Cuando la nieve cubre el paisaje, el aire se vuelve mágico. Para muchos, el invierno es una época divertida y festiva, pero para los animales salvajes resulta un periodo difícil en el que solo los mejor adaptados sobreviven. La naturaleza nutre al bosque y a sus plantas y animales, les da calor y agua en primavera –el legado del invierno para el año nuevo. El invierno puede ser una época marcada por la dureza, pero también por una fortaleza sorprendente.