Historia

National Geographic Channel investiga la obra maestra perdida de Da Vinci

Por Redacción National Geographic

12 de marzo de 2012

National Geographic Channel estrena “En busca del Da Vinci perdido”, un reportaje sobre la investigación de “La batalla de Anghiari” una pintura mural de Leonardo que podría haber estado oculta durante siglos en el Palazzo Vecchio, sede del ayuntamiento de Florencia.

Una investigación liderada por Maurizio Seracini, científico experto en arte de la Universidad de California que, junto a su equipo, está desentrañando uno de los mayores misterios del mundo del arte.

Estreno el domingo 18 de marzo, a las 21.30 horas

Florencia, 12 de marzo de 2012.- Hoy se ha presentado en Florencia el resultado de la investigación que se ha llevado a cabo en el Palazzo Vecchio durante los últimos años y que parece apoyar la teoría de que “La Batalla de Anghiari”, la obra perdida de Leonardo Da Vinci, estuvo en una de las paredes del actual ayuntamiento de Florencia donde hoy está situado el mural de Giorgio Vasari “La batalla de Marciano”.

Considerado como uno de los grandes misterios del mundo del arte, “La Batalla de Anghiari”, una pintura mural firmada por Leonardo Da Vinci, representa una maraña épica de caballos y hombres. La batalla está inmortalizada en un momento crítico, cuando la acción está en su punto más alto: músculos tensos, ojos salvajes, armas a punto de caer…. Hace 500 años la obra desapareció, dejando atrás algunas copias de otros artistas que son las que confirman su existencia. Resolver el misterio del “Leonardo perdido” ha conllevado una trama de investigación de tintes detectivescos.

Los resultados de esta investigación que apoyan la teórica localización de “La batalla de Anghiari” de Leonardo Da Vinci, fueron obtenidos gracias al uso de una sonda endoscópica que fue insertada a través de la pared donde está pintado el fresco de Vasari. Esta sonda fue ajustada a una cámara, que ha permitido al equipo de investigadores liderado por Maurizio Seracini, ver lo que hay detrás del mural de Vasari y recoger muestras para futuras pruebas.

El científico y entusiasta del arte Maurizio Seracini, Director del Centro de Ciencia Interdisciplinar de Arte, Arquitectura y Arqueología de la Universidad de California, ha dedicado 36 años a la búsqueda del mural perdido. La crónica de esta investigación está reflejada en el documental “En busca del Da Vinci perdido”, que National Geographic Channel estrenará el próximo domingo 18 de marzo, a las 21.30 horas.

Con la ayuda de la tecnología endoscópica, el quipo de investigación ha sido capaz de ver lo que hay detrás del mural de Vasari y obtener muestras para su análisis. Los resultados de este análisis químico no son conclusivos pero sugieren la posibilidad de que la pintura perdida de Da Vinci durante años fue destruida en el siglo 16 cuando se remodeló el edificio que actualmente acoge el ayuntamiento de Florencia.

“Estos datos son muy alentadores” ha afirmado el científico y entusiasta del arte Maurizio Seracini, Director del Centro de Ciencia Interdisciplinar de Arte, Arquitectura y Arqueología de la Universidad de California. “Aunque aún estamos en los momentos preliminares de la búsqueda, y todavía queda mucho trabajo por hacer para resolver este misterio, los resultados sugieren que estamos buscando en el lugar adecuado”.

El documental de National Geograophic Channel ha tenido acceso exclusivo a momentos cruciales durante la búsqueda de Seracini y sus expertos, quienes han desarrollado esta labor junto a las autoridades de la ciudad de Florencia y a conservadores de arte. Además, National Geographic también ha contado con el fotógrafo Dave Yoder, que durante meses ha sido la sobra de Seracini para documentar paso a paso los avances hacia el hallazgo de la obra. “Esta hecho tiene misterio, arte y personajes excéntricos. La idea de que podía haber un Leonardo perdido detrás de los enormes muros de esta gran sala es única en la historia” afirma Yoder.  

En el ojo público durante medio siglo tras su ejecución en los muros del Palazzo Vechio de Florencia, “La batalla de Anghiari” fue admirada por sus contemporáneos y por muchos artistas que viajaron a la ciudad para realizar copias, las únicas pruebas de su existencia. Sin embargo, apenas 60 años después, otro maestro renacentista, Giorgio Vasari, fue contratado para remodelar el salón donde supuestamente estaba el mural de Leonardo, re-emplazándolo. La leyenda cuenta que habría enterrado la pintura de Leonardo dentro de la pared, pero nadie en nuestros días sabía exactamente dónde fue o si realmente sucedió.

Maurizio Seracini está convencido de haber resuelto el caso. Armado con escáneres térmicos, imágenes LiDAR, diagramas arquitectónicos y años de investigación acumulada, el estudioso ha contado con el apoyo de la National Geographic Society y del Centro de Ciencia Interdistiplinar de Arte, Arquitectura y Arqueología de la Universidad de California, en cooperación con la ciudad de Florencia, para localizar la obra maestra perdida, apostando su reputación en la teoría de que ésta está escondida detrás de las paredes del fresco de Vasari.

Su pasión y determinación está impulsada por lo que Seracini piensa que es la pista definitiva, un “indicio” en el fresco de Vasari: las palabras “cerca trova” o “busca y encontrarás”, escritas en una bandera en la pintura de Vasari. En el documental, veremos a Seracini analizar el salón con imágenes térmicas, laser y radares hasta descubrir una brecha de aire escondida, donde cree que se oculta el Leonardo. La única forma de saber si su teoría es cierta será perforando pequeños agujeros en el frágil mural e insertando una sonda endoscópica para mirar. Pero para esto es necesaria a autorización de las autoridades florentinas. El alcalde, Matteo Renzi, intrigado por la investigación, dará luz verde a los restauradores para realizar los orificios en el fresco. Aunque con una condición: deberán terminar el trabajo en poco más de una semana bajo estrecha supervisión de los funcionarios. Los ansiosos funcionarios del museo y la prensa italiana seguirán muy de cerca el proyecto.

Con la cuenta atrás del reloj en marcha, los restauradores del museo inspeccionarán el plan de Seracini y le comunicarán que las perforaciones dañarían el fresco de Vasari. La consecuencia es el retraso del proyecto y el permiso para hacer los orificios sólo en las zonas agrietadas o ya restauradas, donde no se pueda dañar el Vasari original. Mientras tanto, la presión de los medios crece. De un día para otro, la batalla se traslada a la prensa italiana.

¿Perforar, no perforar, dónde, cuándo?  

El documental también incluye el viaje a Oxford del fotógrafo David Yoder cuando, en plena polémica en Italia, se desplaza para encontrarse con un historiador del arte que le enseñará una maqueta de dibujos que Leonardo preparó para el mural. Yoder buscará en los polvorientos archivos de la época de Leonardo y encontrará la lista de los materiales que compró para pintar el mural. Los esfuerzos de Yoder confirmarán las dimensiones de las figuras y qué productos químicos utilizó para seguir su rastro detrás de los muros.

Finalmente, los permisos se aceleran y Seracini y su equipo pueden proceder con la perforación. Tendrán sólo cinco días para hacerlo. El documental mostrará el cuidadoso trabajo realizado por los restauradores para hacerlo en el mismo sitio donde ya hay una restauración anterior para no dañar el mural. La investigación está en marcha. En total,  cinco días y  seis agujeros. Como buscar una aguja en un pajar. El tiempo se agota y ahora sólo queda verificar si la obra de Leonardo está o no detrás de la de Vasari. Las muestras serán enviadas al laboratorio y las preguntas siguen en el aire: ¿habrán encontrado finalmente la prueba que resuelva el misterio del Leonardo perdido? ¿Verá el mundo al final la ponderosa Batalla de Anghiari o estará perdida para siempre? “En busca del Da Vinci perdido” resuelve el misterio.

Seguir leyendo