A veces se abren enormes socavones que se tragan edificios enteros sin previo aviso, y las arenas movedizas engullen a una persona tan rápido que queda enterrada viva. National Geographic analiza estos fenómenos extraños de la naturaleza desde el punto de vista científico.