Inteligentes y muy simpáticos, los orangutanes comparten casi el 97% de nuestro ADN humano y son nuestro pariente animal más cercano. Hace sólo 100 años, se estima que 600.000 vagaban sin rumbo por las selvas de Borneo y Sumatra.