No te pierdas las 10 mejores escaladas del planeta

Del libro de National Geographic "The 10 Best of Everything"

Por National Geographic

Monte Khuiten, Mongolia

En Mongolia, el paisaje nos regala grandes panorámicas como las interminables estepas, los caminos de los nómadas y los parajes remarcados por las montañas Altai. Esto hace que la escalada del Khuiten sea lo de menos a la hora de establecer este recorrido.

Este lugar tiene un emplazamiento único entre Rusia, China y Mongolia. Para alcanzarlo, los caminantes han de atravesar una de las regiones más remotas del planeta, eso si, marcada por la hospitalidad de los nómadas kazajos que se cruzarán en su camino.

Kilimanjaro, Tanzania

Este gigante africano de cumbre achatada es el monte más alto del continente, localizado en la frontera entre Tanzania y Kenia, y formado por tres volcanes extintos: el Kibo, el Mawenzi y el Shira. Su pico más alto, el Uhuru, tiene 5899 metros de altitud.

Alcanzar la cima del Kilimanjaro es emocionante. Tomando la ruta del Machame, puedes cruzarte con un increíble espectáculo de animales y pájaros. A continuación caminarás por la llanura de Shira a través del cañón del Gran Barranco, hasta alcanzar la cima. Si todo va según lo previsto, llegarás al punto Stella con la oportunidad de continuar alrededor del borde de Kibo hasta llegar al Uhuru.

Los Andes, Peru

El camino inca supone una inmersión absoluta en una gran variedad de ecosistemas, desde llanuras y desiertos a frondosos bosques tropicales. Verás cumbres nevadas o ríos salvajes. El Machu Picchu, lugar estrella de la expedición, es la ciudad perdida y redescubierta en 1911 por Hiram Bingham. Después continúa tu viaje y llegarás al corazón del imperio inca, Cuzco.

Everest, Nepal

La montaña más alta del planeta se eleva a 8856 metros sobre el nivel del mar. Durante décadas, este gigante ha sido desafiante para todo alpinista que quiera coronarlo, marcando la diferencia entre los escaladores y los héroes. Fue conquistado por primera vez por Sir Edmund Hillary y Tensing Norgay en 1953, cuando llegaron al pico a través de la ruta de South Col. Desde entonces, ha sido coronado por otras 2000 personas. Es de lejos la ruta de escalada más popular en la cordillera.

Matterhorn, Suiza

Localizado en los alpes suizos, el Matterhorn, es una de las montañas más reconocibles de Europa. Con su forma de pirámide tallada en la roca, este pico sirve de punto de referencia geográfico. Para muchos escaladores, en él se encuentra la cuna de su deporte, siendo un clásico para los practicantes más puristas de este deporte.

Monte Elbrus, Rusia

Inestable y dinámico, el monte Elbrus establece la torre de vigilancia caucásica entre Europa y Asia, siendo un enorme volcán de doble cono. Para el escalador de nivel medio, esta es una opción perfecta debido a su morfología y a su altura. El viaje a este gigante regala la oportunidad de conocer a diferentes etnias, como turcos, georgianos o rusos.

Cilaltépetl y Iztaccíhuatl, México

En el corazón de México, a 1300 kilómetros al sur de la frontera con Estados Unidos, se encuentran Citlaltépetl e Iztaccíhuatl, tercer y séptimo picos más altos de Norteamérica con 5614 y 5233 metros respectivamente. Ascendiendo estos maravillosos lugares, podremos darnos cuenta del significado de Iztaccíhuatl (mujer blanca), pues su forma recuerda a una dama durmiente en el suelo.

Denali, Alaska

El monte McKinley, también llamado Denali en la lengua atabascana, forma parte del parque natural al que da nombre en Alaska. Con 6194 metros de altitud, es la montaña más alta de América del Norte. Desde su base hasta su cima, se alza majestuosamente durante 5490 metros, un aumento de la elevación sin igual en cualquier parte del mundo. Ninguna otra montaña ofrece unas vistas tan impresionantes y variadas en cada día de ascenso. El enorme tamaño y la belleza del monte McKinley crean un magnetismo que continuamente atrae a montañeros de todo el mundo. Los meses preferidos para la escalada del Denali son mayo y jnio, antes de que exista un mayor riesgo de avalanchas y grietas abiertas. La montaña proporciona una experiencia inolvidable, llegando al alma de todos los montañeros que han asumido este desafío.

Annapurna, Nepal

Si lo que buscas es diversidad geológica y cultural, tu destino es el Annapurna (Nepal). Rodeando el Himalaya, pasarás de las áridas montañas a los bosques de bambú. La mayor parte de visitantes escalan por el famoso Thorung La, de 5368 metros de altitud. La escalada en esta gloriosa montaña tiene recompensas como los espectaculares colores anaranjados del amanecer, que le dan a los picos del Himalaya un brillo ardiente. 

Damavand, Iran

Las montañas de Elburz se posicionan inmensas sobre el mar Caspio al noreste de Teherán. Damavand son unos picos con una altitud de entre 5612 y 5795 metros. El vapor de las aguas termales, las fumarolas que señalan su volcán durmiente y dos pequeños glaciares hacen de ellos un lugar increíble ante los ojos del visitante.

Seguir leyendo