Greta Thunberg reflexiona sobre vivir múltiples crisis en una «sociedad de posverdad»

En una entrevista exclusiva con National Geographic, la activista climática adolescente reflexiona sobre los éxitos del movimiento juvenil para combatir el cambio climático y los retos a los que se enfrentará.

Friday, October 30, 2020,
Por Oliver Whang
Greta Thunberg

Este retrato se titula «Greta».

Fotografía de Shane Balkowitsch, Nostalgic Glass Wet Plate Studio

Desde su primera sentada frente al parlamento sueco hace más de dos años, el mensaje fundamental de Greta Thunberg ha sido claro y constante: la crisis climática es la mayor amenaza existencial para la humanidad y debemos abordarla como tal. Este mensaje inspiró a millones de jóvenes activistas a protestar por el cambio y dio lugar a una serie de discursos virales que han definido la fama mundial de Thunberg. Fue nombrada Persona del Año por la revista Time en 2019 y nominada al Nobel de la Paz dos años seguidos.

Con todo, en plena pandemia de COVID-19 —una crisis global de naturaleza muy diferente— y ante la inminente amenaza de la retirada de Estados Unidos del Acuerdo de París, la activista de 17 años ha vuelto al instituto en Suecia. National Geographic habló con Thunberg por Zoom acerca de cómo ha cambiado su activismo en el último año y cómo su mensaje podría sobrevivir en un mundo cada vez más complejo. (Esta entrevista se ha editado ligeramente para mayor concisión y claridad.)

Oliver Whang: Han pasado muchas cosas en el último medio año. ¿Cómo ha cambiado tu trabajo desde la llegada del coronavirus?

Greta Thunberg: Bueno, hemos pasado de hacer muchas cosas físicas, como reuniones y huelgas, a hacerlas de forma digital. Pero, la verdad, como somos un movimiento de gente que no vuela por las repercusiones ambientales, no hemos tenido que cambiar mucho nuestra forma de trabajar. Y además cada país, cada grupo local, es diferente. Porque somos un movimiento muy descentralizado. No nos dirigen desde arriba, sino que cada grupo local decide por sí mismo qué va a hacer. Por eso ha sido diferente en cada ciudad y en cada país.

Oliver Whang: ¿Se ha adaptado algún país o ciudad de forma que haya tenido mucho éxito?

Greta Thunberg: Sí. Algunos organizan huelgas digitales semanales, que han sido fructíferas. Y muchos han realizado acciones simbólicas. Algunos han colocado pancartas o zapatos frente a sus parlamentos como símbolo de que deberíamos estar aquí, pero estamos en casa. La gente se ha adaptado de un montón de formas creativas.

Oliver Whang: ¿Crees que la crisis del cambio climático ha quedado un poco olvidada en medio de todo esto?

Greta Thunberg: Bueno, esa es una idea muy emotiva por que, sí, es obvio que tenemos otros problemas. En una emergencia como esta, cabe esperar que habrá que poner otras cosas en espera, tal y como ha ocurrido.

Oliver Whang: Algo que me ha llamado la atención sobre la respuesta internacional a la pandemia de coronavirus es que muchos países y empresas han tomado grandes medidas. Se han aprobado medidas de estímulo y las empresas están desarrollando vacunas muy rápido. ¿Crees que este tipo de respuesta inspirará algún tipo de acción para abordar la crisis climática?

Greta Thunberg: Bueno, no creo que debamos comparar crisis diferentes, pero sí demuestra que podemos tratar una crisis como una crisis. Y que probablemente cambiará nuestra percepción de las crisis y las respuestas a las crisis. Y demuestra que la crisis climática nunca se ha tratado como una crisis. Se trata como una cuestión pública e importante, como un tema político, algo que no es, porque es una crisis existencial.

Oliver Whang: Pero ¿te ha dado más esperanzas la respuesta al coronavirus? Es decir, ¿podremos responder de manera similar a la crisis climática?

Greta Thunberg: Ha confirmado lo que ya sabía: que cuando tratemos la crisis climática como una crisis, podremos cambiar las cosas y conseguir cosas.

Oliver Whang: En Estados Unidos se acercan las elecciones y nuestro país se retirará del Acuerdo de París el 4 de noviembre. Nuestro presidente lleva años prometiendo que lo haría. Sostiene que el acuerdo es injusto para Estados Unidos. Y hay mucha gente, no la mayoría en Estados Unidos, pero mucha, que está de acuerdo con el presidente y está de acuerdo con la decisión de retirarse del acuerdo. ¿Qué les dirías a esas personas?

