Medio Ambiente

El peligro de la contaminación del aire

Por Redacción National Geographic

4 de diciembre de 2015

Según ha informado la Organización Mundial de la Salud, mueren al año siete millones de personas por la contaminación del aire, es decir, una de cada ocho muertes en el mundo, lo que lo convierte en el mayor riesgo para la salud del planeta.

Lo más sorprendente del informe es que la contaminación del aire a menudo se origina en el hogar de las víctimas. Más de la mitad de esas muertes se deben a la contaminación que provoca el cocinar con carbón, madera o biomasa en las casas.

Kirk Smith, catedrático de la Universidad de California (Estados Unidos), lleva desde los años 70 estudiando los efectos de cocinar con estos elementos y afirma que «encender un fuego así en la cocina es como quemar 400 cigarrillos por hora».

Carlos Dora, de la OMS, prefiere utilizar términos más científicos: «Un hogar con una estufa de carbón sucia puede alcanzar los 2000 o 3000 microgramos por metro cúbico de partículas», señala. Es decir, entre 200 y 300 veces más de la media diaria de la OMS para las concentraciones máximas de partículas contaminadas.

Respirar esas partículas microscópicas puede producir cáncer de pulmón, que es responsable solamente del 6% de las siete millones de muertes por contaminación del aire. La mayoría de estas muertes, el 69%, se debe a infartos de miocardio e ictus.

La Organización Mundial de la Salud cuenta ahora con mejores medios y técnicas para medir este tipo de contaminación fuera de zonas urbanas.

«Cada vez hay más estudios que demuestran la relación entre la contaminación del aire y los infartos», afirma Dora. «Además, ahora tenemos mejores modelos para observar cómo viaja la contaminación y contamos con estaciones de control en áreas rurales»

Casi tres millones de personas en el mundo utilizan combustibles sólidos contaminantes para cocinar. Las mujeres y los niños, que suelen desarrollar su actividad en el hogar y la cocina, están más expuestos a la contaminación. Sin embargo, la tasa de muertes atribuidas a esta causa es mayor en los hombres (49%) que en las mujeres (42%). Los hombres, en general, tienen más factores de riesgo (como el tabaco o las dietas altas en grasa) que las mujeres.

El informe del organismo de las Naciones Unidas mide el impacto global de la contaminación del aire por regiones, no por países. En el Pacífico Occidental, Sudeste Asiático y África se han registrado casi seis millones de muertes prematuras. Sin embargo, son menos de 400.000 en países y regiones de Europa y América, donde las leyes han hecho disminuir la contaminación del aire, el tabaco en espacios cerrados está prácticamente prohibido y apenas se cocina con carbón o excremento animal.

 

Seguir leyendo