None
Arena caliente donde se pierde la mirada, el Namib es el más antiguo desierto del mundo, y uno de los más hostiles. Pero incluso en este caso, en un valle llamado Hoanib, hay vida. Algunos animales han desarrollado una forma única para adaptarse a la dura vida en una zona tan seca. Los más grandes son los elefantes del desierto quienes para sobrevivir en el desierto tienen que recorrer largas distancias, llenas de privaciones.