Historia

El 82% de los europeos teme a la crisis económica y sus consecuencias

Por Redacción National Geographic

4 de septiembre de 2012

Es el resultado de un sondeo efectuado en 16 países europeos por el instituto de investigación GfK para National Geographic Channel con el fin de averiguar a qué le temen los europeos

La encuesta se ha realizado para apoyar el estreno septiembre, en toda Europa, de la serie “Preparados para el fin del mundo”, producción que muestra a qué le tienen miedo los norteamericanos y cómo algunos se disponen a combatirlo

Conclusiones principales

Ø  Aunque todos los países consultados temen las consecuencias de la recesión, los resultados se disparan en España, en todo el sur de Europa y en el Reino Unido, mientras que los países nórdicos, en Bulgaria y en Rusia el miedo es mucho menor.

Ø  En el norte de Europa y en Alemania prima más el miedo a los problemas relacionados con la salud que a la crisis.

Ø  Otros miedos subrayados por la encuesta son el paro (37%), el colapso global (29%), la bancarrota (26%), la pérdida del estado del bienestar (27%), la desaparición de las pensiones (23%) y el terrorismo (22%), un tema que preocupa mucho más en Noruega, Rusia, Reino Unido y Turquía que en el sur de Europa

Ø  La mitad de los europeos asegura que haría las cosas de manera diferente si supieran que va a llegar un colapso mundial, y un 32% dice que ante el posible colapso se irían al campo a cultivar sus propios alimentos.

Ø  Sólo un 3% de los encuestados en los 16 países confía en sus políticos, frente a un 61% que asegura confiar sólo en ellos mismos.

Ø  Un 49,4% considera que Alemania es el país más seguro de Europa, tanto en caso de colapso económico como natural, seguida por Noruega y el Reino Unido

Tenemos muchas cosas en común, pero también marcamos nuestras diferencias y en todo ello, la crisis económica parece clave para trazar una línea entre norte y sur respecto a las preocupaciones de los europeos. Al menos, así lo refleja el resultado de una encuesta realizada en 16 países por el instituto de investigación GfK para National Geographic Channel (NGC) con el fin de averiguar a qué le temen los europeos hoy.

El propósito de la encuesta es el estreno en NGC de la serie “Preparados para el fin del mundo”, producción que muestra a qué le tienen miedo los norteamericanos y cómo algunos tratan de combatirlo. La serie se estrena este mes  en toda Europa (en España el 21 de septiembre, a las 22.35 horas) y, coincidiendo con su emisión, el canal de televisión ha querido averiguar a qué le tienen miedo los europeos y si ellos también se preparan para sobrevivir a algo inevitable (el colapso económico, catástrofes naturales, etc.).

El sondeo, realizado vía online a población entre 18 y 49 años en España, Portugal, Francia, Italia, Alemania, Reino Unido, Holanda, Dinamarca, Noruega, Finlandia, Estonia, Polonia, Rusia, Grecia, Turquía y Bulgaria, arroja diferentes conclusiones y valoraciones perfectamente distinguibles entre el norte y el sur de Europa. Si hay algo a lo que le temen todos los habitantes de nuestro continente es a la crisis económica (hasta un 82% la menciona), aunque no todos la citan en primer lugar. Otros asuntos que preocupan a los europeos son la salud (mencionada por un 77%), el futuro que les espera a las nuevas generaciones (56%) y los desastres naturales (48%).

Temas que más preocupan a los europeos

Por lo que respecta a temas más concretos, la encuesta revela los siguientes datos: un 37% de los encuestados de todos los países tiene miedo al incremento del paro, un 29% piensa que puede haber un colapso económico global, un 26% teme la posible bancarrota de los países, el 27% cree que puede estar en riesgo el estado del bienestar, un 23% no confía en que dentro de unos años puedan pagarse las pensiones de jubilación y el 22% manifiesta su preocupación por posibles ataques terroristas.

Asimismo, y acercándonos a la temática de la serie “Preparados para el fin del mundo”, el 77% de los europeos consultados creen que es importante prepararse para un posible colapso económico, cifra que sube al 86% en caso de un posible desastre natural. Por otro lado, el país que más importancia da a la prevención en caso de desastre natural es Portugal (83%), mientras que en Francia a penas se le concede relevancia (9%).

