¿Cuánto gastan las grandes capitales españolas en alumbrado navideño?

Bombillas LED, cómo conseguir que más sea menos (aunque el gasto ¿o inversión? sea mucho) viernes, 15 de diciembre de 2017

Por Redacción National Geographic

Llegan las Navidades y las noches de las ciudades y municipios de toda España se llenan de luces de Navidad y mil colores. Todos compiten por ser los más deslumbrantes y originales, pero esto se traduce en un derroche de consumo eléctrico… ¿O no?

Los avances tecnológicos están consiguiendo que más sea menos, es decir, que mientras aumenta la iluminación baje exponencialmente el consumo. Son los dispositivos LED, cuyas bombillas de última generación pueden llegar a consumir más de un 80 por ciento menos que las luces tradicionales.

Los ayuntamientos han hecho los números y muchos ya han visto la luz. Millones de luces LED o bombillas de bajo consumo llevan encendidas desde finales de noviembre consumiendo menos energía que nunca. Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza, Sevilla y Málaga destinan cifras muy dispares, pero todas coinciden en buscar un consumo eléctrico cada vez más eficiente.

Madrid, bombillas 100 por ciento de bajo consumo

Por ejemplo, la ciudad de Madrid va a ahorrar un 33 por ciento en gasto respecto a la pasada Navidad, no solo porque el 100 por ciento de la iluminación es de bajo consumo sino porque reducirá el número de bombillas.

Aun así, en total, el consistorio gastará 2,4 millones de euros en la instalación, conservación y desmontaje del alumbrado ornamental navideño, porque ha querido incluir luces en 24 nuevas zonas que no las tuvieron las Navidades pasadas, pero en total conseguirá un ahorro energético del 57 por ciento.

Barcelona, vanguardismo en Navidad

La capital condal se ilumina en un 100 por ciento con bombillas LED desde antes del 2010, y ha necesitado dos millones de euros este año, «de los que un 50 por ciento son subvenciones a las asociaciones y ejes comerciales para que sean ellos los encargados de la instalación y el mantenimiento de las luces», según explican desde el Ayuntamiento.

Además, la empresa adjudicataria del alumbrado navideño está obligada a utilizar LED y que anualmente sean renovadas. «Es difícil calcular cuánto supone el ahorro en la factura eléctrica para el Ayuntamiento de Barcelona, porque llevamos más de ocho años con estas bombillas, pero nuestro objetivo es ser aún más eficientes y por eso, también hemos pactado con los comerciantes ajustar al máximo el horario en el que se enciende el alumbrado», añaden las fuentes.

Bilbao, bajo consumo y ahorro

Una de las ciudades que puede presumir de llevar hasta las últimas consecuencias su política de ahorro en consumo energético es Bilbao. La ciudad está iluminada con más de 1.200.000 luces LED y ocho letreros luminosos, y todos ellos son de tipología LED, con el fin de conseguir una mayor eficiencia y un coste más reducido en la factura eléctrica. 

Fuentes del Ayuntamiento confirman que en 2006 invirtieron 800.000 euros y ahora tan solo destinan una partida para realizar el mantenimiento de las luces, por lo que, desde entonces, no han vuelto a tener ningún gasto al ser de su propiedad. Además, «el gasto que deriva del consumo eléctrico está dentro del servicio general del Ayuntamiento del alumbrado público por lo que va a la factura general», y al ser LED se traduce en una significativa rebaja de la factura de la luz respecto a las luces tradicionales.

Málaga y su espectacular calle Larios

 

La ciudad de Málaga está orgullosa de su alumbrado festivo, al que destina este año una inversión inicial de 573.211 euros, pero junto a la instalación y montaje subirá hasta los 976.000 euros. La potencia contratada es de 28.000 W y contará con 725.544 lámparas, todas ellas de bajo consumo. Desde el consistorio señalan que «una vez más, se apuesta por una decoración eficiente, que representará un gasto por el consumo eléctrico de 1.500 euros aproximadamente por el total de los días de encendido, los 44 que dura la temporada navideña».

Parte de esa cifra es para costear el espectáculo de luz y sonido de ambientación navideña de su ya famosa calle Larios, que ya es un referente en España.

Noticia relacionada: Contaminación lumínica: el 83% de la población mundial no puede ver las estrellas

La capital valenciana, la más austera

El Ayuntamiento de Valencia ha renovado este año el alumbrado en la ciudad con 3.051 luminarias LED y 172 halogenuros metálicos ya que resulta más eficiente «tanto en términos de consumo como de potencia lumínica». Este cambio supone pasar de una potencia instalada total de 595,79 kW, a una potencia de 256,13 kW.

Su objetivo mejorar la eficiencia energética, reducir la contaminación y conseguir un ahorro para las arcas municipales de 143.738 euros anuales. El proyecto ha tenido un coste total de 1,7 millones procedentes de fondos propios. El año pasado se cambiaron las de mayor potencia, un 30 por ciento de las luces de la ciudad, pero en aquella ocasión se financió con un crédito de cuatro millones a cargo del IDAE (Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía).

Sevilla y sus «motivos novedosos»

 

Si Barcelona busca la vanguardia, Sevilla no se queda a la zaga. La ciudad hispalense ha instalado una iluminación muy original en los distritos más céntricos. El coste y el contrato son similares a años anteriores: 499.000 euros. En cuanto a la eficiencia energética, las medidas ya se implantaron hace tres años, lo que significa que todas las bombillas son de bajo consumo.

El ahorro energético de Zaragoza

La capital aragonesa tiene claro que su prioridad «no es la iluminación navideña sino los servicios sociales más urgentes de la ciudad». Por ello, ha invertido escasos 100.000 euros en sus luces, un 10 por ciento más que el año pasado, pero el alumbrado de bajo consumo permitirá reducir su consumo eléctrico en un 10,9 por ciento. «El cien por cien de la iluminación son bombillas LED de segunda generación, que además son propiedad del Ayuntamiento desde hace ya siete años, aunque en cada temporada toca reponer algunas», explican desde el consistorio zaragozano, «y en eso, en el montaje y la instalación, que también se hace con personal municipal, se va nuestra partida presupuestaria».

Por tanto, Zaragoza puede presumir de contener su factura eléctrica en los últimos años gracias a la tecnología LED.

Galería relacionada: Los 10 mejores lugares donde ver luces de Navidad

Seguir leyendo