Las aguas del Amazonas y sus afluentes están en un nivel muy bajo cuando las lluvias torrenciales empiezan a caer con una fuerza descomunal. En pocos meses, la selva quedará sumergida bajo casi treinta metros de agua, suficiente como para sumergir un edificio de diez plantas. La fauna de la selva sobrevive haciendo grandes esfuerzos. Este documental narra una historia de peligro y competición, dificultades y valor, una historia que despertará admiración en todos los espectadores y quedará grabada en su memoria durante mucho tiempo.