Skip to main content

La vuelta al mundo en 24 horas

Tour fotográfico para el viajero aventurero que nunca se detiene

5 a.m. en Hawái
No importa si el día despunta con delicadeza o con una ferocidad gloriosa, el amanecer —en la foto, el del parque nacional de los Volcanes de Hawái— es un momento para empezar de cero. ...Al alba el mundo brilla en todo su esplendor, es un momento bello e íntimo. El desayuno —y todo lo demás— puede esperar.
Texto de P.F. Kluge. Fotografía de Andrew Richard Hara.
6 a.m. en París
El día comienza en la capital francesa mientras el Marché Bastille se llena de vendedores que colocan sus productos antes de que el mercado abra sus puertas a los clientes a las 7 de la mañana. ...Dos veces por semana (jueves y domingos) los puestos de cimoda llenan el bulevar Richard Lenoir, exhibiendo cajas de frutas y verduras de temporada, cestas de huevos, montones de queso, cuencos con aceitunas, tarros de yogur y ramos de flores. El aire pronto se llenará de apetecibles aromas a crepes dulces, sartenes de paella o choucroute garnie alsaciano y descubrirás que estás ansioso porque los vendedores terminen los preparativos y te ofrezcan muestras. en.parisinfo.com
Texto de Jill K. Robinson. Fotografía de David Briard.
7 a. m. en San Francisco
Pasa del diminuto gimnasio del hotel: si quieres hacer ejercicio, San Francisco cuenta con más de 670 escaleras. ...¿Prefieres entrenar los glúteos? ¿O simplemente disfrutar de vistas espectaculares y aire fresco? Echa mano del libro Stairway Walks in San Francisco, de Adah Bakalinsky, para planear tu empinada excursión. Los escalones de Lyon Street, amplios y en buen estado, atraen a fanáticos del fitness; las escaleras embaldosadas de la 16ª Avenida son una obra de arte; Baker Street posee la escalera continua más larga de la zona norte; y los más atrevidos acuden a Bernal Heights, el barrio con el mayor número de escaleras de la ciudad (más de 50 manzanas de calles con escaleras).
Texto de Jill K. Robinson. Fotografía de Jayms Ramirez.
8 a. m. en Abu Dabi
Antes de los ostentosos rascacielos y el petróleo, Abu Dabi (y el resto de los Emiratos Árabes Unidos) era conocida por sus perlas naturales, algo que la región intenta recuperar. ...Pasa la mañana saboreando su historia gracias a la Traditional Pearl Diving Experience en el centro de buceo Al Mahara. Surcarás las aguas frente a la isla de Sir Bani Yas en un dhow (una embarcación tradicional) y aprenderás a encontrar tu propia perla en aguas poco profundas con una cesta tradicional, pinzas nasales y un peso de piedra. Si te encuentras con una dana (el tipo de perla más valioso), te llevarás un recuerdo emiratí único. divemahara.com
Texto de Jill K. Robinson. Fotografía de Outdoor-Archiv, Alamy Stock Photo.
9 a. m. en Melbourne
En Melbourne, la «segunda ciudad» de Australia, puedes encontrar uno de los mejores cafés del mundo. ...Lo cierto es que no hay nada de secundario en disfrutar del radical arte callejero, las actividades al aire libre y el innovador panorama gastronómico de la ciudad. Este también es el hogar de cacatúas, zorros voladores y de los únicos pingüinos urbanos del mundo. natgeoexpeditions.com
Texto de Robert Reid. Fotografía de Doug Gimesy.
10 a. m. en Tanzania
Tras un estimulante encuentro matutino con unos 30.000 animales (entre ellos leones, elefantes y cebras) en el cráter de Ngorongoro, regresa al campamento y visita la aldea masái más cercana. ...Puedes participar en la vida cotidiana visitando la escuela, hablando con los ancianos sobre la cultura masái, trabajando en los campos, cocinando, trayendo agua o enseñando un nuevo juego a los niños. O puedes calzarte las botas de senderismo y unirte a los guías masái para descubrir a pie las tierras altas del Ngorongoro y conocer los hábitats de los animales. natgeoexpeditions.com
Texto de Jill K. Robinson. Fotografía de Michael Nichols, National Geographic Creative.