Naturaleza, comida y sexo en caso de hecatombe mundial

En la mayoría de los casos, los encuestados reconocen que harían las cosas diferentes si supieran que algo terrible iba a suceder y un 50% manifiesta que la mejor forma de existencia si sobrevivieran a una hecatombe de la naturaleza sería convertirse en agricultores y cultivar sus propios alimentes. En este apartado, un 25,9% manifiesta que ante la amenaza de una hecatombe se dedicarían a comer todo lo que quisieran y un 24,9% confiesan que practicarían más sexo. Es el mismo porcentaje que declara que abandonaría el trabajo. Sólo un 25% dice que no cambiarían nada.

Falta de confianza en las instituciones

Los resultados del sondeo también constatan algo que ya viene siendo habitual en este tipo de consultas: la falta de confianza de los ciudadanos en las instituciones políticas y económicas tanto nacionales como internacionales. Además,  un 61% declara que, en caso de que haya un colapso económico o una catástrofe natural, solo confiarían en ellos mismos, frente a un 36% que dice que sí confiaría en la policía y en el ejército y un 24% que lo haría en organizaciones no gubernamentales. La iglesia sólo cuenta con el 13% del favor de los consultados y los partidos políticos, en clara caída en la opinión pública de toda Europa, con un 3,2%.

La economía, principal preocupación en el sur de Europa

Metiéndonos más de  lleno en los resultados, si en España es un 64% el porcentaje de personas que colocan la crisis económica como su principal preocupación, el porcentaje es también alto en el resto de los países del sur de Europa más golpeados por la crisis: Grecia (57%) Italia (55%) y Portugal (49%). En este apartado, resulta llamativo el resultado del Reino Unido, mucho menos afectado por la recesión, pero donde un 55% de los encuestados considera la economía como su problema principal, o de Francia, donde la crisis preocupa al 50% de los encuestados.

En el resto de los países, los índices de inquietud por la crisis descienden a la par que su situación económica es más estable. En Holanda, un 46% teme las consecuencias de la recesión, en Polonia un 44%, en Bulgaria un 33 y en Finlandia un 31%. Todavía menos preocupados están los alemanes, para los que la crisis sólo es importante para un 30% de los encuestados y los porcentajes descienden aún más en el norte de Europa y en Turquía: Estonia (28%), Turquía (26%), Dinamarca (25%) y Noruega (24%). Los ciudadanos menos preocupados por la recesión son los rusos. Sólo un 23% la considera importante.

También es  importante subrayar ciertas diferencias entre hombres y mujeres y segmentos de población de distintas edades. En general, es sensiblemente mayor el número de hombres que colocan los problemas financieros como su principal preocupación, así como el paro y la falta de salidas inquieta más  entre los encuestados más jóvenes y repunta también entre los mayores de 45 años, núcleos de población más golpeados por la falta de oportunidades laborales en casi todos los países. La ausencia de alternativas laborales también es un poco más elevada en zonas rurales que urbanas.

La salud, lo que más inquieta a los ciudadanos del Norte de Europa

Frente a las consecuencias de la crisis económica, los ciudadanos de los países del Norte de Europa consideran la salud y todo lo relacionado con las enfermedades más preocupantes que la crisis económica. Es el caso de Alemania, Finlandia, Noruega y Estonia, en los que siempre se cita por delante de la economía, países a los que se añade Bulgaria, para cuyos habitantes consultados la salud es citada en primer lugar por un 41% frente al 33% que se decanta por la crisis.

Alemania y los países nórdicos, los más seguros

La encuesta también revela que la estabilidad económica también es sinónimo de seguridad. Por ejemplo, la mayor parte de los encuestados consideran que, por este orden, Alemania, los países nórdicos y el Reino Unido son los países más seguros para vivir en caso de que se produzca un colapso económico global o un desastre natural de enormes proporciones. Por el contrario, los menos seguros a ojos de los encuestados son Grecia, Polonia, Portugal y Bulgaria, que aparece de nuevo con un resultado diferencial, en este caso como el farolillo rojo de los países que despiertan menos confianza con un 0,6% en caso de desastre económico y un 1,9% en el de desastre natural.

Repunte del terrorismo en Noruega, Reino Unido, Turquía y Rusia

Otra diferencia marcada entre el Norte y el Sur de Europa, es que mientras los segundos se concentran prácticamente en todo lo que tienen que ver con los problemas generados por la recesión y la inestabilidad económica, entre los primeros se dispara el miedo a un posible ataque terrorista. Es el caso de Rusia, Reino Unido, Turquía y Noruega, donde, cuando acaba de cumplirse un año de la matanza de Utoya, el temor al terrorismo ha subido considerablemente y es citado por el 25% de los encuestados.

