosos (los otros son Júpiter, Saturno y Neptuno). Su atmósfera está compuesta principalmente por hidrógeno y helio, con una pequeña cantidad de metano y trazas de agua y amoníaco. Urano tiene esa tonalidad azul verdosa debido al metano. Cuando la luz del Sol atraviesa la capa de metano, el gas absorbe la luz roja, permitiendo el paso de la luz azul, lo que le confiere el color que podemos ver.

Los detalles atmosféricos del planeta son difíciles de observar con luz visible. La mayor parte de la masa de Urano (el 80 por ciento o más) se encuentra en el núcleo líquido formado principalmente por materiales «de hielo» (agua, metano y amoníaco) y materiales de mayor densidad en la parte más profunda.

Un planeta torcido

El eje de rotación de Urano es casi horizontal, como si el planeta hubiera sido golpeado por un lado. Esta orientación poco común puede ser el resultado de una colisión con otro cuerpo del tamaño de un planeta en la temprana historia de Urano, lo que habría cambiado radicalmente su rotación. Además, mientras que los campos magnéticos suelen estar alineados con la rotación del planeta, el campo de Urano está inclinado.

A pesar de que Urano está inclinado hacia un lado y sus estaciones duran 20 años, las diferencias de temperatura entre el verano y el invierno no varían demasiado debido a que el planeta está muy lejos del Sol. Cerca de las nubes, la temperatura de Urano puede alcanzar los -216 grados centígrados.

Debido a su inusual orientación, los anillos de Urano son perpendiculares al plano de su órbita. Los diez anillos exteriores son oscuros, estrechos y delgados, mientras que el undécimo está dentro de los otros y es más ancho y difuso.

Urano cuenta con 27 satélites conocidos, llamados casi todos como personajes de las obras de William Shakespeare y Alexander Pope. Miranda es el de aspecto más extraño, parece como si estuviera remendado, formado por varias piezas. Sus sinuosos valles y montañas parecen indicar que se está derritiendo parcialmente en el interior, mientras que material helado aparece de forma ocasional en la superficie.

Seguir leyendo