11 a. m. en Argentina
En el campo de hielo Patagónico Sur, el nombre que debes conocer es Perito Moreno. Este glaciar se extiende a lo largo de más de 250 kilómetros cuadrados y es la tercera reserva de agua dulce más grande del mundo. ...En el tour Big Ice de Hielo & Aventura podrás ver de cerca y de forma segura las espectaculares cascadas de hielo en las paredes delanteras, que se elevan a casi 60 metros sobre la superficie del agua. El punto culminante de esta excursión de un día es recorrer la cima de la meseta congelada para almorzar con vistas de grietas, cuevas y molinos glaciares llenos de agua derretida. hieloyaventura.com
Texto de Jill K. Robinson. Fotografía de Ed Norton, Lonely Planet Images/Getty Images.
12 p. m. en Namibia
Las esqueléticas acacias eriolobas, comúnmente conocidas como espinas de camello, se retuercen sobre una llanura de arcilla seca en el parque nacional de Namib-Naukluft; como telón de fondo, una duna de arena de color naranja brillando bajo el sol de mediodía. ...Namib-Naukluft, uno de los 16 parques y reservas oficiales de Namibia, es famoso por sus imponentes dunas de arena, terrenos arcillosos, montañas escarpadas, ciudades fantasma costeras y una vida silvestre adaptada al desierto. natgeoexpeditions.com
Texto de Jayne Wise. Fotografía de Frans Lanting, National Geographic Creative.
1 p. m. en Charleston
Los encantos de Charleston, Carolina del Sur, han atraído a visitantes durante siglos, pero un viaje por carretera hacia el norte por la Ruta 17 hasta Pawleys Island revela una costa mucho más salvaje —con lugares como Waccamaw Neck o the Neck, para abreviar— que debe su patrimonio a las tradiciones gullah. ...Si Charleston es la sede histórica del Lowcountry, Waccamaw Neck es su corazón espiritual y una sorprendente fuente de cultura: fabricantes de cestas, talladores de madera, cocineros de soul food, pescadores, guías de museo y expertos en patrimonio vivo. Ahora, gracias al ensanchamiento de los puentes, la mejora de las carreteras y la apertura de un segundo hotel en Pawleys Island, es un destino perfecto que visitar durante el fin de semana.
Texto de Jessica Mischner. Fotografía de Alex Kotlik.
2 p. m. en Portland
Aunque lo curioso y lo inusual van de la mano en Portland, la excentricidad de la ciudad de Oregón se remonta a mucho antes de la apertura de la tienda Voodoo Doughnut y los festivales de ciclistas nudistas. ...El tour Underground Portland, organizado por Portland Walking Tours, conduce a los visitantes a través de la Old Town y de Chinatown y, a continuación, a los legendarios túneles subterráneos de Shanghái bajo el histórico hotel Merchant. Los guías, en colaboración con la Sociedad Histórica de Oregón, exploran la historia de vicio y corrupción de la ciudad, lo que te permitirá hacerte una mejor idea del peculiar carácter de Portland que si pasases toda una tarde recorriendo embobado Alberta Street. portlandwalkingtours.com
Texto de Jill K. Robinson. Fotografía de NashCO.
3 p. m. en Nueva Zelanda
Bajo la verde y ondulada topografía de la isla Norte de Nueva Zelanda yace un sistema de cuevas. ...La más famosa —la resplandeciente gruta de Glowworm— era una leyenda entre los maoríes cuando se exploró por primera vez en 1887. Para 1889, sus cuevas de piedra caliza y sus «luciérnagas» (que en realidad eran larvas de una especie de esciárido que solo vive en Nueva Zelanda y Australia) se habían convertido en un destino turístico. Más de 125 años después, siguen siendo una fuente de asombro para los visitantes gracias a la resplandeciente franja de hilos de seda que cuelgan del techo de la caverna. —Extracto de Wild, Beautiful Places, el nuevo libro de National Geographic.
Fotografía de Stoked for Saturday.
4 p. m. en Croacia
Las excursiones por mar en Croacia, las tardes buceando o haciendo senderismo por la costa adriática dan paso a noches durmiendo en una playa bajo las estrellas. ...Los amantes del sea trekking pueden proteger sus pertenencias en una mochila hinchable impermeable que les seguirá allá donde vayan. Este nuevo deporte de aventura es la combinación perfecta de senderismo, buceo libre y nado con aletas, inventado por el buceador alemán Bernhard Wache. También organiza viajes a Elba, Cinque Terre, Córcega y Cerdeña. «Con el sea trekking dejas todo atrás. Te enfrentas a la vida sin apenas posesiones», afirma Wache. «Lo único que llevas es lo que realmente necesitas». aetem.de/en
Texto de Lois Parshley. Fotografía de Tim Ertl.
