Esta planta modificada genéticamente brilla cuando la atacan

Este vídeo muestra las alarmas internas que emiten las plantas cuando necesitan poner en marcha su método de defensa.lunes, 17 de septiembre de 2018

Esta planta modificada genéticamente brilla cuando la atacan
Esta planta modificada genéticamente brilla cuando la atacan

Cuando las plantas están heridas, envían señales de alerta que se extienden a otras hojas, dando la voz de alarma y activando mecanismos de defensa en las zonas intactas. Ahora, un equipo de investigadores ha captado esta actividad en una serie de vídeos hipnóticos que contribuyen a explicar el complejo tema de la «inteligencia» vegetal.

«Las plantas parecen ser muy inteligentes. Hacen lo adecuado en el momento oportuno, captan una cantidad enorme de información medioambiental y la procesan», afirma Simon Gilroy, que dirige el laboratorio de botánica de la Universidad de Wisconsin-Madison. «Sin embargo, no tienen cerebro, la unidad de procesamiento de información que creemos que sería necesaria para realizar todos esos cálculos elegantes».

Para comprobar cómo se comunican las plantas internamente, los investigadores del laboratorio de Gilroy modificaron plantas genéticamente con una proteína fluorescente verde que procede de las medusas. Esta proteína brillante puede vincularse a sustancias específicas, de forma que el equipo puede ver cómo reaccionan a los estímulos varias sustancias químicas en el interior de las plantas.

Tras un ataque, como una oruga que muerde una hoja, las plantas liberan un aminoácido denominado glutamato. A su vez, esto activa los niveles de calcio del resto de la planta, lo que desencadena los mecanismos de defensa para evitar más daños. Algunas plantas liberan compuestos volátiles para repeler los ataques de los insectos o para atraer a otros insectos que se alimentan de los agresores de la planta. Por ejemplo, la planta del algodón atrae avispas que se alimentan de polillas cuando las larvas de polilla la atacan.

Un hilo conductor

Para este estudio, el equipo de Gilroy combinó la proteína fluorescente con otra proteína que se enlaza con el calcio, y el resultado es una plantas mutante que brilla cuando se produce un pico de los niveles de calcio.

Cuando observaron las plantas heridas bajo el microscopio, observaron en tiempo real cómo se extendía la señal por la planta en cuestión de minutos. Investigaciones similares sobre la comunicación vegetal han señalado al glutamato y el calcio como partes fundamentales de este proceso, pero Gilroy es el primero que muestra la actividad con tan alto grado de detalle.

Tanto el glutamato como el calcio desempeñan papeles similares en todos los reinos, humanos incluidos.

«Te late el corazón porque se libera calcio dentro de las células que provocan las contracciones musculares», afirma Gilroy. «La señalización con calcio es un hilo conductor en biología.

Sin embargo, la ciencia está empezando a entender cómo usan las plantas estas herramientas biológicas compartidas para comunicarse», explica Gilroy, de forma que estudios como este podrían desvelar las aplicaciones a largo plazo del idioma de las plantas.

«Si logramos entender cómo activan las plantas sus defensas naturales de forma preventiva, podríamos ser capaces de hacerlo cuando quisiéramos», afirma. «En ese caso, podríamos observar que hay una indicación del brote de una plaga y hacer que se defiendan de esa plaga antes de que se convierta en un problema».

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

Seguir leyendo