¿De verdad ahora está prohibido hacer senderismo en Bali?

Las escandalosos comportamientos de ciertos turistas han llevado al Gobierno provincial a promulgar nuevas leyes para varios lugares sagrados. Entre las normas se incluye la prohibición de escalar árboles o usar palabras malsonantes.

Por Ronan O’Connell
Publicado 22 dic 2023, 8:00 CET
Un excursionista en Bali contempla el monte Abang y el monte Agung

Un excursionista en Bali contempla el monte Abang y el monte Agung en la distancia. Nuevas leyes prohibirían a los turistas escalar montañas, una de las actividades más populares en esta isla indonesia.

Fotografía de Frank Heuer, Laif, Redux

2023 no ha sido un buen año para el turismo de Bali. Y no precisamente por la falta de visitantes. Los habituales actos obscenos de los turistas en Bali provocaron este verano la propuesta de una batería de nuevas normas para los visitantes, incluida la prohibición de escalar sus montañas, consideradas sagradas y hogar de deidades hindúes. 

El gobernador de Bali, Wayan Koster, ha impulsado más de una docena de normas destinadas a hacer frente a años de mala conducta de los turistas en esta isla indonesia, entre las que se incluye la prohibición del alpinismo. Aunque ya están en vigor, algunos creen que se trata más de una campaña de relaciones públicas (Bali celebra elecciones en 2024) que de un cambio radical obligatorio en los usos y costumbres del turista.

Según el plan del Gobierno, los turistas que lleguen a Bali recibirán un documento en el que se les aconsejará vestir con modestia en los templos y evitar tocar árboles sagrados, usar palabras malsonantes en público, escalar edificios religiosos o interrumpir ceremonias balinesas. Pero quizá la propuesta más impactante sea la prohibición del senderismo de montaña. Esta popular actividad turística es promovida por muchas empresas balinesas, que dirigen excursiones a majestuosos picos y volcanes.

La propuesta del gobernador llegó poco después de que una alemana entrara desnuda en un templo de Bali y una rusa posara desnuda en un baniano sagrado. En marzo, un bloguero ruso que desnudó su trasero en un volcán se convirtió en una de las más de 100 personas deportadas de Bali sólo este año.

Aunque Bali es uno de los lugares más turísticos de Asia, rebosante de complejos turísticos, bares y actividades dirigidas a extranjeros, también es una isla profundamente arraigada en antiguas creencias religiosas. Bali está repleta de lugares considerados sagrados en su cultura de mayoría hindú.

Ubicación de Bali, Indonesia.

"En el hinduismo, las montañas son el lugar donde viven los dioses; en concreto, el Himalaya se asocia a deidades concretas", explica Adrian Vickers, catedrático de Estudios del Sudeste Asiático de la Universidad de Sídney (Australia). "Así que las altas montañas y los volcanes de Bali, Java y Lombok se consideran versiones de esas montañas de la India. A esto se añade la asociación [en Bali] de los lugares altos con los antepasados".

Muchos turistas no comprenden hasta qué punto pueden afectar a Bali con sus acciones, dice I Nengah Subadra, profesor asociado de turismo en la Universidad Triatma Mulya de Bali. Vestir demasiado informal, hablar demasiado alto o tocar demasiado íntimamente a alguien en los lugares sagrados altera el delicado equilibrio espiritual de la isla.

Este comportamiento no sólo ofende a los lugareños, sino que también inquieta a los dioses hindúes de Bali. Para apaciguar a estas deidades y restablecer la armonía cósmica, los balineses celebran rituales ancestrales en estos lugares perturbados, limpiándolos de energía negativa.

I Nengah Subadra afirma que la frustración por el mal comportamiento de los turistas ha ido en aumento en Bali desde hace más de una década, y cita un incidente ocurrido en 2013 en el que una pareja estonia mantuvo relaciones sexuales en un templo. Pero afirma que las normas turísticas previstas tendrán una acogida desigual entre los lugareños. "Algunos balineses que son muy partidarios de la preservación cultural estarán contentos", afirma: "Pero los que trabajan en el turismo pueden estar descontentos porque afectará a las empresas que hacen excursiones a las montañas".

Kadek Krishna Adidharma es una de esas personas. Director de Bali Eco Trekking, que lleva 24 años dirigiendo excursiones a las montañas, afirma que el gobernador de Bali no tiene derecho a prohibir a los turistas visitar sus cumbres. "Que una montaña o un volcán estén abiertos al turismo es asunto de las autoridades locales, no provinciales", afirma.

Las nuevas normas turísticas propuestas por Bali entraron en vigor en junio, aunque puede que la situación cambie tras las elecciones que se celebrarán el año que viene: "No hemos visto ningún cambio sobre el terreno desde la norma arbitraria establecida por el gobernador. Al ser 2024 un año electoral, algunos también ven esto como un intento del gobernador de flexibilizar y demostrar su poder para hacer algo ante el comportamiento inapropiado de algunos turistas."

 

Ronan O'Connell es un periodista y fotógrafo australiano que viaja entre Irlanda, Tailandia y Australia Occidental.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

loading

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2024 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved