Cinco maneras de que los productos de belleza tengan envases más ‘Green’

¿Pueden los productos de belleza que usamos a diario utilizar envases más sostenibles? Cuando empezamos a pensar de forma innovadora, vemos que pueden hacerlo.

Publicado 3 may 2022, 11:56 CEST
¿Pueden los envases de belleza ser "Green”?
Un envasado excesivo puede causar problemas al planeta: La bióloga marina y exploradora de National Geographic, Imogen Napper, explica cómo se puede hacer un envase que sea más respetuoso con el medio ambiente.

Un albatros se abre paso en una playa llena de residuos plásticos, con un tapón de botella desteñido en el pico que ha confundido con comida. Los envases, desde las botellas hasta bolsas, constituyen una gran proporción de los 12 millones de toneladas de plásticos que van a parar a nuestros océanos cada año. Pero las marcas responsables, incluidas las marcas de belleza, están tomando medidas para abordar el problema del envasado: explorando, innovando e invirtiendo en formas de hacer que sus envases sean más sostenibles. Estas son cinco formas en las que la industria de la belleza está trabajando para lograr un envasado más sostenible.

1. Menos es más

El envasado tiene muchas funciones, como la de contener y conservar el producto. El problema es que los envases de plástico de un solo uso acaban en los vertederos y contaminan el medio ambiente. Una forma de disminuir estos residuos es el diseño ecológico, que reduce el envasado innecesario. Imagínate un envase de plástico de gran tamaño que contiene solo un pequeño tubo de bálsamo labial. El tubo del bálsamo labial es todo el contenido, el resto del envase de plástico probablemente solo esté ahí para hacer que el producto destaque en el estante y se desechará inmediatamente al ser superfluo. Las marcas de productos de belleza responsables se preocupan por la forma en que utilizan sus envases. En un esfuerzo por reducir el uso de plástico, Garnier ha retirado la parte innecesaria de los envases y ha reinventado el champú sólido que puede utilizar un pequeño envase de cartón en lugar de botellas de plástico.

2. Cero plásticos vírgenes

Ya sea de alimentos y bebidas o de medicamentos y cosméticos, los envases conforman aproximadamente la mitad de los residuos plásticos del mundo. Pero no todos los plásticos son iguales, y esa diferencia afecta significativamente al impacto medioambiental de las bolsas, botellas, tarros y tubos que utilizamos. El plástico virgen es un plástico nuevo creado directamente a partir de combustibles fósiles. Con más de 8000 millones de toneladas de plástico ya existentes, y con un plástico que tarda unos 400 años en descomponerse, no fabricar plástico nuevo es una prioridad. Aquí es donde entra en juego el reciclaje. Aunque no todos los plásticos son reciclables, y no todos los plásticos reciclables se reciclan, las marcas responsables como Garnier tienen como objetivo eliminar el uso de plástico virgen y utilizar solo plástico reciclado que pueda reciclarse de nuevo, creando un modelo circular sostenible para su envasado.

Cada año se crean 8000 millones de toneladas de plástico virgen, y actualmente solo se recicla una pequeña proporción. La única razón útil de usar plástico es poder reciclarlo: mantenerlo fuera del medio ambiente y dentro de un circuito cerrado.

Fotografía de Shutterstock

3. Cambio a cartón

Si el problema son los residuos plásticos, el cartón podría formar parte de la solución. Fuerte, versátil y fabricado con pulpa de madera, es un material de envasado popular con credenciales sólidas: puede obtenerse de forma sostenible, tiene una huella de carbono baja y se puede reciclar de forma fácil y eficaz, lo que lo convierte en una alternativa interesante al plástico. Aun así, el exceso de envasado de cartón puede seguir siendo un problema, al ejercer presión sobre los recursos forestales, por lo que es crucial que los materiales se obtengan de forma sostenible utilizando técnicas forestales responsables. Recientemente, Garnier ha llevado las posibilidades de sustituir el cartón por el plástico aún más lejos: ha desarrollado una forma de sustituir casi la mitad del plástico en los tubos de plástico por cartón de origen sostenible.

El cartón, que es fuerte, sostenible y reciclable, forma parte de la solución al problema del plástico.

Fotografía de Shutterstock

4. Más por menos

Cuando hablamos de compras a granel y de economías de escala, el mayor tamaño es sin duda mejor en lo que respecta al envasado. Algunos productos de belleza se usan casi todos los días —champú, gel de ducha, cremas para la piel—, lo que significa que los consumidores utilizan grandes cantidades de producto: cada uno podría usar 800 botellas de champú en nuestra vida. Con tantos usos, es más eficiente suministrar el producto en tamaño familiar o económico, ya que esto supone un ahorro sustancial por dosis en el envase. Las fórmulas matemáticas sobre proporción de superficie y volumen muestran que cuando se duplica la cantidad de producto, no es necesario duplicar el envase; algunos de los envases de Original Remedies * de Garnier utilizan un 80 por ciento menos de envase que dos botellas de un solo uso, gracias a su mayor volumen, así como a la opción de recarga ecológica. Esto hace que los paquetes más grandes sean mucho más respetuosos con el medio ambiente. 

Las botellas más grandes son mucho más económicas con la cantidad de plástico utilizada: el doble de la cantidad de producto no necesita duplicar el envase.

Fotografía de GARNIER

5. Reponer y reutilizar

Uno de los grandes problemas del envasado son las botellas de plástico que se utilizan durante poco tiempo y luego se desechan, incluso si se introducen en la papelera de reciclaje. La solución podría ser encontrar formas de rellenar y reutilizar una botella varias veces, lo que podría ayudar a repartir su coste medioambiental. Esto ha llevado a algunas marcas de productos de belleza a animar a sus clientes a comprar una “botella para toda la vida” que pueden rellenar con el producto, ya sea en una tienda o devolviéndola a la marca. Se trata de una forma diferente de comprar productos de belleza que podría tardar un poco en funcionar: los consumidores se resistían antes a las tazas de café reutilizables. Para ayudar a fomentar el cambio, Garnier** lanza una botella de aluminio rellenable, que incluye un atractivo diseño destinado a hacer que la botella sea deseable, un artículo que la gente quiera conservar y reutilizar.

Por necesidad, los productos de belleza necesitan un envasado en todas sus formas. Esto coloca a la industria de la belleza en una posición única y poderosa para impulsar un cambio positivo en el envasado: a través de innovar, invertir y liderar con el ejemplo. Con marcas de belleza responsables comprometidas con un envasado más sostenible (así como con productos más sostenibles), cada vez podemos tomar decisiones más Green en nuestras rutinas diarias, ayudando a preservar la salud y los recursos naturales de nuestro planeta. 

Para obtener más información sobre el mundo de la transformación de la belleza, haz clic aquí.

 

* Los nombres de rango pueden variar según los requisitos locales.

**Garnier Internacional. No ha salido aún en España.

Seguir leyendo

También podría gustarte

Medio Ambiente
¿Qué es la economía azul y por qué es tan importante?
Medio Ambiente
¿Pueden los envases de belleza ser "Green”?
Medio Ambiente
¿Qué impacto tienen las cremas solares en los ecosistemas?
Medio Ambiente
¿Pueden los ingredientes de belleza conllevar un menor gasto de agua?
Medio Ambiente
Más de un siglo de parques nacionales en España: nuestros espacios protegidos continúan amenazados

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved