El arte japonés de pintar un dragón con un solo trazo

Los artistas japoneses llevan pintando con la técnica de Hitofude-ryuu, usando tan pocos trazos como sea posible, desde principios del siglo XVII.viernes, 13 de julio de 2018

El arte japonés de pintar un dragón con un solo trazo
El arte japonés de pintar un dragón con un solo trazo

Este artista utiliza la técnica Hitofude-ryuu para pintar el torso de un dragón con un solo trazo.

La técnica de pintura japonesa tradicional comenzó durante el periodo Edo en Japón, entre 1603 y 1867. Es una forma de sumi-e, un estilo de pintura que utiliza tinta y un pincel similar al que se usa en caligrafía, y algunos artistas transmiten esta habilidad en sus familias durante generaciones.

Esta técnica exige un equilibrio hipnótico entre la presión de un pincel blando y otro duro. El artista mueve el pincel sobre el lienzo con un movimiento, pero aplica presiones diferentes alternativamente en la página. Estos pequeños movimientos crean las escamas del torso del dragón. La belleza y majestuosidad de una sola pincelada captura el espíritu del dragón en los retratos.

También se cree que el trazo único protege o da buena suerte financiera o romántica a los clientes que piden estos cuadros. Se dice que un dragón que mira hacia arriba trae suerte, mientras que los que miran hacia abajo ofrecen protección.

Cuando un artista crea un dragón, añade caracteres personalizados llamados bonji, que se parece a un dios en particular, normalmente relacionado con las necesidades profesionales o personales del cliente. Por ejemplo, podría añadir el bonji de un dios sanador como deseo de buena salud.

El artista del vídeo tiene un estudio en Kioto y pinta todos los días. Hitofude-ryuu requiere una gran concentración y mucho trabajo en los detalles, de forma que solo suele completar entre tres y cinco imágenes al día. Le llegan pedidos de todo el mundo y ha viajado a Florida, Mongolia y las Filipinas para exhibir su obra.

Seguir leyendo