Historia

Día del Padre: historia, regalos e importancia

Por Redacción National Geographic

18 de junio de 2012

Tradicionalmente, el Día del Padre recibe menos atención que el Día de la Madre, aunque según los expertos, a los padres no les importa.

Sin embargo, al ir cambiando los papeles en el hogar, los padres han ido ganando cada vez más atención en su día, al menos si lo medimos por el valor de los regalos que se entregarán este domingo, cuando se celebra el Día del Padre en una docena de países.

En 1909, tras el sermón del Día de la Madre en Spokane (Washington, Estados Unidos) Sonora Smart-Dodd decidió honrar también a su padre, que crió solo a seis hijos cuando murió su mujer.

Smart-Dodd animó a las iglesias de su municipio a instaurar el Día del Padre, y la idea tomó forma.

Sin embargo, no fue fiesta oficial en Estados Unidos hasta 1972, cuando el presidente Richard Nixon reservó el tercer domingo del mes de junio para su celebración.

Un listón más bajo

Ahora, cuarenta años más tarde, los padres suelen sentirse más satisfechos en su día que las madres en el suyo, según la profesora de psicología Nicole Gilbert Cote, de la Universidad de Massachusetts.

Quizá se deba, en parte, a que las madres esperan ser liberadas de sus roles tradicionales, como limpiar y cocinar, durante el Día de la Madre, pero no siempre es el caso.

«El listón está más bajo para los padres, pero no les importa», afirma Gilbert Cote.

Sin embargo, los estereotipos no son tan fuertes ahora como lo fueron en su día, según una reciente encuesta realizada por ManoftheHouse.com a 350 padres con el fin de conocer la actitud de los hombres en relación con el Día del Padre.

Los hombres declararon que se ocupan cada vez más del cuidado de los niños, la limpieza y la cocina mientras mantienen otras responsabilidades, como el jardín el coche, etc.

«El rol de la mujer fuera de casa se está ampliando, al igual que el de los hombres dentro de ella», declaró la antropóloga Helen Fisher, de la Universidad de Rutgers en el comunicado de prensa que acompañó a la encuesta.

En cualquier caso, el 80% de los encuestados afirmó que el Día de la Madre recibe más atención que el del Padre.

Regalos cada vez más caros

Una manera de comprobar la creciente atención que reciben los padres en Estados Unidos es mirar la cuenta corriente.

Este año, los familiares gastarán una media de 117,14 dólares por padre en salidas para jugar al golf, electrónica, comidas, etc, según la encuesta anual efectuada por la National Retail Federation.

Esta cifra supone un aumento del 10% en comparación con el año pasado, reduciéndose así la diferencia con respecto al Día de la Madre.

Comparados con las madres, sin embargo, los padres suelen salir perdiendo. Este año, por ejemplo, se espera que para el Día de la Madre la cifra alcance los 152 dólares.

«Es más fácil comprar para los padres », declaró Kathy Grannis, portavoz de la Federación, a National Geographic News en 2010.

«Sus regalos van desde una corbata para el trabajo a una nueva espátula para la barbacoa, dos cosas que pueden gustarles mucho».

Los regalos del Día de la Madre suelen ser más lujosos: joyas, flores, viajes de spa, cenas en restaurantes, etc.

Según la misma encuesta, sin embargo, hay más gente este año que espera celebrar de forma especial el Día del Padre regalando viajes, cenas o entradas para algún acontecimiento deportivo, lo que supondrá un total de 2,3 mil millones de dólares.

Tarjetas de felicitación

El regalo más común para el Día del Padre, y a veces el único que suelen recibir, es una tarjeta de felicitación. Según la empresa Hallmark se regalarán unos 90 millones de tarjetas este año, lo que convierte el Día del Padre en la cuarta celebración que más tarjetas mueve en Estados Unidos, después del Día de la Madre (141 millones), San Valentín (152 millones) y Navidades (1,8 mil millones).

El 50% de las tarjetas se comprarán para padres y el 15% para maridos. El resto será para abuelos, hijos, padres o tíos, según Deidre Mize, portavoz de Hallmark.

«Son para cualquiera que sea padre», declaró a National Geographic News en 2010. «También pueden ser para padrastros». (Leer información sobre una sociedad sin Día del Padre ni padres).

A pesar de todas las tarjetas que vende para el Día del Padre, «Hallmark no tuvo nada que ver con el origen de la celebración», afirma Mize. Hallmark no empezó a hacer tarjetas para el Día del Padre hasta la década de 1920.

Seguir leyendo