Los destinos de las películas de Star Wars

A partir del 4 de mayo, Star Wars: El ascenso de Skywalker llega a Disney+, completando una saga de nueve películas y cuatro décadas. Estos once lugares ofrecen a los peregrinos jedi la oportunidad de pisar otros mundos sin salir del nuestro.

Monday, May 4, 2020,
Por Simon Ingram
Rey (Daisy Ridley) en una escena de Star Wars: El ascenso de Skywaler. Muchas de las ...

Rey (Daisy Ridley) en una escena de Star Wars: El ascenso de Skywaler. Muchas de las escenas en el desierto que aparecen en la película final en la serie actual de Star Wars se rodaron en Wadi Rum, Jordania.

Fotografía de LUCASFILM / DISNEY

Pocas franquicias cinematográficas (con la posible excepción de James Bond) han presentado ubicaciones tan diversas como Star Wars. Resulta evidente observando la paleta de colores a lo largo de la saga espacial de nueve películas que, 43 años después de comenzar con Star Wars: Una nueva esperanza, cierra un círculo con la llegada de Star Wars: El ascenso de Skywalker a Disney + el 4 de mayo.

Este Pantone planetario ha oscilado del naranja quemado de un planeta árido al blanco brillante de otro congelado, de los interiores igualmente gélidos de las naves espaciales y las guaridas de los villanos a mundos pantanosos, arbolados y húmedos de todo tipo. Ninguno es un lugar real, lo que quiere decir que antes de la llegada de la tecnología CGI los productores debían encontrar un sustituto adecuado en el planeta Tierra.

Los icónicos robots de Star Wars C-3PO y R2-D2 se acercan al palacio de Jabba el Hutt en el planeta de Tatooine en El retorno del jedi. La escena se rodó en el Valle de la Muerte de California.

Fotografía de AF ARCHIVE / ALAMY

Incluso en la era actual de capacidades visuales ilimitadas en la gran pantalla, los escenarios orgánicos auténticos establecen los cimientos sobre los que se construyen entornos fantásticos, una especie de ancla del mundo real que atrae al público con escenarios identificables.

(Walt Disney Company es accionista mayoritario de National Geographic Partners.)

Así que, aunque en el universo Star Wars nuestro planeta y sus civilizaciones se encuentran, parafraseando el famoso texto de apertura, en una galaxia muy muy lejana, muchos de los lugares nos recuerdan a paisajes tan exóticos como cercanos. Si tuvieras que crear la peregrinación definitiva de Star Wars, ¿cuál elegirías?

Túnez

Una nueva esperanza (1977) y La amenaza fantasma (1999)

Esta es posiblemente la única ubicación de Star Wars que debe su nombre al lugar terrestre en el que se basa (el nombre del planeta Tatooine se basa en la localidad tunecina de Tataouine). Los desiertos de este país del norte de África fueron un componente importante de la estética árida y calurosa de la película original de Star Wars, Una nueva esperanza, así como su la precuela, La amenaza fantasma.

Algunas de las estructuras de la película original siguen en pie en las ciudades portuarias de Ajim y la isla de Djerba. Muchos de los escenarios más remotos encargados por George Lucas están en ruinas y se los están tragando poco a poco islas desiertas, aunque la mayoría han sido mantenidos por los residentes comprometidos que son conscientes del valor turístico de los edificios. Por desgracia, el sector turístico de Túnez se vio muy afectado por los ataques terroristas de 2015 y la inestabilidad posterior y muchos de los destinos solo reciben una fracción de las visitas de antes. Sin embargo, algunos negocios perduran, como el Sidi El Driss Hotel, una casa subterránea bereber tradicional que se usó como casa de la infancia de Luke Skywalker en Una nueva esperanza.

Este decorado cerca de Nefta, en el Sáhara tunecino, se construyó para la película original de Star Wars. Se construyeron otros a finales de los 90 para la trilogía de la precuela. Muchas de las estructuras siguen en pie a pesar de que las está invadiendo el desierto.

Fotografía de ACCEPTPHOTO / ALAMY

Skellig Michael, Irlanda

Los últimos Jedi (2017)

Este dúo de islas rocosas a 15 kilómetros de la costa sudoccidental de Islandia consta de acantilados empinados que se elevan a más de 220 metros sobre el Atlántico Norte. La más grande, Skellig Michael (Sceilig Mhíchíl en gaélico irlandés), es lugar Patrimonio de la Humanidad de la Unesco en reconocimiento de su importancia como hábitat aviar y por el monasterio que alberga, St. Fionan’s, fundado entre los siglos VI y VIII y uno de los primeros de Irlanda. El monasterio, habitado por monjes que vivían en casas colmena y que comían lo que pescaban, estaba aislado y era un lugar donde los monjes podían practicar sus creencias sin arriesgarse a que los persiguieran. En Los últimos Jedi, la isla y su ruinoso monasterio albergaban a un Luke Skywalker mayor.

Skellig Michael, la más grande de dos islas escarpadas de arenisca y pizarra en la costa sudoeste de Irlanda, vista desde el aire.

Fotografía de IRELAND TOURISM

Hardangervidda, Noruega

El imperio contraataca (1980)

Esta región de Noruega hizo las veces del planeta helado de Hoth y proporcionó condiciones de ventisca reales al equipo de producción, que en algunos casos solo salía del hotel en la aldea de Finse para rodar. Gran parte de las escenas más amplias se filmaron en el glaciar Hardangerjøkulen, al que el hotel Finse 1222 (el establecimiento donde se alojó el equipo) organiza excursiones.

La meseta de Hardangervidda, en Noruega, fue la ubicación empleada para simular el planeta helado de Hoth. Las condiciones eran tan auténticas que para las escenas menores el equipo solo necesitaba salir de su hotel, en Finse.

Fotografía de SHOULTS / ALAMY

Puzzlewood, Bosque de Dean

El despertar de la fuerza (2015)

El entorno tenebroso de Puzzlewood, en el bosque de Dean, fue un escenario fundamental para una de las películas más esperadas de la saga El despertar de la fuerza. Este bosque antiguo es una curiosidad de afloramientos rocosos, ramas nudosas y llenas de líquenes, cuevas y raíces. Se dice que su nombre (Puzzlewood) se debe al desconcierto que despertaban sus características carismáticas a los lugareños.

Puzzlewood, en el Bosque de Dean, Gloucestershire, fue la ubicación elegida para una escena de lucha en El despertar de la fuerza.

Fotografía de TRAVELIB / ALAMY

Valle de la Muerte, California

El retorno del jedi (1983)

Dos continentes representaron zonas distintas de los entornos áridos anaranjados del planeta Tatooine: África y Norteamérica. En este último, se recurrió al Valle de la Muerte de California cuando una tormenta limitó los rodajes en Túnez. Los valles del Golden Canyon, Desolation Canyon y el Twenty Mule Team Canyon simularon escenarios más amplios que fueron fundamentales para Una nueva esperanza y también el camino que toman los droides al palacio de Jabba en El retorno del jedi.

Los numerosos cañones del Valle de la Muerte, como el Golden Canyon (en la foto), simularon el planeta Tatooine en Una nueva esperanza y El retorno del jedi.

Fotografía de GARY WHITTON / ALAMY

Tikal, Guatemala

Una nueva esperanza (1977)

Un bosque denso con instalaciones antiguas construidas por los mayas compuso un elemento visual clave para el clímax de la película original de Star Wars. Tikal, lugar Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, fue una ciudad ceremonial ocupada durante más de 1500 años y siguió siendo un misterio hasta tiempos relativamente modernos pese a que algunas de las ruinas de las pirámides alcanzaban el límite arbóreo (hasta 65 metros de altura en el caso de la Pirámide IV). En su apogeo, el asentamiento fue una ciudad en toda regla y sigue siendo un ejemplo cautivador del ingenio de los mayas. Según la Unesco, la “riqueza de expresiones arquitectónicas y artísticas [de Tikal] también contiene elementos simbólicos importantes, como el concepto de las pirámides como montañas que definen un universo donde los seres humanos coexistían con su entorno”.

El Templo del Gran Jaguar de Tikal, Guatemala. Las pirámides de este lugar reconocido por la Unesco son tan altas que sobresalen entre las copas de los árboles, una imagen que usaron para visualizar la base rebelde oculta en las escenas de Una nueva esperanza.

Fotografía de JAN WLODARCZYK / ALAMY

Monte Etna, Sicilia

La venganza de los Sith (2005)

Aunque muchas localizaciones de la trilogía de la precuela se generaron por ordenador, algunas se aumentaron con imágenes y ubicaciones reales o, en un caso concreto, lava. Una erupción de este volcán siciliano en 2002 se filmó y se integró en un duelo culminante de sables de luz entre los personajes Obi Wan Kenobi y Anakin Skywalker.

Erupción en el monte Etna. Cuando el volcán siciliano entró en erupción en 2002, enviaron a un equipo de La venganza de los Sith para que filmara las coladas de lava, que aumentaron una escena generada principalmente por ordenador en la que salían Anakin Skywalker y Obi Wan Kenobi.

