Cómo el movimiento paralímpico se ha convertido en una gran evento deportivo

Tras su fundación como una competición de tiro con arco en la que participaron 16 veteranos de guerra discapacitados, los Juegos Parlímpicos rivalizan con los Olímpicos en cuanto a espectáculo atlético.

La brasileña Jardenia Felix Barbosa da Silva celebra haber conseguido la medalla d ebronce en el 400m - T20 femenino en los Juegos Paralímpicos de Tokyo 2020. El término T20 hace referencia a la categoría de discapacidad de la carrera.

Fotografía de Kiyoshi Ota, Getty Images
Publicado 3 sept 2021 14:07 CEST

Jessica Long es una de las atletas más exitosas de Estados Unidos. La nadadora de 29 años ha ganado cuatro medallas de oro en los Juegos Paralímpicos de Tokyo 2020, sumando un total de 28. Durante años, los juegos le han dado la oportunidad de competir al máximo nivel, y algo a lo que apuntar cada cuatro años.

"Desde que tenía 12 años, cuando gané mi primera medalla de oro en Atenas, he querido que la gente sepa qué son los Juegos Paralímpicos", dice Long, a la que le amputaron la parte inferior de las piernas cuando era un bebé debido a una enfermedad congénita; "cada año, la emoción y las ganas por que lleguen los Juegos Paralímpicos ha ido creciendo. Aquí, en Tokio, está siendo una de mis Paralímpiadas favoritas".

La participación en las Paralimpiadas está en niveles máximos históricos. En los Juegos de Tokyo 2020, que empezaron el 24 de agosto tras la conclusión de la Olimpiada, han participado más de 4500 atletas de 163 países, siendo la mayor cantidad de atletas que han competido en unos juegos.

El equipo italiano forma delante de la Villa Olímpica antes de empezar los primero Juegos Paralímpicos internacionales en Roma (Italia) en 1960. Participaron 400 atletas de 23 países.

Fotografía de Keystone, Hulton Archive/Getty Images

Los Juegos Paralímpicos son relativamente recientes en comparación con los Olímpicos. Pero el evento ha ido evolucionando desde sus inicios. Cada cuatro años el Comité Paralímpico Internacional (CPI) ha ido incluyendo más atletas con espectro de discapacidad cada vez mayor, ha ido ampliando el número de países participantes e introducido más deportes.

Los primeros Juegos Paralímpicos se disputaron en 1948, aunque los deportes para atletas con diferentes capacidades existían desde 60 años antes, por lo menos. Ya en 1888, los atletas sordos crearon sus propios clubes deportivos en Berlín.

Pero la idea de competiciones para atletas con discapacidades no se empezó a extender hasta después de la II Guerra Mundial, cuando empezó a ser una vía para ayudar a los veteranos y civiles lisiados durante la contienda. Ludwig Guttman, un doctor que dirigía un centro de heridos en la espinal vertebral en el Reino Unido, fue la punta de lanza del movimiento. Creía que hacer deporte sería una buena manera de rehabilitación física y mental. Preocupado por que a las personas con discapacidades muchas veces se las dejaba de lado, Guttmann veía el deporte como una parte de "la reintegración social de los paralizados en la sociedad".

"Descubrí que el deporte para discapacitados tenía un tremendo efecto a nivel social", dijo Guttmann en una entrevista para la página del IPC; "cuando vi la aceptación del deporte por parte de los paralíticos lo lógico era poner en marcha un movimiento deportivo".

En 1948, en el mismo día de la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpico de Londres, Guttmann organizó la primera prueba para atletas impedidos, que llamó Juegos Internacionales en Silla de Ruedas. Participaron 16 veteranos y veteranas de guerra que iban en sillas de ruedas y que compitieron en tiro con arco durante los juegos.

En los Juegos Paralímpicos de Tokyo 2020, Larissa Klaassen y la piloto Imke Brommer del equipo de Países Bajos compiten en una ronda de clasificación en la persecución individual B3000m femenina. En esta carrera, una ciclista vidente hace las veces de piloto en una bicicleta tándem para una compañera invidente.

Fotografía de David Fitzgerald, Sportsfile/ Getty Images

Los juegos se convirtieron en un evento anual y progresivamente iba incluyendo a más atletas. Enseguida se incorporó el lanzamiento de jabalina al programa. Se cambió el nombre a los Juegos de Stoke Mandeville, en honor al hospital en el que trabajaba Guttmann, y, en 1952, Países Bajos envió un equipo, convirtiendo los juegos en una competición internacional.

En 1960, los Juegos Stoke Mandeville se convirtieron oficialmente en los Juegos Paralímpicos. Ese año, más de 400 atletas con discapacidades de 23 países se reunieron en el Estadio Olímpico de Roma tras la conclusión de los Juegos Olímpicos de verano. Compitieron en tiro con arco, baloncesto, natación, esgrima, lanzamiento de jabalina, lanzamiento de peso, lanzamiento de clava, tenis de mesa, pentathlon e, incluso, billar.

Desde entonces, las paralimpiadas se celebran inmediatamente después de las olimpiadas en la misma ciudad anfitriona. El nombre de Paralímpiadas "según el Diccionario panhispánico de dudas, se trata de una voz tomada del inglés paralympic, acrónimo de para[plegic] + olympic", dice la Fundéu.

El crecimiento de los JJ. PP. fue rápido. En los juegos de Toronto 1976, más de 1500 atletas de 40 países participaron en 13 deportes diferentes. Ese año también nacieron los Juegos Paralímpicos de Invierno, que se celebraron en Suecia. Para Seoul 88, los parlímpicos usaban las mismas instalaciones que los olímpicos. En Atlanta 96, los juegos recibieron el título de "El Segundo Evento Deportivo Más Grande el Mundo" y se televisaron.

El aumento de la exposición del evento desembocó en mayor inclusividad. Los  juegos de Guttmann se diseñaron para veteranos con lesiones de columna. Los juegos se abrieron a civiles, pero todavía estaban destinados a atletas con problemas de columna. Para 1976, los atletas invitados tenía otros tipos de limitaciones, como amputaciones o limitaciones visuales.

Este cambio hizo que los organizadores se preguntaran como hacer la competición más justa, para que la persona con mayor discapacidad no siempre ganara. Los organizadores empezaron a ordenar a los atletas por la extensión y el tipo de limitaciones. Estas clasificaciones se dividen en tres categorías - física, visual e intelectual - y determinan si los atletas son seleccionables para competir en un deporte y como se agrupan a los atletas en los eventos.

Para Long, los juegos han sido un regalo. Ahora ostenta el récord de más medallas en Juegos Paralímpicos, 28, el mismo número que el nadador estadounidense Michael Phelps, que es el deportista con más medallas en los Juegos Olímpicos. "No sé dónde me llevará la vida", dice; "pero el movimiento Paralímpico me ha proporcionado este completo, salvaje e impresionante viaje".

Justo detrás de Long en el medallero, con 27 preseas en está la nadadora española Teresa Perales, que ha participado en seis Juegos Paralímpicos, y no descarta participar en los de París 2024, cuando tendrá 48 años. "Los atletas paralímpicos somos capaces de sobre ponernos a todo lo que la vida nos pone por delante", dijo la nadadora tras conseguir su última medalla en Tokyo 2020.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

Seguir leyendo

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2017 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved