¿Qué nos cuentan sobre un país los rostros que aparecen en su moneda?

Como símbolo tangible de la identidad de un país, los billetes son una ventana a la historia: desde el apartheid en Sudáfrica hasta los retos de construir un país unificado tras la guerra civil de Bosnia.

Fotografías de Janusz Pieńkowski
Publicado 16 mar. 2021 12:33 CET
Mosaico de los rostros que aparecen en los billetes de varios países

Mosaico de los rostros que aparecen en los billetes de varios países.

Fotografía de Nina Wescott

Adornado con lemas, emblemas e imágenes históricas, el dinero es uno de los símbolos más tangibles de la identidad de un país. A medida que esa identidad evoluciona, también lo hace el diseño de las monedas y billetes del país, y el proceso puede estar plagado de dificultades.

Ese ha sido el caso de Estados Unidos, que planeaba convertir a la abolicionista Harriet Tubman en el rostro de los billetes de 20 dólares, remplazando al expresidente Andrew Jackson. Aunque el Tesoro estadounidense esperaba emitir el diseño a tiempo para el centenario del sufragio femenino en el 2020, el plan languideció durante el gobierno del presidente Donald Trump, que lo había criticado como «corrección política». Sin embargo, ahora el gobierno de Biden ha anunciado que seguirá adelante con el rediseño.

Pero ¿cómo determinan los países a qué personalidades retratarán en su moneda y qué nos revela eso sobre su pasado? A continuación, analizamos billetes de todo el mundo y las historias de su creación, desde las delicadas negociaciones para crear una divisa bosnia tras la guerra civil hasta las naciones que han utilizado su moneda como forma de dejar atrás el colonialismo y afrontar pasados racistas.

Muchos países utilizan sus billetes como forma de honrar a sus primeros líderes. Seewoosagur Ramgoolam lideró el movimiento para poner fin al gobierno colonial británico en Mauricio. En 1968, se convirtió en el primer ministro del país y ahora aparece en el billete de 2000 rupias.

Fotografía de Janusz Pieńkowski

Celebrado como el «padre de la nación», Michael Somare fue un política que lideró el movimiento por la independencia de Papúa Nueva Guinea de Australia en 1975. Ahora Somare aparece en el billete de 50 kinas.

Fotografía de Janusz Pieńkowski

Estados Unidos

En 1866, se desató una polémica cuando el Tesoro estadounidense emitió un billete de cinco centavos con el retrato de Spencer Clark, el primer jefe de la que hoy en día se conoce como Oficina de Grabado e Impresión. A algunos miembros del Congreso no les gustaba Clark y años antes lo habían acusado de fraude e «inmoralidad grave». (Un comité del Congreso desestimó los cargos.)

Tras la indignación pública, el 7 de abril de 1866 el Congreso aprobó una ley que prohibía la representación del «retrato o imagen de cualquier persona viva» en la moneda del país. En la actualidad, la ley estadounidense aún prohíbe el uso de imágenes de personas vivas y tampoco pueden emitirse monedas conmemorativas de presidentes pasados hasta dos años después de su muerte.

En la era moderna, el país ha conmemorado en su moneda principalmente a presidentes pasados y a los padres fundadores, con retratos de George Washington, Thomas Jefferson, Abraham Lincoln, Alexander Hamilton, Ulysses S. Grant y Benjamin Franklin en sus billetes.

Bosnia y Herzegovina

Los billetes de Bosnia y Herzegovina llevan las imágenes de los escritores famosos del país, pero esa decisión fue impulsada por evitar conflictos más que por admiración literaria. En 1995, los Acuerdos de Dayton pusieron fin a años de guerra civil en Bosnia y crearon un único estado con dos partes, la República Serbia y la Federación de Bosnia y Herzegovina.

Del mismo modo, el nuevo país tendría una única divisa, el marco convertible bosnioherzegovino, pero emitiría dos versiones de cada billete para reflejar la identidad cultural de cada bando. Sin embargo, los billetes debían ser coherentes y las propuestas iniciales se rechazaron porque incumplían ese requisito. Entre ellas había un diseño controvertido del héroe serbio Gavrilo Princip, famoso por provocar la Primera Guerra Mundial con el asesinato del archiduque austrohúngaro Francisco Fernando.

Tras una amarga guerra civil, Bosnia y Herzegovina crearon dos versiones de cada billete para representar su identidad cultural dividida. Por eso algunos de los billetes de 50 marcos del país presentan al poeta bosnio del siglo XX Musa Ćazim Ćatić, a quien vemos en la imagen, mientras que otros conmemoran al poeta serbio Jovan Dučić.

Fotografía de Janusz Pieńkowski, Alamy

Del mismo modo, en una versión del billete de 100 marcos del país aparece el escritor y activista serbio Petar Kočić, en la foto, y el otro lleva la imagen del poeta bosnio-croata Nikola Šop.

Fotografía de Janusz Pieńkowski

Los debates sobre el diseño de los billetes se alargaron tanto que el banco tuvo que emitir cupones en su lugar cuando abrió en 1997, según el economista estadounidense Warren Coats, que ayudó a fundar el banco. Al final, ambos bandos acordaron utilizar los retratos de escritores e incluso encontraron puntos en común, ya que ambos seleccionaron al novelista Meša Selimović para sus billetes de cinco marcos. Ese billete ya no está en circulación, pero en el 2002 el país creó un nuevo billete de 200 marcos con el nobel de literatura Ivo Andric.

Nueva Zelanda

Según el historiador Matthew Wright, el diseño de los billetes de Nueva Zelanda ha sido «una prueba de fuego accidental de la autoimagen cambiante de Nueva Zelanda» desde que comenzó a emitir su moneda en 1934. Los primeros billetes del dominio británico reflejaban una identidad dividida, con motivos tanto británicos como locales. En la primera serie aparecía un retrato del rey maorí Tawhaio, cuya imagen fue remplazada en 1940 por la del capitán James Cook, el explorador británico que «descubrió» Nueva Zelanda.

Nueva Zelanda se convirtió en nación autónoma en 1947; con todo, en 1967, 20 años después, todavía se enorgullecía de su vínculo con Gran Bretaña. La reina Isabel II desplazó a Cook en todos los billetes, así como a las plantas y aves autóctonas.

La reina Isabel II aparece en un billete de dos dólares canadienses de 1954. Canadá se convirtió en el primer país que incluyó la imagen de la reina en su divisa en 1935. Gran Bretaña haría lo mismo 25 años después.

Fotografía de Janusz Pieńkowski

La reina Isabel II ha aparecido en el dinero de más de 30 países; sin embargo, desde entonces muchos han retirado su imagen tras separarse del gobierno colonial británico. En 1991, Nueva Zelanda rediseñó su moneda para incluir a personajes locales, como el líder político y cultural maorí Sir Apirana Ngata, que aparece en el billete de 50 dólares.

Fotografía de Janusz Pieńkowski

En cambio, para finales del siglo XX, Nueva Zelanda había empezado a considerarse un país diverso y soberano. En 1991, cinco años después de conseguir la independencia legal total de Gran Bretaña, Nueva Zelanda retiró a la reina de todos sus billetes salvo el de 20 dólares y la remplazó con neozelandeses prominentes —como la líder sufragista Kate Shepperd, el alpinista Sir Edmund Hillary, el líder político y cultural maorí Sir Apirana Ngata y el nobel de física Ernest Rutherford—, cuyas imágenes aparecen en los billetes actuales.

Sudáfrica

Al igual que Nueva Zelanda, la evolución de los billetes de Sudáfrica refleja cómo ha afrontado el país su historia colonial. En 1961, emitió sus primeros billetes tras independizarse de Gran Bretaña. Sin embargo, como tributo a sus comienzos coloniales, cada billete llevaba un retrato de Jan van Riebeeck, un explorador neerlandés que en 1652 fundó el puesto comercial que se convertiría en Ciudad del Cabo.

Van Riebeeck fue el rostro de la moneda del país durante tres décadas. Pero en 1992, cuando Sudáfrica intentaba desmantelar el sistema racista del apartheid, lo remplazaron por sus icónicos «cinco grandes» animales —el rinoceronte, el elefante, el león, el búfalo cafre y el leopardo—, que los sudafricanos consideraban más representativos y aceptables.

Veinte años después, Sudáfrica hizo otro gran cambio. En el 2012, el país desveló nuevos billetes en los que aparecía el primer presidente negro del país y activista contra el apartheid Nelson Mandela. «La moneda de un país es un componente fundamental de su identidad nacional», declaró la gobernadora del Banco de la Reserva de Sudáfrica Gill Marcus, explicando que el nuevo diseño «refleja el orgullo de Sudáfrica como nación». Mandela sigue siendo el rostro de la moneda sudafricana y en el 2018 el país emitió una serie de billetes conmemorativos que representaban escenas de la vida de Mandela para celebrar el centenario de su nacimiento.

En un guiño a su pasado colonial, los primeros billetes de Sudáfrica emitidos tras su independencia en 1961 incluyeron a Jan van Riebeeck, un explorador neerlandés del siglo XVII que fundó el puesto comercial que se convertiría en Ciudad del Cabo. Permanecería en el billete durante 30 años.

Fotografía de Janusz Pieńkowski

En la actualidad, Nelson Mandela, el primer presidente negro del país, aparece en cada billete sudafricano como símbolo del movimiento contra el apartheid.

Fotografía de Janusz Pieńkowski

Mongolia

La historia monetaria de Mongolia se remonta al gobierno de Gengis Khan en el siglo XIII. Transformó una nación de economía pastoral en una potencia mundial, creando el imperio contiguo más grande de la historia. Aunque Gengis Khan introdujo las monedas de oro y plata en el imperio, sería su nieto, Kublai Khan, quien implantaría el dinero en papel.

Mongolia ha mantenido su sencillez con solo dos figuras notables en sus billetes: su famoso gobernante Gengis Khan y el héroe revolucionario Damdin Sükhbaatar, que condujo al ejército mongol hacia la victoria contra los ocupantes chinos en 1921.

Algunos países recurren a la historia antigua para reflejar su orgullo nacional. En Mongolia, Gengis Khan aparece en los billetes de más valor de la divisa de Mongolia, de 500 a 20 000 togrogs. El gobernante del siglo XIII conquistó la mayor parte de Eurasia para construir el mayor imperio contiguo de la historia.

Fotografía de Janusz Pieńkowski

En Túnez, el billete de cinco dinares incluye a otro antiguo comandante militar que ayudó a construir un imperio. El general cartaginés Aníbal todavía es famoso hoy en día por sus batallas heroicas contra Roma en la segunda guerra púnica en el 218 a.C.

Fotografía de Janusz Pieńkowski

El retrato de Sükhbaatar apareció en los billetes del país por primera vez en 1939, conmemorando su papel en el establecimiento del estado comunista, la República Popular de Mongolia. El héroe de guerra seguiría dominando la moneda durante 50 años más, hasta que la democracia llegó a Mongolia en los años noventa. Desde 1993, Gengis Khan ha aparecido en los billetes de más valor —de 500 a 20 000 togrogs—, mientras que Sükhbaatar aún aparece en los de menos valor.

República Dominicana

El billete de 200 pesos de la República Dominicana también rinde homenaje a tres hermanas que organizaron el movimiento de resistencia contra el dictador Rafael Trujillo y cuyo asesinato impulsó una revolución.

Tras ascender al poder en 1930, Trujillo gobernó la República Dominicana sin piedad, encarcelando, torturando o asesinando a cualquier persona que hablara en su contra. En la década de 1950, las hermanas Mirabal —Patria, Minerva y María Teresa— se convirtieron en las lideresas del movimiento de resistencia que quería poner fin al régimen brutal. Trujillo las arrestó y las encarceló en varias ocasiones hasta que finalmente ordenó su asesinato el 25 de noviembre de 1960.

María Teresa Mirabal y sus hermanas mayores, Patria y Minerva, que aparecen en el billete de 200 pesos de la República Dominicana, son símbolos de la revolución del país y de su iniciativa global para poner fin a la violencia contra las mujeres tras su brutal asesinato a manos del dictador Rafael Trujillo.

Fotografía de Janusz Pieńkowski

En Ucrania, el billete de 200 grivnas conmemora a una de sus principales escritoras feministas, Lesya Ukraínka. La poeta y dramaturga, reconocida a nivel internacional, abordó temas de igualdad de género y étnica en sus obras, que se publicaron a principios del siglo XX.

Fotografía de Janusz Pieńkowski

El régimen de Trujillo terminó un año después con su asesinato, pero pasarían décadas hasta que el gobierno adoptó a las hermanas Mirabel (también conocidas como Las Mariposas) como heroínas nacionales. Aunque aparecieron brevemente en la moneda de 25 centavos en los años ochenta, las hermanas Mirabel se convirtieron en el rostro del billete de 200 pesos en el 2007. La ONU también ha nombrado la fecha de su asesinato el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

Seguir leyendo

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2017 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved