Fotos

Una nueva perspectiva de la Primavera Árabe, cinco años después

El libro del fotógrafo Moises Saman “Discordia,” nos transporta en un viaje poético -y personal- al asediado Oriente Medio.

Por Jehan Jillani

El nuevo libro de Moises Saman, “Discordia”, es una lista visual de los acontecimientos de la Primavera Árabe, recopilados durante los cuatro años que vivió en Oriente Medio. Hemos hablado recientemente con él sobre cómo han evolucionado su proyecto y su trabajo.

JEHAN JILLANI: ¿Cuándo te diste cuenta de que lo que querías era seguir con el proyecto de un libro autopublicado?

MOISES SAMAN: Creo que la idea llegó durante el segundo año que estuve en El Cairo, hacia finales de 2013. Todas estas revoluciones se estaban entremezclando en una sola y necesitaba entender qué era lo que quería contar de la región.

JEHAN: Gran parte de tus primeros trabajos eran noticias de última hora, pero ahora tu trabajo es más calmado. Háblame de esa evolución.

MOISES: No creo que haya un momento en el que de repente te conviertas en un fotógrafo diferente. Creo que tiene más que ver con madurar como persona.

En algún punto, como fotógrafo, llegas a la conclusión de que hay límites en lo que haces, especialmente si eres un fotógrafo occidental fotografiando otro país. En el momento en el que te das cuenta de esas limitaciones, tu trabajo se vuelve más sincero.

Puede que mis imágenes no se vuelvan a ver como noticias de última hora, pero disfruto trabajando en historias que requieren que me adapte y lea entre líneas.

JEHAN: Has estado en Oriente Medio -más concretamente en Siria, Libia, Túnez y Egipto- durante un momento histórico realmente complicado. ¿Cómo ha sido la experiencia?

MOISES: Fue transformadora. Al principio trabajaba bastante para el New York Times, que era un medio increíble que me permitía moverme por la zona. Sin embargo, en poco tiempo pasé de contar historias más inmediatas a otras más sosegadas, incluso algo más escépticas sobre lo que estaba ocurriendo. Tuve que pensar en cuál era mi rol. Normalmente, mientras uno está siguiendo las noticias tan de cerca, no se puede permitir el lujo de pensar así, ni predisponerse a ello.

JEHAN: ¿Por qué el título "Discordia"?

MOISES: Durante el tiempo que estuve en Oriente Medio, comencé a encontrar muchos paralelismos [entre la Primavera Árabe] y la idea que tenía de la tragedia griega como una historia que comienza con un momento de esperanza y termina con una guerra civil. Discordia es la diosa griega del caos y la lucha, y por esto creo que encaja muy bien.

Tampoco quería un título como Oriente Medio, ya que para mí era importante trazar los paralelismos con la historia de Occidente. Lo que está pasando en Oriente Medio ya ocurrió durante la Edad Media en Europa, así que me gustó cómo el título hablaba de la forma en la que la historia se repite.

JEHAN: Muchas de las fotografías que se pueden ver en "Discordia" están sacadas de los encargos de varias revistas y periódicos. Juntas, agrupadas en un libro, terminan siendo un tributo personal a Oriente Medio. ¿Puedes hablarme un poco de eso?

MOISES: La mayoría del tiempo que pasé en Oriente Medio estaba haciendo encargos. Sin embargo, cuando mi diseñadora, Daria Birang, y yo comenzamos a montar el libro, me di cuenta de que las fotografías que realmente me contaban algo eran las que había sacado justo antes o después de aquellas que terminaban en las revistas o en los periódicos. Estas eran las que realmente nos hacían preguntas y que conseguían que el espectador se implicase un poco más.

También estaba un poco cansado de las fotografías de acción; no eran lo suficientemente buenas para mi. Tenía miles de imágenes de enfrentamientos, de manifestantes tirando piedras, pero al final no creía que estuviese contando lo suficiente.

JEHAN: ¿Podrías describirnos el argumento del libro? ¿Por qué es relevante?

MOISES: La forma del libro te permite jugar con la narrativa de una forma que una presentación o una revista no te ofrecen. Es como escribir una canción: hay altos, graves, y todo tiene que tener un ritmo determinado. En este caso me interesa crear una narrativa visual para una historia real, una de la que tienes las noticias y los eventos. Gran parte de la edición y las secuencias son el resultado de una colaboración muy cercana con Daría.

Trabajar así fue un ejercicio terapéutico increíble y me obligó a sincerarme con el trabajo que estaba haciendo. Creo que cualquier fotógrafo que pase mucho tiempo trabajando en una historia concreta debe entender el significado de su labor de esta forma.

JEHAN: Háblame de la portada.

MOISES: La portada es la figura de un manifestante lanzando una roca sobre un fondo que imita al fondo de un televisor en Libia. Está diseñada por Daría. Realmente fue una persona clave en la creación de este libro y no creo que hubiese podido hacerlo sin su ayuda. De hecho, me gustaría animar a otros fotógrafos a que busquen formas de colaboración parecidas. Así eres realmente capaz de convertirte en mejor editor y fotógrafo, y consigues entender mejor tu trabajo.

JEHAN: ¿Supone la publicación de este libro el final de tu trabajo en Oriente Medio?

MOISES: No, no del todo. Ahora estoy trabajando en el Kurdistán, estudiando el fenómeno del Estado Islámico y de cómo parecen estar desmoronándose las instituciones estatales en Oriente Medio. Concretamente estoy observando al pueblo kurdo como participante sin estado que está al frente de esta contienda y tiene la misma fuerza que debería de tener un estado. En cierto modo lo veo como un contínuum. Probablemente podemos encontrar la Primavera Árabe en la guerra de Iraq, o incluso más allá, y aún estamos viendo este largo brazo de historia. En cierto sentido veo que todo está conectado.

 

Esta entrevista ha sido resumida por su extensión y para mayor claridad.

Seguir leyendo