Viaje y Aventuras

JFK: Control de aduanas

Por Redacción National Geographic

15 de enero de 2013

Cuando nadie está por encima de toda sospecha, los agentes federales del aeropuerto internacional JFK de Nueva York son los mejores expertos para reconocer y dar caza a los traficantes

No es lo que pueden encontrar lo que más les preocupa, sino lo que pueden llegar a echar de menos

Estreno todos los jueves, alas 22.35 horas, desde el 24 de enero

Millones de dólares procedentes del contrabando son incautados cada año por los oficiales del Departamento de Seguridad Interna del Gobierno de Estados Unidos destinados en el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy de Nueva York, uno de los más grandes del mundo y probablemente el de mayor volumen de viajeros y operaciones internacionales de Estados Unidos. En su trabajo diario todo está en juego, desde la seguridad de su propio equipo a la de la nación. Cualquier fleco sin resolver puede ser una oportunidad para el delito, incluso poner el país en riesgo. Lo único que les guía es seguir su propio instinto.

El día a día de estos agentes y los delitos y peligros a los que deben hacer frente son los protagonistas de la nueva serie documental de National Geographic Channel, “JFK: Control de aduanas”, producción de cinco episodios que el canal de televisión estrenará todos los jueves, a las 22.35 horas, desde el 24 de enero.

“JFK: Control de aduanas”entra en las áreas reservadas para los cuerpos de seguridad con el fin de ser testigos de la actividad de los agentes de Aduanas y Protección de Fronteras  (CBP en sus siglas en inglés) y de los agentes especiales de la policía de inmigración y aduanas (ICE, también en sus siglas en inglés). Para ellos nada ni nadie están por encima de toda sospecha.

Tanto unos como otros trabajan juntos en JFK para tratar de frenar al máximo la entrada en territorio norteamericano de sustancias ilegales o de productos alimenticios no autorizados. Los oficiales del CBP son el primer nivel de control. Revisan los pasaportes y evalúan a los viajeros. Los agentes especiales de inmigración y aduanas (ICE) entran en acción cuando se detecta a un sospechoso. Son el siguiente nivel de alerta, responsables de detectar la actividad criminal, desmontar operaciones de contrabando y conseguir confesiones. En “JFK: Control de aduanas”, National Geographic Channel logra meter la cámara más allá de los límites permitidos para ser testigos de interrogatorios, procesos de identificación y arresto de criminales.

El oficial supervisor al frente del equipo de los CBP, Joe Finn, comenta sobre su trabajo: “Me encanta pillar a los traficantes de droga. Es lo que me parece más interesante de todo porque es una pesquisa a la que hay que seguirle el rastro y, cuando la encuentras, es muy gratificante”.

Los traficantes utilizan todo tipo de métodos para tratar de introducir las drogas en el país. A veces es toda una obra de arte del camuflaje. Otras veces, es más simple. En uno de los episodios veremos cómo los agentes descubren que un hombre procedente de Ecuador se había tragado varias bolas de heroína líquida. En otro, será la maleta de un joven de 18 años la que llame la atención de la policía hasta comprobar que la cocaína estaba escondida entre sus ropas.

Pero las drogas no son lo único que buscan los agentes. Fruta, carne y otros productos procedentes del extranjero, no autorizados en EEUU por su potencial riesgo de introducir plagas y bacterias que podrían desestabilizar el sector agrícola americano, son confiscadas y destruidas. En 2011, el volumen de piezas incautadas rondó las 25.000. En el departamento de correos, los oficiales inspeccionan más de 700,000 paquetes al día en busca de drogas, falsificaciones, dinero, animales exóticos o algo peor. Todo puede pasar a lo largo de una jornada de trabajo en JFK.   

Episodios de estreno en enero:

“JFK: Control de aduanas. Un paquete para el jefe”

Jueves, 24 de enero, a las 22.35 horas

Si Nueva York nunca duerme, tampoco lo hace su aeropuerto internacional JFK. Los agentes de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP) y los agentes especiales de la policía de inmigración y aduanas (ICE) no pueden bajar la guardia en ningún momento. En este episodio el equipo se enfrenta a casos especialmente complicados: un hombre que transporta cuatro kilos de cocaína y se niega a confesar quién iba a recibir la droga, dos vuelos que llevan artículos de contrabando entre la carga, un pasajero que miente cuando asegura que han secuestrado a sus padres en Pakistán y un joven cuya historia oculta un secreto que los agentes intentan entender.

“JFK: Control de aduanas. Cocaína en los zapatos”

Jueves, 31 de enero, a las 22.35 horas

Los funcionarios y agentes especiales de Seguridad Nacional siguen luchando contra los intentos de introducir cocaína y otras sustancias ilegales a través del aeropuerto internacional JFK de Nueva York. En la sala de correo encuentran pastillas prohibidas dentro de varios paquetes y en las maletas de una familia sometida a un registro aparecen varias sorpresas entre las especias y el arroz. En el caso de un hombre que lleva los zapatos llenos de cocaína, dos de los agentes se encuentran con un problema inesperado: tienen que averiguar la verdadera identidad del sospechoso.

Seguir leyendo