Medio Ambiente

Ganador de las elecciones 2012 en EEUU: el cambio climático

Por Redacción National Geographic

8 de noviembre de 2012

Clint Eastwood estaba en lo correcto cuando le hablaba a una silla vacía a finales de Agosto. Había un asiento vacío durante todo el otoño, ya que los candidatos a presidente de los EE.UU. iban y venían en la mayoría de los temas críticos que enfrentan los estadounidenses.

La crisis que ninguno de los candidatos mencionó durante los debates, hasta ahora, por primera vez desde 1984fue el cambio climático. A diferencia de la economía, la salud o las escuelas, simplemente no hay menciones obvias sobre el cambio del clima en el planeta (a no ser que se habite una de las zonas afectadas por la sequía atroz de este verano)

En otras palabras, el huracán Sandy ha tenido que llegar, en forma de súper tormenta colosal inundando Nueva York, la ciudad más grande de la nación, para reenfocar nuestra atención. El cambio climático está aquí, ha estado aquí, pero todavía estamos enterrando la cabeza en la arena ¿Y esa silla a la que Eastwood estaba hablando? En Long Beach, Nueva York, tuvieron que quemar las sillas del comedor para mantener el calor después de que las inundaciones arrasaran la ciudad.

Sin embargo, los candidatos a presidente y vicepresidente esquivaron la cuestión del cambio climático. En realidad, ellos no evitaron la pregunta, porque ninguno de los moderadores de los debates para los cuatro que pasaron, sintió la necesidad de formularla. Lo más cerca que llegaron a discutir sobre el cambio climático fue una digresión en momentos en que Obama hablaba sobre el carbón, que fue refutada sin mencionar por qué puede ser útil este.

El cambio climático en sí mismo nunca llegó realmente hasta el alcalde de Nueva York Bloomberg, que sorprendentemente respaldó al presidente Obama en su mayoría debido a su trabajo para mitigar el cambio climático. La sensibilidad de Bloomberg a la cuestión del clima se intensificó, tal vez, por lo que Sandy le hizo a su ciudad.

Al final, el cambio climático tuvo la última palabra en el proceso político.

El día de las elecciones en los EE.UU. se celebra el primer martes de noviembre, hacia el final de la temporada de huracanes del Atlántico. Uno podría pensar que para toda la charla y la investigación sobre el problema climático, que cada vez es más grave e impredecible durante esta temporada, el potencial de grandes trastornos electorales debido a un huracán hubiera sido explorado en profundidad.

Pero el fracaso en muchos sectores a la hora de tomarse en serio el calentamiento global ha impedido que tal previsión, incluso en Nueva York, donde Bloomberg ha llevado una agenda enorme para reducir la huella de emisiones de la ciudad, obteniendo el proceso electoral con el clima preparado no ha sido una prioridad. Como resultado de ello, Nueva York y residentes de Nueva Jersey, en particular, tuvieron un momento difícil a la hora de emitir su voto ayer.

¿El resultado final? El cambio climático tiene que ser parte tanto del diálogo político como del electoral. No se puede cambiar nada ya, pero el cambio climático ha sido el vencedor de las elecciones en estas ultimas elecciones.

Dan Klotz, News Watch para National Geographic

Seguir leyendo