Los tesoros egipcios de España: el Templo de Debod y otros secretos de la huella del Antiguo Egipto

Además del Templo de Debod, único en el mundo, España alberga lugares únicos donde adentrarse en la huella de los apasionantes misterios de Egipto.

Publicado 31 mar 2022, 17:34 CEST
El Templo de Debod se encontraba originalmente situado en una pequeña localidad con el mismo nombre ...

El Templo de Debod se encontraba originalmente situado en una pequeña localidad con el mismo nombre a las orillas del río Nilo, en la Baja Nubia, el sur de Egipto actual.

Fotografía de Jiu Guang, Wikimedia Commons

La huella de Egipto en España no solo alberga tesoros únicos en el mundo, sino también una intrincada historia sobre cómo surgió nuestro interés arqueológico e histórico por la egiptología. A pesar de que España quedó muy ligada a los descubrimientos arqueológicos de Egipto tras las excavaciones de Nubia, recorrer la historia de estos tesoros no siempre está a disposición de nuestra curiosidad, sino que, al contrario de lo que puede pasar en países como Reino Unido o Francia y su polémica colección, el patrimonio del Antiguo Egipto ha tenido un acceso muy limitado y una distribución muy puntual.

El máximo exponente de la cultura egipcia en nuestro país encuentra al girar hacia el oeste en la madrileña Plaza de España, junto al paseo de Pintor Rosales, en pleno Parque del Oeste. Con una antigüedad de unos 2200 años, su núcleo más longevo se cree fue erigido bajo el mandato del faraón Ptolomeo IV, pero su singularidad radica en que este tesoro se encuentra además mimetizado entre las calles de la capital.

(Cuestionario: ¿Cuánto sabes del Antiguo Egipto?)

“El Templo de Debod es el único templo egipcio del mundo que está fuera de un museo”, explica Esther Pons, conservadora jefa del departamento de Antigüedades egipcias y Oriente Próximo. Contando con el tesoro madrileño, “actualmente hay cuatro templos egipcios en el mundo que están fuera de Egipto: el que está en Nueva York [Estados Unidos], en el Metropolitan, otro que se encuentra en el Museo Egipcio de Turín [Italia] y otro en Leiden [Países Bajos]”.

El antiguo Egipto 101
La civilización del antiguo Egipto, famosa por sus pirámides, faraones, momias y tumbas, fue próspera durante miles de años. Pero ¿cuál fue su huella a largo plazo? Así contribuyó el antiguo Egipto a la sociedad con su evolución cultural, especialmente en lengua y matemáticas.

Este famoso templo fue un regalo en agradecimiento a las misiones españolas que se hicieron en el Sudán y en el sur de Egipto. “En los años 60, sus autoridades se pusieron en contacto con la UNESCO [Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura] porque iban a construir la presa de Asuán, donde quedarían anegados muchísimos yacimientos arqueológicos de ambos países”, explica Pons. “La UNESCO se puso en contacto con todos los países que pertenecían a la organización, y España se adhirió en seguida y creó el Comité para el Salvamento de Nubia, lo que ahora llamamos el Sudán. Se creó un grupo de arqueólogos para salvar todo ese patrimonio y, en agradecimiento a esas excavaciones, Egipto regaló el Templo de Debod, que fue a parar a Madrid”.

En agradecimiento, Egipto donó los cuatro monumentos a los países que respondieron de manera significativa: Dendur a Nueva York, Ellesiya al Museo Egipcio de TurínTaffa a los Países Bajos, en el Rijksmuseum van Oudheden de Leiden​ y Debod a España, el único que se encuentra al aire libre.

Este templo se encontraba originalmente situado en una pequeña localidad con el mismo nombre a las orillas del río Nilo, en la Baja Nubia, el sur de Egipto contemporáneo. Hoy bajo las aguas del Nilo, el yacimiento arqueológico que se conoce como Debod se han encontrado restos que se remontan al Imperio Medio.

El templo se desmontó en 1961 y lo llevaron a la Isla Elefantina, cerca de la ciudad de Asuán, donde estuvieron los bloques de piedra hasta 1970, cuando de nuevo viajaron rumbo a Alejandría. Entonces, los bloques fueron embarcados en un barco francés que los llevó hasta al puerto de Valencia y desde allí fueron transportados en camiones hasta Madrid, donde quedaron almacenados en el desaparecido Cuartel de la Montaña, situado donde ahora se erige el templo del Antiguo Egipto.

Los primeros pasos de la egiptología en España

“La importancia de Egipto para España ha ido creciendo. Aunque desde finales del siglo XVIII y gran parte del XIX la egiptología no tenía gran importancia, pero ahora sí”, explica Pons. "Es importante que se tenga en cuenta cuándo comenzó lo que nosotros denominamos redescubrimiento de Egipto, que fue cuando Napoleón Bonaparte llegó a Egipto, en 1798, y a su vuelta escribió el libro La descripción del Egipto”.

Según la experta, este hecho “abrió las puertas a este mundo, que hasta entonces era casi desconocido porque incluso muchos descubrimientos estaban prácticamente cubiertos por la arena. Tenemos muchos textos de gente que fue antes, pero el gran boom de la egiptología a nivel mundial se inició a principios del siglo XIX”.

Joyas, estatuillas y sarcófagos descubiertos en tumbas del antiguo Egipto
Cerca de la ciudad de Minya, a unos 240 kilómetros de El Cairo, se han descubierto ocho tumbas egipcias. Las tumbas tienen más de 2.000 años de antigüedad y contienen 40 sarcófagos, joyas y cerca de 1.000 estatuillas. Algunos entierros se remontan al 300 a.C., a finales del periodo faraónico y principios del ptolemaico. Se espera que la excavación completa de la tumba dure años.

Desde conservadores de museos hasta aventureros de países como Alemania, Reino Unido, Francia, comenzaron a llegar a Egipto, e incluso gente que solo buscaba saquear. En aquel momento, España, inmersa en un largo proceso histórico de ajustes internos tras su pérdida de pérdida de importancia internacional de finales del siglo XVIII y todo el siglo XIX, se mantuvo al margen de esa fiebre egiptóloga, razón por la cual muchos museos europeos tienen muchas más piezas, no sólo en número sino en calidad.

"A finales del siglo XIX, en 1884, llegó Al Cairo como vicecónsul Eduardo Toda y Güell y se interesó en tomar contacto con los arqueólogos que había entonces y, por tanto, por la egiptología, aunque tampoco no podemos decir que fuera el primer egiptólogo español, sí fue clave pare el futuro de esta disciplina en España. Formó parte de un viaje en barco con historiadores, epigrafistas y más expertos, y terminó trabajando en la tumba de Sennedyem. A raíz de entonces despegó el interés en España" .

Ruta por los tesoros egipcios de España

España cuenta con casi 4000 piezas de Heracleópolis Magna, la primera excavación española que hubo en Egipto, y unas 3000 de piezas procedentes de Nubia. El regalo de parte de los hallazgos encontrados en esas excavaciones y el propio Templo de Debod fueron, en parte, a modo de agradecimiento por el trabajo de los equipos arqueológicos españoles. Además, también se dio a España una concesión para poder excavar en Egipto, la primera que hubo. Poco a poco, después vinieron las siguientes misiones de excavaciones.

“Los lugares más importantes [para encontrar restos del Antiguo Egipto en España] son el Museo Arqueológico Nacional, que tiene casi 15 000 piezas tanto de Egipto como de Nubia, como el Templo de Debod”, explica Pons. Por su parte, “Toda y Güell adquirió una colección de unas 1600 piezas y donó 1300 al Estado, que las llevó al Museo Arqueológico. Mientras que el museo Victor Balaguer, de Barcelona, con unas 200 piezas egipcias, y el Museo de Montserrat [también en Barcelona] tienen una importante colección de estas piezas ” del diplomático español, explica Pons.

Además de los Museos, la Real Academia de San Fernando, en Madrid, esconde los misterios de una gran colección de bronces, así como también la Real Academia de Historia, o museos de arte como el Museo Egipcio de Melilla, que se inauguró en plena la pandemia.

“Poco a poco, a lo largo de todos estos años, España ha comenzado a tener una gran colección en diferentes instituciones públicas y privadas, y por otro lado también están las excavaciones que se llevan a cabo desde los años 60. Actualmente hay 10 misiones que están excavando en Egipto, desde Saqqara hasta Asuán”, explica Pons.

“Hasta finales de los años 70, si un país encontraba algo durante sus excavaciones, el 50 por ciento tenía que quedarse en el país donde lo encontraba, y el otro 50 por ciento se lo quedaba Egipto, hasta que a finales de los 70 se prohibió y nada puede salir del país, queda como patrimonio del propio lugar”, explica Pons.

Según la experta, también hay muchas piezas que se han encontrado aquí en España como fruto del comercio, y hay museos del sur de la Comunidad Valenciana muy interesantes, “tanto piezas que se trajeron como otras que se construyeron aquí pero a imitación de los egipcios”.

Además del Templo de Debod, lugares como el Museo Arqueológico Nacional, la Real Academia de San Fernando, el Museo de Montserrat, el Museo Víctor Balaguer, el Museo de A Coruña o el Museo Egipcio de Melilla son lugares únicos donde adentrarse en la huella que los apasionantes misterios del Antiguo Egipto han dejado a su paso por España.

El canal National Geographic emitirá a partir del 3 de abril la nueva temporada del programa 'Tesoros Perdidos de Egipto'.

Seguir leyendo

También podría gustarte

Historia
¿Se ha resuelto el misterio de la muerte de Tutankamón?
Historia
Álbum de fotos: El complicado árbol genealógico de Tutankamón y Nefertiti
Ciencia
17 yacimientos paleontológicos que pintan el pasado de la península ibérica
Ciencia
España realiza un trasplante de corazón pionero a un bebé incompatible con el donante
Historia
Descubren la «ciudad dorada perdida de Luxor» en Egipto

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved