Historia

¿Que acabó con los dinosaurios? Nuevas hipótesis sobre su extinción

Un asteroide de hace 66 millones de años podría haber provocado la extinción de los dinosaurios, pero parece no haber sido la única causa

Por Ker Than, para National Geographic News
Ilustración que muestra cómo pudo ser el impacto del meteorito.

Nuevos descubrimientos sobre el asteroide que pudo haber matado a los dinosaurios sugieren que pudo haber sido el golpe final, y que los reptiles ya habrían sufrido el azote del cambio climático originado por la erupción de algunos volcanes.

"El impacto del asteroide fue el golpe de gracia", ha dicho Paul Renne, geólogo de la Universidad de California, Berkeley.

La investigación, que se detalla en la edición del 8 febrero de la revista Science, se suma al debate científico sobre qué mató exactamente a los dinosaurios.

Ese debate, que gira en torno a la cuestión de si el culpable era un asteroide o los cambios climáticos inducidos por el volcán, ha evolucionado para poder tener en cuenta la posibilidad de que tal vez múltiples factores ambientales estuviesen involucrados.

Renne y su equipo determinaron recientemente la fecha y el lugar más precisos para el impacto de un asteroide, que se habría producido en la península de Yucatán, en lo que actualmente es México.

Utilizando una técnica de datación de alta precisión en las rocas tectitas formadas durante los impactos de los meteoritos, el equipo concluyó que el impacto se produjo hace 66.038.000 años, un poco más tarde de lo que se pensaba anteriormente.

Cuando los márgenes de error se tienen en cuenta, la nueva fecha es la misma que la de la extinción, explicó el equipo, por lo que los eventos son simultáneos.

Renne dijo que los nuevos hallazgos deberían enterrar cualquier duda acerca de si un asteroide fue el factor decisivo en la desaparición de los dinosaurios.

"Hemos demostrado que estos eventos están sincronizados", dijo, "y por lo tanto el impacto ha jugado sin duda un papel importante en la extinción".

Eso no quiere decir, sin embargo, que el asteroide fuese la única causa de la extinción de los dinosaurios.

Las pruebas sugieren ahora que una serie de erupciones volcánicas masivas en la India, anteriores al impacto de asteroide, también jugaron un papel fundamental, provocando cambios climáticos que ya se estaban matando a algunos grupos de dinosaurios.

Por ejemplo, "nunca se ha encontrado un fósil de dinosaurio no aviar exactamente en el nivel de impacto", dijo Renne en un correo electrónico. "Por lo tanto, en sentido estricto, los dinosaurios no aviares, puede que ya se hubiesen extinguido en el momento del impacto".

La muerte desde el cielo

La idea de que la actividad volcánica fue la responsable de la desaparición de los dinosaurios es anterior a la teoría del impacto, y encaja bien con lo que se conoce acerca de otros eventos de extinción masiva en la Tierra.

"Muchas de las otras extinciones masivas han sido paralelas a erupciones volcánicas a gran escala", dijo Heiko Palike, un paleoceanógrafo en la Universidad de Bremen en Alemania.

Pero en la década de 1980, el equipo formado por Luis y Walter Álvarez -padre e hijo-, físico y científico planetario, respectivamente, presentó una nueva teoría negrita.

Después de descubrir que una capa de arcilla que se encuentra en todo el mundo y que coincidió con el final del período Cretácico es rica en iridio -un elemento raro en la Tierra pero común en las rocas espaciales- propusieron que un meteorito acabó con los dinosaurios.

"A medida que la teoría del impacto se afianzó, especialmente con los científicos más físicos... los vulcanólogos perdieron terreno", explicó Renne.

La teoría del impacto tomó mayor impulso en la década de 1990, cuando los científicos descubrieron un cráter de 180 kilómetros de ancho en la Península de Yucatán, que data del límite entre el Cretácico y Terciario, periodos en los que desaparecieron los dinosaurios.

Si un asteroide de ese tamaño golpease la Tierra habría tenido consecuencias devastadoras, incluyendo ondas expansivas, incendios forestales a nivel mundial, tsunamis, y una "lluvia" de roca fundida.

Además, "la cantidad adicional de materia en partículas se habría mantenido flotando en la atmósfera durante semanas, meses, quizás años, y el bloqueo de la radiación solar entrante terminaría com la vida vegetal y causaría caídas catastróficas de las temperaturas", explicó Hans-Dieter Sues, paleontólogo en el Museo Nacional de Historia Natural en Washington, D.C.

Preguntas sin respuesta

La nueva teoría híbrida todavía tiene algunas preguntas importantes que debe responder. Sin embargo, no se sabe con precisión la cantidad de erupciones volcánicas que afectaron a los dinosaurios.

Tampoco está claro cómo las erupciones de Deccan Traps se extienden en el tiempo. "Sabemos que comenzaron unos pocos millones de años antes del final del Cretácico y se prolongaron durante varios millones de años después, y que se extienden incluso más allá del impacto de un asteroide", dijo Palike.

"Sin embargo, algunas personas han sugerido la existencia de grupos de erupciones que ocurrieron en un lapso de unas pocas decenas de miles de años".

Saber el momento y la duración de las erupciones es importante, Palike añadió, porque si hubieran ocurrido cerca del final del Cretácico, es más probable que jugasen un papel fundamental en la extinción de los dinosaurios que si la mayoría de las erupciones hubieran ocurrido dos millones de años antes.

Palike piensa que una datación más precisa de las capas de cenizas volcánicas en la India podría ayudar a responder algunas de las preguntas restantes: "ese es el siguiente paso del rompecabezas".

Concretar la causa de la extinción de los dinosaurios no es sólo de interés académico, dijo Jonathan Bloch, conservador asociado de paleontología de vertebrados en el Museo de Historia Natural de Florida en la Universidad de Florida.

"Es importante para nosotros para entender cómo los ecosistemas responden a grandes perturbaciones", dijo Bloch, "si se trata de un cambio gradual del clima o de un evento catastrófico. Estas son todas las variables a tener en cuenta como seres humanos en el planeta hoy en día".

Seguir leyendo