La cascabel muda tiene un veneno increíblemente mortal

Las cascabeles mudas tienen una mordedura tan venenosa que los humanos solo tienen un 25 por ciento de posibilidades de sobrevivir a una.

Por Redacción National Geographic
Publicado 13 nov 2017, 10:38 CET
La cascabel muda tiene un veneno increíblemente mortal

Las cascabeles mudas tienen una mordedura tan venenosa que los humanos solo tienen un 25 por ciento de posibilidades de sobrevivir a una. La cascabel muda es la víbora de foseta más larga del mundo. Puede detectar el más mínimo olor o vibración en su entorno. Las víboras de foseta tienen ese nombre por el órgano que detecta el calor corporal de otros animales, algo que usan para localizar a sus víctimas. 

La cascabel muda usa sus colmillos para conducir a su presa hacia su esófago. Siempre empieza a devorarla por la cabeza. Una vez saciada, pone sus huevos y no volverá a comer en meses. La serpiente habrá desaparecido cuando los huevos eclosionen y sus crías tendrán que encontrar solas su propia comida. 

Para más historias como esta, no te pierdas El secreto de los depredadores en National Geographic Wild.

ver vídeos

Animales2:24

Un pigargo se enfrenta a una cobra venenosa

loading

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2024 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved