16+
En un primer momento, para la mayor parte de sus compatriotas, Hitler no es más que un excéntrico iluso que se mueve en los márgenes de la vida política alemana. En 1929 con la crisis económica, el miedo al caos y a los "rojos", los alemanes votaron en masa por Hitler.