Fotografía de TOM PFEIFFER / ALAMY

El duelo con sables de luz en el clímax de La venganza de los Sith (2005) fue una escena generada principalmente de forma digital, pero se aumentó con lava auténtica del Etna.

Fotografía de MOVIESTORE COLLECTION LTD / ALAMY

Cheatham Grove, California

El retorno del jedi (1983)

Para el bosque de la Luna de Endor (hogar de los ewoks) se usaron varios grupos de secuoyas en California como sustitutos. Las secuencias con speeders se filmaron en Cheatham Grove, con el parque nacional de Redwood de fondo. Este parque alberga los árboles más altos de la Tierra: algunos alcanzan la altura de un edificio de 35 plantas. Se dice que la más alta de todas es una secuoya de 115 metros llamada Hyperion, pero su ubicación exacta se mantiene en secreto.

Cheatham Grove, un conjunto de secuoyas antiguas, está cerca de Crescent City, California. Estos árboles se usaron como escenario de la persecución de speeders en El retorno del jedi. Otros grupos de árboles viejos del parque estatal de Redwood también se usaron de telón de fondo.

Fotografía de SCOTT SADY/TAHOELIGHT.COM

Thirlmere y Derwentwater, Distrito de los Lagos, Inglaterra

El despertar de la fuerza (2015)

Cuando debutó el primer tráiler de El despertar de la fuerza en 2015, aparecía una escena en que una flota de Ala-X pasaba velozmente sobre la superficie de un lago que a muchos británicos les resultó familiar. Muchos especularon que la ubicación se encontraba en el Distrito de los Lagos inglés, y tenían razón. Varios de los lagos de este parque nacional se usaron como base para los escenarios, que se sometieron a diversos grados de realce por ordenador, pero aún evocan la estética de uno de los parques más queridos del Reino Unido. En la película pueden identificarse varias estivas, como Raven Crag y Blencathra.

Thirlmere, en el Distrito de los Lagos de Cumbria, se usó (junto al vecino Derwentwater) para varias escenas aéreas en El despertar de la fuerza (2015).

Fotografía de STEWART SMITH / ALAMY

El pico Raven Crag del Distrito de los Lagos se ve arriba a la derecha en este fotograma de El despertar de la fuerza (2015).

Fotografía de PHOTO 12 / ALAMY

Lago Como, Italia

El ataque de los clones (2002)

El opulento retiro real del planeta Naboo se evocó con la Villa del Balbianello, a orillas del lago Como, en la región de Lombardía. Con 410 metros, es el lago más profundo de Europa, y el edificio majestuoso a sus orillas se construyó en el siglo XVIII como retiro literario. Más adelante, lo compró el conde Guido Monzino, un viajero y aventurero que fue el primer italiano que ascendió al Everest, entre otros logros. Muchas de sus hazañas se conmemoran en el Museo de Expediciones. Desde la muerte del conde en 1988, ha sido gestionada por el Fondo Ambiente Italiano.

La Villa del Balbianello a orillas del lago Como, Lombardía. La villa, que antes era el hogar de un aventurero aristócrata, se usó como escenario de una boda galáctica en El ataque de los clones. En la actualidad, se utiliza para bodas reales.

Fotografía de STEFANO VALERI / ALAMY

Tesco, Elstree

El imperio contraataca (1980)

La casa espiritual de Star Wars, entre otras cosas, es el venerable estudio al norte de Londres. Muchos de los escenarios del estudio los monopolizó la producción de la trilogía original, pero el gigantesco Stage 6, terminado en 1979, se construyó específicamente para El imperio contraataca y pasaría a conocerse como “el escenario Star Wars”. Se desmanteló en 1989 y el terreno se vendió a una cadena de supermercados. Por eso los visitantes del supermercado de Elstree recorren el mismo suelo en el que se rodaron las principales secuencias en interiores de El imperio contraataca y El retorno del jedi. El aparcamiento tiene vistas al escenario George Lucas, designado Stage 6 y que lleva el nombre del creador de Star Wars, cuya franquicia Indiana Jones también se rodó aquí.

Mark Hamill, George Lucas, Carrie Fisher y Harrison Ford en el rodaje de Elstree de El imperio contraataca. Se construyó un escenario para albergar los grandes platós que requería la producción de la película. En la actualidad, hay un supermercado en su lugar.

Fotografía de AF ARCHIVE / ALAMY

Star Wars: El ascenso de Skywalker así como el resto de películas de la saga Skywalker ya están disponibles en Disney+.

Artículo actualizado en mayo de 2020 y publicado originalmente en nationalgeographic.co.uk.

Seguir leyendo