Viaje y Aventuras

Los 10 mejores lugares para ver las hojas de otoño

Descubre el fabuloso manto de hojas de otoño en todo el mundo.

Por National Geographic

Del libro de National Geographic Four Seasons of Travel

Condado de Sonoma, California

www.sonomacounty.com/

Con hojas en árboles y viñas, el follaje de otoño es doblemente intenso en el Condado de Sonoma. Conduce a través del valle de Sonoma a lo largo del río Arnold, franqueado con toldos multicolores de robles y arces. Sigue hasta el valle del río Russian, donde los viñedos pintan el suelo con tintes de fuego solar y los vinos se combinan con las cosechas de calabaza de octubre.

Norte de Nuevo México

www.encahantedcircle.org

En un estado mal caracterizado como un desierto de una única estación, la parte norte de Nuevo México -que alcanza los pies de las Rocosas- vibra con el ritmo de las estaciones. Conduce los 134 kilómetros del Enchanted Circle, que se extiende desde Taos hasta el río Red, y verás un paisaje diverso y panorámico de valles verdes, bosques de álamos, lagos de montaña que se vuelven dorados a finales de septiembre y comienzos de octubre.

Condado de Holmes, Ohio

fallinamishcountry.com

En el corazón de la zona central del territorio Amish, arces, robles y el emblemático árbol estatal, el castaño de indias, cuelgan sobre carreteras estrechas que serpentean a través los campos de maíz ondulados. Conduce bajo las ramas brillantes rojas y amarillas compartiendo la carretera con coches de caballos de los Amish y parando en las granjas situadas junto a la carretera lo largo del camino.

Península Gaspé, Quebec, Canadá

www.tourisme-gaspesie.com

A lo largo de la costa de Quebec, las hojas de los arces se vuelven rojas recordando a la hoja de la bandera de Canadá. En la península Gaspé los árboles tienen como telón de fondo las aguas azules del golfo de San Lorenzo. Sube las montañas del Parque Nacional de la Gaspésie, o admira las hojas disimuladamente mientras observas a las ballenas en el Parque Nacional de Forillon, donde hay siete tipos de ballenas que visitan la zona en octubre.

Valle del Duero, Portugal

www.dourovalley.eu/es/

El otoño transforma el valle del río Duero, que surca el norte de Portugal, en un mar de rojo, naranja y amarillo como los viñedos de las terrazas que están en cuesta a lo largo de las riveras del río preparándose para el invierno. Coge un crucero a lo largo de los 200 kilómetros de río y combate el frío de otoño con un vaso de vino en uno de los locales del puerto más famosos de la región.

Bavaria, Alemania

www.romanticroad.com

La parte sur de Alemania está saturada de bosques alpinos que explotan con colores en contraste con las montañas espolvoreadas por la nieve. Serpenteando a lo largo de 360 kilómetros, la Romantic Road, que empieza por la región vinícola de Franconia -donde los festivales de vino locales señalan el calendario de otoño- y baja hacia el sur a través de ciudades centenarias como la medieval Rothenburg ob der Tauber o Dinkelsbühl. Abarrotadas de turistas en verano, el otoño ofrece ritmos más relajados para ver las hojas.

Transilvania, Rumanía

www.romaniatourism.com

El otoño rompe el hechizo del Conde Drácula en Transilvania, un lugar plagado de leyendas e imágenes de castillos medievales en tonos sepia y luz de luna nebulosa. Ponte a prueba en la Transfăgărăşan, 90 kilómetros en coche a través de las montañas Fagaras llenas de curvas de 90 grados, muy cerradas y con las vistas más espectaculares del follaje más fino del otoño.

Moscú, Rusia

mgomz.com

Moscú está desafiando su estereotipo como una estricta y gris metrópolis de la era soviética, y convirtiendo las tierras de los antiguos zares en parques públicos que pintan la ciudad con tonos de otoño. Prueba Kolomenskoye, donde los palacios azules y encalados y las cúpulas en forma de cebolla interrumpen un bosque y filas de huertos de manzanos.

Valle de Jiuzhaigou, provincia de Sichuán, China

whc.unesco.org/en/list/637

El valle de Jiuzhaigou aloja a parte de la flora y fauna más diversa en China. El otoño desata una competición entre los colores dramáticos de las hojas rojo anaranjadas, las banderas de oración de colores del arco iris de las aldeas tibetanas y los lagos teñidos de color esmeralda que salpican el paisaje.

Kyoto, Japón

www.japan-guide.com

En Japón, la tradición de ver la caída de las hojas -llamada koyo- es reflejo de la costumbre de ver florecer a los almendros en primavera. Uno de los mejores lugares para el koyo es Kyoto, en la isla de Honsu, donde las vívidas hojas enmarcan los inclinados techos de los templos, retales del pasado imperial de la ciudad de cientos de siglos. La iluminación nocturna perfora las pesadas ramas translúcidas que llegan a su altura, desde mediados de noviembre hasta diciembre.