El 80% de los hombres españoles tendrá sobrepeso en 2030

Un nuevo estudio cifra en 27 millones a las personas con exceso de peso para el año 2030, un aumento del 16% respecto a 2016. martes, 15 de enero de 2019

Por Cristina Crespo Garay - National Geographic
El 80% de los hombres españoles tendrá sobrepeso en 2030

El 80% de los hombres y el 55% de las mujeres padecerán obesidad o sobrepreso en España en el año 2030. Un total de 27 millones de personas adultas que supondrán un sobrecoste de 2.000 millones de euros para el Sistema Nacional de Salud (SNS). Así lo afirma el reciente estudio encabezado por investigadores del Institut Hospital del Mar d'Investigacions Mèdiques (IMIM) y médicos del Hospital del Mar.

La investigación, publicada en la Revista Española de Cardiología, declara que el 70% de población adulta ya padecía este problema en 2016 y, de mantenerse esta tendencia, aparecerán más de tres millones de casos nuevos de aquí a 2030, alcanzando un sobrecoste de 3.000 millones de euros para la sanidad pública. Estas cifras supondrían un aumento del 16% en el número de casos y de un 58% en su sobrecoste sanitario directo.

Con más de 47 artículos revisados, los investigadores han buceado bajo los datos de más de 300.000 personas para estudiar la obesidad española desde 1987 hasta 2014, lo que les ha permitido realizar la estimación de aquí a 2030.

Entre los años 1987 y 2014, el sobrepeso en hombres ha sufrido un incremento del 0,28% y del 0,10% en mujeres, mientras que la obesidad sube un 0,50% en hombres y un 0,25% en mujeres. El índice de masa corporal (IMC) es el encargado de medir el exceso de peso, y se calcula dividiendo el peso en kg por el cuadrado de la talla en metros. Si el IMC está comprendido entre 25 y 30 se considera sobrepeso y, a partir de 30, obesidad.

La obesidad multiplica por dos el riesgo de cáncer en hombres

Las posibilidades de sufrir cáncer o una enfermedad cardiovascular se ven multiplicadas por el exceso de peso, según otro estudio reciente del IMIM, Derivación y Validación de un Conjunto de Funciones de Riesgo Cardiovascular.

Esta investigación alerta de que las posibilidades de desarrollar un cáncer en mujeres que padecen obesidad se multiplica por 12, y las de sufrir una enfermedad cardiovascular por 5. En el caso de los hombres, la obesidad incrementa por dos el riesgo de sufrir un cáncer. El estudio hacía hincapié en el hecho de que, a lo largo del análisis, solo el 26% de los participantes tenía un peso normal.

"Se trata de personas que tienen más posibilidades de incrementar el  gasto sanitario a causa de las comorbilidades que sufren, como enfermedades cardiovasculares, diabetes o cáncer, asociadas al sobrepeso y a la obesidad", afirma Hernáez.

Una tendencia mundial al alza

Las cifras que retratan España “están en la línea de lo que está pasando en Europa, una línea de moderado crecimiento de la prevalencia del exceso de peso en la población adulta", afirma Álvaro Hernáez, primer firmante del trabajo y miembro del Grupo de investigación en Epidemiología y Genética Cardiovascular del IMIM en el momento de realización del estudio.

Con Asturias, Galicia y Andalucía a la cabeza, el Instituto Médico Europeo de la Obesidad publicaba recientemente el mapa de la obesidad de España realizado con datos de 2016 de la Sociedad Española de Cardiología por el grupo Planeta Dieta.

La epidemia de salud conocida como la “doble carga” es ya una realidad en los países en los que la obesidad y la malnutrición aquejan por igual tanto a niños como a adultos, para quienes a menudo un dulce es más barato que una barra de pan.

Educación e impuestos

Los investigadores apuntan a diversas causas para explicar este aumento constante del sobrepeso en España. Por un lado, aluden a los patrones de alimentación poco saludables, que a menudo incluyen un consumo excesivo de productos industriales y deficitario de fruta, verdura y legumbres. Un mayor sedentarismo, unido a un menor poder adquisitivo y menor disponibilidad de tiempo se traduce en patrones dietéticos menos saludables.

Para frenar este problema de salud mundial, los autores abogan por intervenciones sociales, tanto desde el ámbito económico, con medidas como el aumento de impuestos en alimentos procesados, como desde el ámbito educativo. Pequeñas iniciativas a nivel comunitario pueden ser muy provechosas, como promover hábitos saludables con diferentes políticas educativas, que fomenten el ejercicio y el conocimiento de nutrición desde la propia escuela.

A este respecto, Jaume Marrugat, investigador principal del estudio y director del Programa de Epidemiología y Salud Pública del IMIM, concluye el comunicado recalcando que el estudio "ilustra, con muy poco margen de error, la importancia de iniciar cuanto antes mejor, el máximo número de esfuerzos en revertir y prevenir futuras recurrencias de la creciente epidemia de sobrepeso y obesidad en nuestra sociedad. Es la única manera de reducir los enormes costes sociales, sanitarios y económicos que emergerán en los próximos años".

Seguir leyendo