Fotos

La exploradora Emily Ainsworth se une al circo

“La primera noche allí me ofrecieron trabajar. Pusieron música y actué por primera vez”.- Emily Ainsworth, Young Explorer de National Geographic.

Por Coburn Dukehart

Puede que Emily Ainsworth tenga la mejor historia que he oído nunca acerca de cómo conseguir acceso fotográfico. Mientras hacía un documental de radio sobre los circos mexicanos para la BBC en 2008, se unió al Circo Padilla y le dieron un traje para salir al escenario a bailar.

No tenía experiencia previa como bailarina.

“Mi habilidad principal era ser desgarbada y blanca, y la gente pensaba que podría resultar divertido si salía a bailar, lo que me dio acceso a cosas que de otra forma no habría podido ver”, dijo en una reciente entrevista telefónica.

Tras su primera experiencia viviendo y actuando en un circo, Ainsworth hizo un máster en antropología social en la Universidad de Cambridge. Al terminar, habló con National Geographic para continuar con su trabajo documental en México.

“Quería contar lo que pasa detrás del telón. Me he relacionado con gente muy interesante”, comentó.

Ainsworth, que vive en Londres, consiguió una beca del programa Young Explorers de National Geographic”, y volvió a México en 2011 para sacar fotos en siete circos diferentes. Vive en caravanas entre los artistas, lo que le da el mayor acceso posible.

“La primera vez que estuve (2008) solamente sacaba fotos con la intención de capturar recuerdos y experiencias, como todo el mundo hace. Cuando volví con National Geographic me centré más en contar una historia en lugar solamente de hacer fotos de la gente que me gustaba”.

"Estaba buscando el arte de la transformación (quería mostrar como eran los artistas en la vida real). Las actuaciones son un disfraz y una ilusión, quería llegar más allá”, continúa Ainsworth.

En su actual trabajo, Ainsworth sigue explorando los temas de las actuaciones alrededor del mundo. Sus proyectos más recientes incluyen documentar los magos tradicionales de los barrios pobres de la India y las escuelas de samba de Río de Janeiro.

 

Las becas de National Geographic para jóvenes exploradores ayudan a cubrir los gastos del trabajo de campo y están destinadas a personas creativas, trabajadoras y apasionadas con grandes ideas. Nos centramos en las disciplinas por las que se nos conoce, al igual que en los campos que más nos importan como la comprensión y la mejora del mundo que compartimos.

Seguir leyendo