El realizador Christian Baumeister recorre el Pantanal buscando al más grande y esquivo de los felinos sudamericanos, el jaguar. En una zona con una fauna increíblemente rica que incluye caimanes, nutrias, tucanes y guacamayos, Baumeister pretende hacer realidad su sueño más ambicioso: filmar a un jaguar atacando a un caimán.