Greta Thunberg: Nada. Lo que hago siempre: recurrir a la ciencia. Porque la gente ha intentado influir en estas personas durante mucho tiempo, sin éxito. Así que ¿por qué debería intentarlo yo? ¿Por qué debería yo ser diferente? Si no escuchan, ni entienden ni aceptan la ciencia, no puedo hacer nada. Es algo mucho más profundo lo que debe cambiarlos.

Oliver Whang: ¿Y qué es ese algo más profundo?

Greta Thunberg: Que hoy vivimos en una sociedad de posverdad y que no nos importa haber perdido la empatía. Hemos dejado de preocuparnos los unos por los otros en cierto modo. Hemos dejado de pensar a largo plazo y de forma sostenible. Y eso es algo mucho más profundo que va más allá de los negacionistas de la crisis climática.

Oliver Whang: Entonces, ¿crees que para abordar la crisis climática necesitaremos una especie de cambio cultural o paradigmático en lugar de aprobar impuestos al carbono y leyes, influir en los líderes y desarrollar nuevas tecnologías?

Greta Thunberg: Bueno, si dijera eso, entonces se sacaría esa cita de contexto y se dirá que quiero una revolución o algo parecido. Lo que quiero decir es que la crisis climática no es el único problema. Es solo un síntoma de una crisis mucho mayor. Al igual que la pérdida de biodiversidad, la acidificación de los océanos y la pérdida de suelo fértil, etcétera. Y estos problemas no solo se resolverán dejando de emitir gases de efecto invernadero. La Tierra es un sistema muy complejo. Si tomamos un elemento y lo desequilibras, eso repercutirá en aspectos que se escapan a nuestra comprensión. Y eso también se aplica a la igualdad. Los humanos forman parte de la naturaleza y, si no nos va bien, a la naturaleza tampoco, porque nosotros somos naturaleza.

“Ya no quedan argumentos. Ya no quedan excusas. Ahora o intentas minimizar la crisis o la niegas por completo, o intentas desviar la atención.”

por GRETA THUNBERG

Thunberg posa para una foto, “Standing For Us All.”

Fotografía de Shane Balkowitsch, Nostalgic Glass Wet Plate Studio

Oliver Whang: ¿Te molesta perder la gente que quizá acepte que el cambio climático existe y que es una crisis, pero que prioriza el desempleo o el acceso a la comida u otras cuestiones internas frente a la crisis climática? ¿Crees que estás perdiendo a esa gente?

Greta Thunberg: No, no me molesta. No nos han concienciado sobre la crisis climática. La crisis climática nunca se ha tratado como tal, así que ¿cómo podemos esperar que la gente se preocupe? Como ni siquiera somos conscientes de los datos básicos, ¿cómo podemos esperar que la gente quiera acciones climáticas? Y eso es algo que debe cambiar. Tenemos que comprender que no luchamos por causas separadas. Luchamos por una misma causa, aunque parezca que no es así. Es la lucha por la justicia climática, la justicia social. Sea cual sea el problema, es la lucha por la justicia.

Oliver Whang: ¿Crees que hemos progresado de forma significativa hacia abordar la crisis climática desde que empezaste a protestar hace más de dos años?

Greta Thunberg: Depende de cómo lo mires. En cierto modo, sí. Me parece que el debate ha cambiado y, poco a poco, cada vez más gente empieza a comprender mejor la crisis climática y a priorizarla. Pero, por otra parte, aún no la han tratado como crisis. Y las emisiones siguen aumentando. Así que depende de cómo lo mires.

Pero no podemos esperar que un solo movimiento cambie el mundo. Si creemos que será así, entonces no hemos comprendido la crisis climática. La gente me pregunta: «¿Ha fracasado vuestro movimiento porque no habéis cumplido vuestros objetivos?». Pero ¿cuáles son nuestros objetivos? No tenemos objetivos. Nuestro objetivo es hacer todo lo que podamos para ser una pequeña parte de un gran cambio. Ser una de las muchas activistas que luchan en la misma dirección desde perspectivas diferentes. Y ese es nuestro objetivo. No podemos esperar que un movimiento, o una iniciativa o una solución lo cambie todo o que nos lleve en la dirección correcta. Porque la crisis climática es muy compleja. No es tan sencillo.

Oliver Whang: ¿Hay algo que tú hayas hecho o que otros jóvenes activistas climáticos hayan hecho que creáis que ha sido fructífero? ¿O algún tipo de manifestación de lo que habéis hecho en una política o en la economía que consideres un ejemplo de éxito?

Greta Thunberg: Sí, hay muchos. Sobre todo ejemplos locales. Pero creo que lo más grande que hemos logrado es centrar la atención en la ciencia. Decimos: «No queremos que nos escuchéis a nosotros, queremos que escuchéis a la ciencia». Esta no es una cuestión política, no es nuestra opinión. No queremos que se reduzcan las emisiones, es lo que la ciencia dice que es necesario si queremos mantenernos fieles a nuestros compromisos. No queremos que la situación sea así. Pero, por desgracia, así son las cosas. Y seguiremos presionando para que la gente escuche a la ciencia.

Oliver Whang: ¿Alguna vez has tenido dudas sobre tu trabajo? ¿Alguna vez dudas de ti misma o de lo que haces?

Greta Thunberg: No, porque sé que es lo correcto. Estamos en una época en la que debemos salir de nuestras zonas de confort. Creo que tengo el deber moral de hacer lo que pueda, porque soy una ciudadana. Y eso me convierte en parte de algo y es mi deber, mi deber moral, mi responsabilidad moral, hacer todo lo que pueda.

Oliver Whang: ¿Y nunca te lo has cuestionado?

Greta Thunberg: No. La verdad es que no quiero ser activista. No creo que ningún activista climático haga esto porque quiera. Lo hacemos porque nadie más hace nada y porque tenemos que hacer algo. Alguien tiene que hacer algo, y nosotros somos alguien.

Oliver Whang: Tengo curiosidad por si tus deberes morales o tu responsabilidad han cambiado a medida que te has convertido en una personalidad más reconocida.

Greta Thunberg: Bueno, sí. Todo el mundo tiene una responsabilidad, pero cuanto mayor es tu plataforma, mayor es tu responsabilidad. Y cuanto más poder tengas, mayor es tu responsabilidad. Cuanto mayor sea tu huella de carbono, mayor es tu deber moral. Así que, obviamente, que mi plataforma crezca entraña una mayor responsabilidad. Debo utilizar estos canales, o como quieras llamarlos, para educar, para crear conciencia.

Y las cosas, todos los recursos que tengo, desaparecerán algún día. No seré esta persona durante mucho tiempo. La gente pronto perderá el interés por mí y dejaré de ser «famosa». Y después tendré que hacer otra cosa. Así que, mientras tenga esta plataforma, intento utilizarla.

Oliver Whang: ¿Cuáles son tus próximos pasos? ¿Irás a la universidad? ¿Tienes algún plan?

Greta Thunberg: La verdad es que no lo sé. Ahora mismo solo hago lo que quiero hacer. Y acabo de empezar el gymnasium (Nota del editor: «gymnasium» es el equivalente al instituto en Suecia). Y estaré ahí los próximos tres años. A no ser que quiera hacer otra cosa, ya veremos. El mundo cambia de un día para otro. Así que supongo que hay que adaptarse.

Oliver Whang: ¿Cómo planeas mantener este movimiento? ¿Hay algo específico que haya que hacer hoy diferente a lo que había que hacer hace dos años o hace un año o hace ocho meses?

Greta Thunberg: Bueno, es bastante complejo. Pero ahora mismo nos hemos dado la cabeza contra la pared. Ya no quedan argumentos. Ya no quedan excusas. Ahora o intentas minimizar la crisis o la niegas por completo, o intentas desviar la atención. Tenemos que empezar a tratar la crisis como una crisis y seguir dando importancia a la ciencia, pero ahora todos se culpan los unos a los otros y estamos atrapados en un bucle. No llegaremos a ninguna parte si alguien no rompe esa cadena, por así decirlo. Alguien debe hacer algo. Por supuesto, mucha gente ha hecho muchas cosas, pero no podremos avanzar hasta que alguien con una gran plataforma o gran responsabilidad —los medios, por ejemplo— haga algo para empezar a tratar la crisis como una crisis.

El fotógrafo Shane Balkowitsch, que vive en Bismarck, Dakota del Norte, utilizó el procedimiento del colodión húmedo, inventado en 1848, para crear estas imágenes. Para ver más fotografías suyas, síguelo en Instagram @balkowitsch.
Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.
Seguir leyendo