Resultados de España

Si atendemos sólo a los resultados de la encuesta en nuestro país, los datos aportados por los ciudadanos españoles consultados refrendan las conclusiones generales con muy pocas variaciones.

Está claro que a los españoles les preocupa por encima de todo un único tema: la economía. El posible colapso económico y la pérdida de trabajo han sido mencionadas de forma espontánea por el 70% de los encuestados, seguidos de la corrupción política, elevada al segundo tema que más preocupa en este momento a los españoles.

En el caso de temas más concretos, el número de parados preocupa al 64%, la pérdida del estado del bienestar al 43%, la bancarrota al 42%, la posible pérdida de las pensiones en el futuro al 31%, la pérdida de empleo al 25% y el colapso económico global al 23%.

Los españoles se unen al sentir general europeo al considerar a Alemania como el país más seguro en caso de producirse un colapso económico, seguido de los países nórdicos y del Reino Unido. Sin embargo, si sucediera un gran desastre natural, nuestros conciudadanos sí consideran a España como el país más seguro con un 29% de apoyo.

Los españoles también ven muy importante la toma de medidas ante posibles hecatombes que se puedan producir. Por ejemplo, el 44% considera que hay que prepararse para el colapso económico, frente a un 29% que piensa que deberíamos hacerlo frente a un desastre natural. Sin embargo, la importancia atribuida a la prevención por parte de los españoles es significativamente menor al del resto de europeos si comparamos las cifras del resultado conjunto de Europa: un 61% de europeos consideran importante la prevención en caso de colapso económico y el 40% en caso de un desastre natural.

Tanto en caso de quiebra económica total como de un gran desastre natural, un 66% de los españoles afirman que sólo confiarían en ellos mismos para sobrevivir. Menos del 35% dice confiar en las fuerzas de seguridad o en las ONGs, porcentaje que baja aún más en el caso de los políticos. Seis de cada diez españoles aseguran que actuarían de forma diferente si supieran que una de estas dos amenazas iba a ocurrir. En este caso, el 76% confiesa que estaría todo el tiempo con su familia, y un 67% asegura que viajaría.

Tal y como sucedía con los resultados para todos los países, los españoles también se decantan por la agricultura y el cultivo de los propios alimentos en caso de sobrevivir a cualquier desastre.

Por lo que respecta a las diferencias por sexos y edad, el porcentaje de mujeres preocupadas por la falta de trabajo supera ligeramente al de los hombres; a los jóvenes les preocupa más el colapso económico que a los más mayores, pero son estos, a partir de los 25 años, los que más temen la pérdida del trabajo; y jóvenes entre 16 y 24 años son los que manifiestan mayor inquietud por temas como el cambio climático, la pérdida de valores, la delincuencia y la educación.

Finalmente, la encuesta registra mayor preocupación por la pérdida de trabajo en zonas urbanas que rurales, aunque aquí sube el porcentaje de los que temen que se produzca el colapso económico. Asimismo, es llamativo el porcentaje del 25% que en zonas rurales ha manifestado temor por la delincuencia y la inseguridad, frente al 16% en zonas urbanas.

Sobre el Grupo GfK

GfK es una de las mayores compañías de investigación de mercados del mundo. Cerca de 11.000 profesionales trabajan en más de 100 países para descubrir nuevas claves sobre cómo viven, compran y piensan los consumidores. GfK innova constantemente, utilizando las metodologías y herramientas más novedosas, para proporcionar a sus clientes una visión detallada de sus consumidores. En 2011, las ventas del Grupo GfK alcanzaron los 1.370 millones de euros.

En España, GfK ocupa el segundo lugar en el ranking elaborado por ANEIMO y cuenta con una plantilla superior a las 300 personas, distribuidas en sus oficinas de Madrid, Barcelona y Valencia. La facturación al cierre de 2011 se ubicó en 42.5 millones de euros.

Sobre el estudio realizado para National Geographic Channel (NGC)

El sondeo se llevó a cabo a través de entrevistas online a 4.903 internautas, entre 19 y 49 años, del 26 de julio al 6 de agosto de 2012, en 16 países europeos: España, Portugal, Francia, Italia, Alemania, Reino Unido, Holanda, Dinamarca, Noruega, Finlandia, Estonia, Polonia, Rusia, Grecia, Turquía y Bulgaria.

Seguir leyendo