Loreto y Amazonas: una puerta de entrada (y escapada) al mundo natural de Perú

Río Nanay, Loreto. Perú es una maravilla ecológica: lo atraviesa gran parte de su biodiversidad, que proviene del río Amazonas.

Imagen cedida por PERÚ
Por EMMANUEL KWAKYE
Publicado 19 jun 2023, 15:20 CEST

Perú es uno de los países más geográfica y biológicamente diversos del mundo, repleto de vida y rebosante de inspiración. En la costa del Pacífico de Sudamérica, entre Ecuador y Chile, Perú está clasificado como megadiverso, con más de 500 especies de mamíferos (quinto en el mundo), 1800 aves (tercero en el mundo) y 2100 peces (primero en el mundo).

Con tanto por descubrir, este increíble país despierta el interés tanto de los amantes de la cultura como de los que buscan emociones fuertes, y apela con especial fervor al corazón de los amantes de la naturaleza, atrayendo a los visitantes con su variedad de emocionantes maravillas naturales.

Para quienes deseen explorar el Amazonas y disfrutar de su selva tropical y su río, hay una región en particular que destaca: Loreto, una puerta de entrada al Amazonas. 

Loreto: tierra de mil colores

La región de Loreto se encuentra en el nordeste de Perú. Iquitos, su capital, también es la ciudad más grande del mundo a la que no se puede acceder por carretera; la única forma de entrar es por aire o agua. Es casi como si la ciudad le diera un sutil aviso, preparándole para la grandiosa aventura que le espera: algo fuera de lo común.

El viajero intrépido se verá recompensado por llegar hasta aquí. Loreto cuenta con coloridos mercados, deliciosos platos y ciudadanos acogedores. Sin embargo, lo que realmente atrae al viajero a su centro es su conexión mágica con el mundo natural.

Loreto, enclavada en lo más profundo de una naturaleza aparentemente infinita, se encuentra junto al río Amazonas, el gigante que comienza su viaje de 7000 kilómetros desde Perú hasta la costa atlántica de Brasil. Las poblaciones nativas de Loreto, como los yagua y los witoto, han residido aquí durante siglos y, como resultado, sus conocimientos y su conexión con la selva tropical son tan profundos como su rica cultura y su patrimonio natural.

Excursiones a pie y en barco

Sus vínculos multigeneracionales con la región generan oportunidades de turismo comunitario. Las excursiones a pie son una excelente manera de que los visitantes obtengan una mirada única e íntima de la vida de las personas que viven en la selva tropical: una muestra de su día a día y su cultura local. Por ejemplo, existe la oportunidad de acompañar a los guías y experimentar su forma de vida de cerca, aprendiendo de todo, desde comida local hasta las plantas medicinales que obtienen de ella.. ¿Qué mejor manera de sumergirse en el Amazonas que disfrutar bajo su frondoso follaje, guiados por un experto local en los diferentes cantos de aves que reverberan a través del bosque? Resultará muy útil, ya que Loreto es un paraíso para los observadores de aves, con más de 1000 especies para ver.

Si caminar no es lo suyo, puede embarcarse en un crucero por el Amazonas. Una alternativa es zarpar en un recorrido en barco organizado por empresas locales para viajeros interesados en experimentar la riqueza de la selva tropical desde una perspectiva única.

Las excursiones en barco de Loreto ofrecen una vista del Amazonas desde un punto de vista único. 

Imagen cedida por PERÚ

Mientras recorre el río y se deja llevar por el movimiento del agua, podrá disfrutar de las impresionantes vistas del Amazonas. Si escucha atentamente y mira con más atención aún, puede encontrarse con un animal que hace lo mismo que usted: el boto o delfín rosado.

Se trata de un ser místico cuyo encanto es tan cautivador como el Amazonas donde habita. Numerosas leyendas asociadas a este animal revelan la reverencia que los lugareños sienten por él. Aparentemente, mirar directamente a los ojos de un delfín da pesadillas de por vida. Igual de fascinante es el hecho de que la coloración rosa de los machos no es de origen genético, sino que es el resultado del tejido cicatricial en las heridas sufridas al luchar por conseguir pareja. Sin embargo, no hay necesidad de preocuparse; con los humanos solo son curiosos y juguetones.

Buscando al boto, experimentará el Amazonas desde un punto de vista especial, descubriendo las criaturas que acechan bajo sus aguas. Tan interesantes como los animales en el río son aquellos que viven en el suelo de la selva tropical y arriba, en el cielo, incluido el guacamayo escarlata con su deslumbrante plumaje rojo, amarillo y azul. 

Alojamientos ecológicos

Con tanto que experimentar y tan poco tiempo, es aconsejable pasar más de un día explorando lo que Loreto tiene para ofrecer. Afortunadamente, existe la opción de relajarse durante la noche en uno de los muchos alojamientos ecológicos repartidos por toda la región. Están fabricados con materiales locales y sostenibles; muchos emplean energía renovable, para que pueda disfrutar de una estancia totalmente inmersiva cerca del Amazonas con un mínimo de impacto medioambiental en el ecosistema circundante. Esto significa que puede conectar con la naturaleza con toda tranquilidad las 24 horas del día de forma orgánica, profunda y cómoda.

Pacaya Samiria. Los alojamientos permiten a los visitantes descansar cómodamente, imbuidos de la belleza natural de Loreto que les rodea. 

Imagen cedida por PERÚ

Pero la maravilla no termina ahí, ya que el intrépido explorador puede adentrarse aún más en la selva amazónica, descubriendo su impresionante cuenca hidrográfica: el Amazonas.

Amazonas: hogar de lo raro y extraordinario

La región de Amazonas se encuentra en el norte de Perú, donde las montañas de los Andes se encuentran con la selva tropical: Chachapoyas es su capital. Es un fenómeno ecológico, un centro de biodiversidad repleto de color y vida. Los observadores de aves se deleitarán con la abundancia de especies que viven en este magnífico hábitat, incluido el maravilloso colibrí cola de espátula, endémico y protegido. Un viaje a su centro le llevará a la catarata Gocta, una de las más altas del mundo.

Catarata Gocta

Con una altura de 771 metros, esta catarata de caída libre, la más alta de Perú, es fascinante; es tres veces más alta que el Salto del Nervión, la cascada más alta de España. Esta cascada estuvo oculta al mundo exterior durante siglos y, según el folclore local, la protege una hermosa sirena rubia lista para maldecir a cualquier persona que se aventure demasiado cerca. Aunque el mito no se puede confirmar ni negar, refleja acertadamente el nivel de misterio que envuelve esta épica cortina de agua, inspirando curiosidad y asombro entre quienes la contemplan.

Las leyendas locales envuelven a la catarata Gocta, ubicada en las profundidades del Amazonas y uno de los espectáculos naturales de la Tierra.

Imagen cedida por PERÚ

Un maravilloso colibrí cola de espátula sostenido hábilmente en una rama. Es autóctono de Perú y rara vez lo ven los observadores de aves.

Fotografía de ROB WILLIAMS

Este sentido de la fascinación se extiende elegantemente a los animales que residen en la cascada. El bosque que rodea la catarata de Gocta también es uno de los mejores lugares del mundo para encontrar mamíferos excepcionalmente raros, como el oso antifaz y el mono lanudo de cola amarilla en peligro de extinción. 

Regrese de su caminata para refugiarse en la tranquilidad de un alojamiento como Gocta Lodge en Cocachimba, donde puede aprovechar al máximo su tiempo en la región y enriquecer su viaje.

En última instancia, mientras descansa sobre una cómoda almohada reflexionando sobre su experiencia peruana, disfrutará sabiendo que pudo explorar este país único con sus propios ojos y oídos y que su aventura fue aún mejor gracias a la información de los guías locales.

 

loading

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2024 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved