18+
Morfina, metanfetamina, sedantes, testosterona, sanguijuelas, e incluso heces de un soldado alemán. Son solo algunas de las más de setenta drogas, vitaminas y brebajes que consumía Adolf Hitler durante los nueve últimos años de su reinado.