Viaje y Aventuras

Los 10 mejores platos que probar en Quebec

Si alguna vez estás en Quebec, asegúrate de probar la poutine. Y los bagels. Y el caramelo de sirope de arce. Y… simplemente pruébalo todo de esta lista. No te arrepentirás.

Por National Geographic

Poutine

La poutine posiblemente sea el plato insignia de Quebec. El caótico montón de patatas fritas, caldo espeso de carne y requesón no es nada nuevo, pero en tiempos recientes ha experimentado un renacimiento, extendiéndose por todo Canadá y más allá. Han aparecido versiones gourmet en restaurantes de moda, e incluso el New York Times se ha subido al carro, celebrando la llegada de la poutine a Manhattan. La receta tradicional sigue siendo la mejor para los recién llegados a la poutine. Eso significa escoger la versión básica –corte grueso, patatas caseras, salsa casera y requesón fresco– en un puesto de patatas de carretera. Estos puestos pueden encontrarse en las principales calles de la ciudad a lo largo de las carreteras que cruzan la provincia.

Bagels en Montreal

Los habitantes de Montreal juran sobre sus bagels, que son más pequeños y densos que sus famosos primos de Nueva York. El bagel al estilo Montreal se cocina con fuego de leña y muchos de los locales de bagels de la ciudad los hornean a la vista de las mesas de los clientes. Pilla una mesa cerca del horno en llamas para tener un perfecto descanso en un día de invierno. Los dos grandes rivales son St. Viateur Bagel y Fairmount Bagel. St Viateur posee varios locales por toda la ciudad; los cafés Monkland y Mont-Royal son los más agradables para sentarse. Fairmount tiene un local abierto las 24 horas, y sus bagels también están disponibles en muchas tiendas de comestibles de Montreal.

Tire sur la Neige en Montérégie y Laurentians

Quebec es conocido por todas las cosas relacionadas con el arce, pero esta es una de las cosas más típicas que ofrece la provincia: Tire sur la Neige, o simplemente caramelos de sirope de arce. Es un caramelo masticable hecho a base de verter la savia de arce hervida, todavía caliente, directamente sobre la nieve fresca. El resultado es un dulce suave y flexible que pide a gritos ser comido de inmediato. El Tire sur la Neige está disponible en la mayoría de cabañas de azúcar. Estas cabañas productoras de sirope de arce abiertas al público pueden verse por todo el sur de Quebec, encontrándose la mayor concentración en la región de Montérégie (en la costa sur de St. Lawrence, cerca de Montreal) y en Laurentians.

Queso en Eastern Townships

La cultura del queso tiene tanto éxito en Quebec que existe una route des formages diseñada al completo para los turistas aficionados al queso. La ruta incluye a productores por toda la provincia, pero si dispones de tiempo limitado, en Eastern Townships tienes muchas opciones. En parte la floreciente cultura de los lácteos en la región se debe a la legalización de los quesos hechos con leche joven y cruda (la producción de quesos suaves con menos de 60 días de maduración está prohibida en la mayor parte de América del Norte). Pregúntale sobre ello a los especialistas locales en cualquier sitio donde estés. En lugar de copiar a los famosos quesos franceses, los productores de Quebec han decidido crear sus propias variedades.

Sish Taouk en Montreal

El Sish Taouk es el principal bocado de carne en las calles de Montreal. Es una variante local de shawarma de pollo –pollo marinado, sin hueso, asado en un espetón vertical para después cortarlo e introducirlo en pan de pita con verduras encurtidas y hummus– y está por todas partes en la ciudad. Existe un poco de confusión sobre el nombre del plato –shish taouk y shawarma significan cosas distintas en diferentes lugares de la diáspora culinaria de Oriente Medio en estos días– así que asegúrate de tener claro lo que pides. Si simplemente pides “shawarma”, posiblemente te sirvan ternera.

Sándwich de carne ahumada en Montreal

No lo llames pastrami. El sándwich preferido de Montreal guarda algún parecido con la especialidad de los deli de Nueva York, pero también hay diferencias importantes: en el proceso, en las especias utilizadas para curar la falda de ternera y en el sabor resultante. El rey indiscutible de la carne ahumada es el Schwartz’s Montreal Hebrew Delicatessen. Schwartz’s lleva cortando en rodajas y sirviendo desde 1928, y todavía sigue en su establecimiento original en el bulevar Saint-Laurent. Busca una silla, pide carne ahumada con arroz y forma parte de una tradición con 80 años de antigüedad.

Tourtière en la ciudad de Quebec

El Tourtière es un pastel de carne tradicional de Quebec. El relleno varía de una región a otra, pero con frecuencia contiene carne picada de cerdo, ternera, o carne de caza. Los pasteles se venden en tiendas de alimentación por toda la provincia, pero uno de los mejores lugares para probarlo es el Aux Anciens Canadiens, un restaurante en la ciudad de Quebec especializado en la cocina tradicional quebequense. Además de su tourtiére, Aux Anciens Canadiens también sirve otros clásicos: la tradicional sopa de guisantes, guiso de alubias, ragout de pezuñas de cerdo y el postre quebequense por excelencia: la tarta de sirope de arce.

Couscous en Montreal

Como la segunda mayor ciudad francófona, Montreal atrae a muchos inmigrantes de habla francesa. En estos días, particularmente, del norte de África y de las antiguas colonias francesas en el mundo árabe. Más del 20 por ciento de los residentes en la ciudad afirman tener orígenes árabes o norteafricanos, y el resultado es una impresionante mezcla de cocinas regionales a disposición de los visitantes. Las “Couscouseries” han florecido, ofreciendo especialidades marroquíes, tunecinas y argelinas. Se pueden encontrar sobre todo en la zona de Plateau Mont-Royal.

Tassot haitiano en Montreal

El Tassot es un plato tradicional haitiano, hecho con carne seca de cabra o ternera marinada en zumo de cítricos. A medida que la comunidad haitiana de Montreal continúa creciendo (alcanzó el 2 por ciento de la población de la ciudad en el censo del 2001), el tassot es cada vez más habitual, así como otros habituales de las cocinas franco-caribeña y criolla. Uno de los locales haitianos preferidos es Ange & Ricky, un sencillo lugar cerca del mercado Jean Talon. Coge una fuente de tassot, arroz y plátanos fritos para llevar.

Cordero de Charlevoix

El cordero de Charlevoix es único, y sus productores están respaldados por la ley en ello. En 2009, la región se convirtió en la primera en América del Norte en tener un producto alimenticio protegido legalmente: al igual que el champán francés o el jamón de Parma italiano, solo el auténtico cordero de Charlevoix puede ser vendido como tal. La región de Charlevoix se extiende al este de la ciudad de Quebec y al norte de St. Lawrence. Es una zona que destaca por su diversidad, combinando marismas con montañas, zonas de agricultura y fiordos, además de estar considerada como Reserva de la Biosfera por la UNESCO. Así que incluso si no eres muy aficionado a comer cordero es una zona que merece la pena visitar.