Medio Ambiente

La nieve y el cielo se vuelven naranjas en Europa oriental

Según los meteorólogos, este fenómeno ocurre una vez cada cinco años. Miércoles, 28 Marzo

Por Elaina Zachos - National Geographic

Una nieve de color entre dorado y rosado ha caído en algunas partes del Europa oriental, convirtiendo los picos invernales de Rusia, Bulgaria, Ucrania, Rumanía y Moldavia en escenas playeras o de otro mundo.

¿Qué ha provocado este fenómeno de color mandarina? ¿Ha ocurrido antes? ¿Ocurrirá de nuevo? Te respondemos a estas y otras preguntas en este artículo.

Galería relacionada: La impresionante belleza de las tormentas en 19 fotografías

A partir del viernes pasado y durante el fin de semana, la nieve de la región ha adoptado un tinte sepia gracias a la arena procedente del Sáhara. Los vientos en dirección contraria a las agujas del reloj del sistema de bajas presiones sobre Europa trajeron vientos del desierto e hicieron que ascendieran a la atmósfera. Allí, el polvo africano se mezcló con lluvia y nieve y a continuación descendió de los cielos europeos a las laderas nevadas.

El jueves, antes de que se informara de la nieve anaranjada, los vientos saharianos cargados de arena se movían por el mar Mediterráneo, rodeando la isla griega de Creta con un tono de color óxido, limitando la visibilidad y extendiéndose a Turquía. Según el Observatorio de Atenas, que ha observado grandes concentraciones de polvo en los últimos 10 años, este episodio es una de las mayores transferencias de arena a Grecia desde el Sáhara.

Según la BBC, este fenómeno arenoso ocurre una vez cada cinco años, aproximadamente. En octubre, la tormenta Ofelia llevó arena del Sáhara hasta los cielos de Reino Unido, que adoptaron tonalidades rojizas, mientras que los fuertes vientos avivaron los incendios forestales que asediaban Portugal y España.

Seguir leyendo