5 p. m. en Tokio
Las importaciones de sake han aumentado en España sobre todo en los dos últimos años. Pero también se ha visto incrementada la producción de sake español. ...Crea tu propio happy hour de sake en Tokio, donde conocerás la historia de este licor y podrás escoger entre una amplia variedad. Comienza en Nihonshu Stand Moto, un bar en Shinjuku muy popular entre los amantes del sake, donde te darán a elegir entre varias ofertas en un menú escrito a mano. A continuación, dirígete a Kuri, en Ginza, que cuenta con más de cien tipos diferentes de sake y tiene selecciones semanales de temporada. Ambos lugares cuentan con sumilleres de esta peculiar bebida japonesa, así que déjate guiar por sus consejos de expertos. sake-talk.com
Texto de Jill K. Robinson. Fotografía de Alexander Spatari, Getty Images.
6 p. m. en Kerala
En Kerala, India, se da la bienvenida a la puesta de sol con una serie de rituales. En Kakkathuruthu, una isla diminuta en los remansos serpenteantes de Kerala, los niños se zambullen en estanques poco profundos. ...Mujeres con saris se dirigen a casa en esquifes. Los pescadores encienden lámparas y echan sus redes en la laguna. Los murciélagos surcan el horizonte mientras atrapan polillas. Las sombras se alargan, el cielo pasa de azul pálido a zafiro y la noche envuelve la «isla de los cuervos», nombre en malabar de este lugar arenoso de la costa de Malabar. Si el amanecer es el despertar y la iluminación del día, entonces el crepúsculo es la trascendencia, un estallido final de vitalidad previo a la caída de la oscuridad. natgeoexpeditions.com
Texto de George W. Stone. Fotografía de M. Amirtham, Dinodia Photo/Age Fotostock.
7 p. m. en Cuba
Cuando el sol se esconde tras las fachadas en ruinas de La Habana y el termómetro desciende a una temperatura soportable, los cubanos salen a la calle. ...Los turistas van a lugares famosos como el Tropicana, pero los lugareños acuden en bandada al Malecón. Recorre cualquier parte de este paseo marítimo de ocho kilómetros y te sentirás dentro de un festival de músicas del mundo. Un hombre toca serenatas en un tres cubano para deleite de los amantes; otro toca una rumba mientras un coche clásico pasa frente al paseo. Date un capricho dulce en Coppelia, una heladería cercana, o compra cacahuetes que se venden en conos de papel blanco mientras recorres el paseo. natgeoexpeditions.com
Texto de Jeannette Kimmel. Fotografía de Tino Soriano, National Geographic Creative.
8 p. m. en Nueva York
En Nueva York —en la imagen, la zona norte desde Battery Park— no cierra nada. Ya estés en las afueras, en el centro o en Brooklyn, no existe ningún otro lugar donde la noche brille tanto. ...Puedes escribir una lista de lugares imprescindibles para pasar una noche perfecta, pero será tan larga que enseguida te darás cuenta de que tu noche perfecta es en realidad varias noches y que los momentos más neoyorquinos son los más inesperados.
Texto de Tara Isabella Burton. Fotografía de George Steinmetz.
9 p. m. en China
Durante el festival de los farolillos de primavera, celebrado la decimoquinta noche del primer mes del año nuevo chino, el resplandor de los farolillos inunda ciudades y aldeas de toda China. ...Los globos de papel rojo se mezclan con aves, dragones y mariposas iluminadas; cada uno de ellos incluye un acertijo y quien lo resuelve se lleva un premio.
Fotografía de Nicky Loh, REUTERS.
10 p. m. en Budapest
Si te diriges a Budapest, planifica tu viaje para llegar al río por la noche. Los pasajeros de los cruceros por el Danubio salen a cubierta cuando los monumentos iluminados de la capital hacen su aparición: ...las cúpulas erizadas del edificio del Parlamento en el lado de Pest, el castillo sobre una extensa colina en el lado de Buda y el puente de las Cadenas que, guardado por leones de piedra, conecta ambas partes de la ciudad. Es una sinfonía de arquitectura, luz y reflejos ondulados que ni siquiera una historia de guerras y revoluciones ha conseguido silenciar. ¿Prefieres quedarte en tierra? Pasea por la orilla de Pest, desde el elegante Four Seasons en el palacio Gresham hasta las torres verdes del puente de la Libertad.
Texto de Amy Alipio. Fotografía de Sergii Figurnyi, Alamy Stock Photo.
