Medio Ambiente

Madrid reutilizará la energía del metro ahorrando el consumo de 1.000 hogares al año

La energía que liberan los trenes al frenar será la responsable de dar vida al resto de la red eléctrica del subterráneo. Lunes, 15 Octubre

Por Cristina Crespo Garay, National Geographic

Una nueva iniciativa de la Comunidad de Madrid implantará en el Metro el Plan de Celdas Reversibles, que lanzará en las próximas semanas para reaprovechar la energía que liberan los convoyes al frenar, ahorrando 650 MWh anuales que serán derivados al resto de la red eléctrica.

Probada ya su eficiencia en la estación de Campo de las Naciones entre 2014 y 2016, el proyecto comprende la instalación de cuatro celdas que comenzarán a funcionar a lo largo del próximo año. La Consejería de Transporte, Vivienda e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid afirma que la puesta en marcha de este plan supondrá 1’2 millones de euros para la instalación de estos equipos de recuperación de energía, cifra que se estima será compensada en 6 años.

“Cuando los trenes frenan, como pasa con cualquier vehículo, tienen una energía cinética disponible que no aprovechan y pueden devolver”, explican fuentes del Metro de Madrid en declaraciones a National Geographic. “Pero a día de hoy, solo se aprovecha si hay cerca otro tren que pueda reutilizarla, ya que no se acumula. Los trenes llevan en el techo unas resistencias destinadas a quemar ese excedente, lo que también supone un aumento de la temperatura de los túneles”.

Con esta nueva tecnología, el ahorro es por tanto doble: por un lado, se evita el desperdicio de la energía que estas reutilizando y, por otro, se ahorra la que estas dejando de necesitar para refrigerar el sistema. Desde los propios trenes hasta la iluminación, climatización, los ascensores, los tornos o las escaleras se alimentarán del circuito energético interno, en lugar de provenir de las eléctricas. 

La madrileña estación de La Moraleja será la primera en instaurar estas celdas reversibles a principios de año, seguida por las estaciones de Barrio del Puerto, Hospital de Móstoles y La Peseta. “Estas cuatro primeras estaciones se han ubicado en zonas donde más ahorro energético generarán, ya que hay estaciones donde, por el paso continuo de trenes, la energía ya es reutilizada y no es necesario quemar exedente”, afirman desde Metro de Madrid.

Siguiendo el ejemplo de ciudades como Bilbao o Barcelona, Madrid suma esta iniciativa a los  programas de ahorro energético, que convierten estaciones de metro como Passeig de Gràcia, en Barcelona, en pequeñas smart cities. Esta estación cuenta, desdeel pasado año 2014, con un sistema que supervisa la temperatura, el clima exterior, la humedad y la cantidad de pasajeros para adaptar sistemas como la iluminación, la ventilación o las escaleras.

“La implantación de estos equipos supondrá un menor consumo de energía, lo que  implicará menor contaminación y emisiones de CO2, mejorando la calidad del medio ambiente en general de la ciudad”, afirma en un comunicado la Comunidad de Madrid.

Enmarcado dentro del proyecto europeo de I+D MyRails, el Plan está subvencionado por la Unión Europea para ayudar al estudio y desarrollo de medidas destinadas a implementar tecnologías eficientes en el ámbito de la energía.

Seguir leyendo