El mayor hallazgo fósil de todos los tiempos lo ha realizado un niño de nueve años al encontrar por casualidad el esqueleto de un niño homínido que vivió hace dos millones de años. Se trata de un descubrimiento que hace tambalearse todo lo que creíamos saber sobre nuestros orígenes. Se calcula que este homínido vivió hace dos millones de años, un momento clave de la prehistoria que sigue rodeado de misterio. Se trata de uno de los periodos más desconocidos de la línea evolutiva de la humanidad, el momento en el que los científicos creen que los homínidos estaban empezando a dejar atrás sus características más simiescas