11 p. m. en Mónaco
Entre los coches aparcados frente al legendario casino de Montecarlo hay un McLaren verde y un Rolls Royce negro con la capota bajada. ...Junto al casino, el restaurante del Hôtel de Paris pertenece, cómo no, a Alain Ducasse. Al pie de la colina, en el Port Hércules, plagado de yates, un crucero de lujo zarpa hacia su siguiente puerto de escala. Por suerte, es gratis pasear por el circuito de Mónaco, la ruta serpenteante a través de la que los coches de Fórmula 1 rugen durante el Gran Premio celebrado en mayo. Con solo diez euros y tu pasaporte podrás entrar en el casino de Montecarlo, sorprendentemente sencillo pese a haber sido el escenario de James Bond.
Texto de Amy Alipio. Fotografía de Marc de Delley.
12 a. m. en Noruega
A la hora de cazar auroras boreales en la zona de las luces del norte, debes asegurarte de que nada se interponga entre tú y los brillantes lazos que iluminan el cielo nocturno. ...En el extremo noroeste de Noruega, a 400 kilómetros sobre el círculo polar ártico, el Kirkenes Snowhotel ofrece habitaciones construidas a partir de hielo o cabañas pesqueras con ventanas abovedadas panorámicas y sillones desde los que podrás contemplar cómodamente las auroras boreales. A medianoche, hazte con unas raquetas de nieve y recorre una ruta señalizada que te llevará hasta el borde de un fiordo ártico. No olvides llevar una bebida caliente del restaurante del hotel para mayor comodidad. kirkenessnowhotel.com
Texto de Jill K. Robinson. Fotografía de Cody Duncan.
1 a. m. a 10.600 metros
«La verdad es que estoy un poco obsesionada —vale, completamente obsesionada— con hacer todo lo posible para que mis vuelos encajen con mis horas de sueño. ...Como viajo mucho, he aprendido con el tiempo que un poco de preparación ayuda mucho» —Arianna Huffington
Texto de Hannah Sheinberg. Fotografía de Wasim Choudhury.
2 a. m. en el desierto de Atacama
El desierto de Atacama (Chile), entre el océano Pacífico y los Andes, es uno de los lugares más secos del planeta gracias a su ubicación en una sombra orográfica, la alta presión atmosférica y los vientos fríos del océano. ...Junto con la falta de contaminación lumínica, esas son las condiciones óptimas para observar las estrellas. Descubre el cielo nocturno con San Pedro de Atacama Celestial Explorations. Organizan tours astronómicos sin instrumental o con telescopios alineados para la ocasión. Cuando termine el tour, en torno a las 2 a.m., sigue observando el firmamento con la aplicación para iOS Star Chart desde tu propia terraza privada en Tierra Atacama, uno de los Unique Lodges of the World de National Geographic. spaceobs.com natgeolodges.com
Texto de Jill K. Robinson. Fotografía de Victor Lima.
3 a. m. en Tel Aviv
En Tel Aviv no hay últimas rondas, solo últimos clientes. Empieza la noche en la calle Allenby, en el Lucifer, un bar con una decoración poco convencional: grandes pantallas con imágenes de los transeúntes....Podrás encontrar un poco de aire fresco y cerveza asequible —como la favorita de la ciudad, Goldstar— a pocas manzanas, en HaMinzar. Cuando la gente empiece a irse, dirígete a los locales nocturnos como el Clara, junto a la playa, o la discoteca clandestina The Cat and the Dog. En el Breakfast Club, el ritmo de la música tecno y house harán que no pare la fiesta hasta que llegue la hora de desayunar huevos con bacon en el Benedict, abierto las 24 horas.
Texto de Christine Blau. Fotografía de Adi Adinayev.
4 a. m. en Irlanda del Norte
The Finn Lough hotel's greatest amenity? The starry night sky. This lakeside retreat, located in County Fermanagh, Northern Ireland, boasts a band of bubble domes that offer 180-degree clear walls for optimal stargazing. ...The best part? You don’t even have to leave the room’s four-poster bed, crafted by a local furniture maker, in order to stare up at the ceiling of sparkling constellations. And, after a full 24 hours of traveling around the world, you definitely deserve some rest. finnlough.com
Texto de Hannah Sheinberg. Fotografía de Tyler Collins.
arrow-downarrow-leftarrow-rightarrow-upchevron-upchevron-leftchevron-rightchevron-upclosecomment-newemail-newfullscreen-closefullscreen-opengallerygridheadphones-newheart-filledheart-openmap-geolocatormap-pushpinArtboard 1Artboard 1Artboard 1minusng-borderpauseplayplusreplayscreensharefacebookgithubArtboard 1Artboard 1linkedinlinkedin_inpinterestpinterest_psnapchatsnapchat_2tumblrtwittervimeovinewhatsappspeakerstar-filledstar-openzoom-in-newzoom-out-newslidesreadwatch